Home / Países / Asia / China / Chengdu: un poco de lo que viví

Chengdu: un poco de lo que viví

La única razón que tenía para pasar por Chengdu era ir a la reserva de pandas. Estos animalitos tan de peluche (¿o era al revés?) siempre me despertaron curiosidad. Pero me sorprendí con la ciudad apenas me subí al taxi camino al departamento.

Hay árboles por todos lados, ríos, parques y flores. Definitivamente es una ciudad verde en comparación con las demás que visité excepto por Nanjing y sus parques. Me sentí más en casa con la hilera de árboles en las veredas.

El primer día salí a caminar por los alrededores y cené con mi host en un restaurant a la calle. Con esto me refiero a un negocio del tamaño de un garaje con sólo cuatro mesas y una cocina pequeña. El arroz venía gratis con la comida. Pedimos un plato de berenjenas con vegetales y otro de chauchas con ajo. Comimos muy bien y gastamos 14 yuanes entre los dos. Menos de 3 USD… incluso acá es barato. Y esto me lleva a pensar en el costo de la comida y por qué permitimos que haya gente que igual no tiene para comer. Sé que es otro tema, pero me es imposible no ponerme a comparar entre países y formas de vida. El por qué me aflora por los poros casi todos los días.

canales en Chengdu China
Me crucé con muchos ríos con árboles y parques. El agua estaba sucia pero el verde compensaba.
qué hacer en Chengdu China
Avenida de edificios nuevos, supermercados y tiendas. Y esas motos eléctricas que están por todos lados e incluso andan sobre la vereda.
qué ver en Chengdu China
Puesto ambulante de torta frita para el desayuno.

Al día siguiente me desperté 7 am para ir a la reserva de pandas gigantes. Tomé un colectivo hasta la estación central y allí estuve 20 minutos preguntando cómo ir. El colectivo 60 me llevaba. Cuando más de cuatro personas te dan la misma respuesta entonces se puede confiar. En China muchas veces te dicen cualquier cosa con tal de no aceptar que no tienen la menor idea o admitir que no te entienden.  Diferentes costumbres, no se debe juzgar a la liguera, pero es bueno saberlo para tener cuidado.

El 60 no es como los demás. Es pequeño y todo de madera como los subtes antiguos de Buenos Aires. Un colectivo de gnomos. No me pude sentar porque había mucha gente mayor y ellos son muy respetuosos con los ancianos y los niños. No se hacen los dormidos y enseguida les ceden el asiento. Incluso la gente joven se levanta rápidamente.

Tardó cerca de una hora y me la pasé preguntando a todo el mundo si sabían dónde estaba la reserva. Los colectivos en china no tienen letreros en inglés como los subtes, sólo caracteres. Cada vez que me subo a uno no sé dónde voy a parar y entro en estado de ansiedad. Al final una chica se bajaba en el mismo lugar. Mi ángel estaba más cerca que nunca porque pregunté justo una parada antes a la persona indicada.

Una vez dentro me encontré con tres suizos que tenían una guía china. Hicimos todo el recorrido juntos y luego fuimos a almorzar (chequear Visitando los Pandas en Chengdu).

Ellos tenían chofer así que no tuve problemas para volver a la ciudad (mi ángel de nuevo). Comimos en un pasaje turístico diseñado con el estilo de la dinastía Qing. Estaba repleto de negocios de artesanías, trajes y cosas típicas de la provincia de Sichuan. Había un lago artificial con un puente con techo donde las personas se sentaban a descansar, estatuas vivientes y, por supuesto, un Starbucks. El área se llama Jinli Old Street, si se está en Chengdu es un lindo lugar donde pasar el rato.

Jinli Old Street Chengdu China
Nuestra guía caminando por Jinli Old Street.
AAA 511
En año nuevo se pone un deseo dentro de las bolsas y se cuelga lo más alto posible.
deseos Jinli Old Street Chengdu China
Mientra más alto mejor.
shopping Jinli Old Street Chengdu China
Jinli Old Street, con un poco de color.
visitar Chengdu China
Muchas casas de té y restaurantes.
AAA 519
Instrumentos típicos.
AAA 522
Estatua viviente.

Me encantaría poder mostrar lo que nos costó comer la sopa de fideos con los palitos. No queríamos hacerlo al estilo chino porque es muy ruidoso y va en contra de nuestras costumbres en la mesa. Lo mismo pasaba con la carne que venía con huesos. Ellos los escupen en el piso, pero nosotros intentábamos ponerlos en una bolsita sacándolos de la boca cuando los demás se distraían. Creo que lo mejor es hacerlo al estilo chino, de lo contrario terminas dejando la mitad de la comida y frustrándote. No es mi caso por suerte, me estoy volviendo buena con los palitos y ya puedo comer fideos al estilo occidental, enrollándolos sin sorberlos. Aunque no sin provocar risas entre los orientales que no entienden para que me esfuerzo tanto. Y si lo pensás desde su punto de vista también te da risa.

Un amigo me preguntó si tenían modales en la mesa. Sería tonto ponerse a juzgar su forma de comer. Ellos podrían hacer lo mismo con nosotros. No hay reglas verdaderas, cambian según las costumbres. Quizás en un país está mal eructar después de comer y en otro es una falta de respeto no hacerlo. Sus caras de desconcierto frente a determinadas actitudes mías, como tomar sol, te hace ver lo diferente que somos. Y al mismo tiempo tenemos un montón de cosas en común.

Disfruto más de las diferencias. Le da un sabor distinto a viajar. Creo que la globalización está borrando un poco la cultura de cada país. Espero que nunca lleguemos a ser todos iguales. Hay tanto que aprender de cada cultura que sería una pena perderlas. Ahora entiendo porque algunos luchan tanto por mantener vivas nuestras tradiciones, nuestros orígenes. Cuando vuelva a Argentina quiero aprender más sobre mi país. Es muy loco que me dé cuenta ahora de ello.

Caminamos una hora  y luego nos fuimos sin la guía a un mercado de comida. Ellos querían ver la vida real de la gente de acá pero ella no parecía feliz e insistió en que era un lugar sucio y feo. Sucio era cierto y hasta encontramos una rata muerta. Pero nada terrible, nos tomamos una cerveza en un puestito allí mientras bajaba un poco el sol. Luego a cenar a un restaurante carísimo. Los platos eran gigantes y pidieron diez distintos. Casi no pude comer de lo picante que era la comida. Terminamos rojos y muriendo de calor. Las meseras se reían. No me dejaron aportar dinero en ningún momento diciendo que para mí era un día más de viaje y ellos hubieran gastado lo mismo de todas formas. Probablemente cierto ya que ordenaban cada cosa diferente que veían.

Los chicos se fueron a un pub y yo a dormir a casa. Me invitaron a ir al día siguiente con ellos a una montaña con monos que todos los libros recomiendan (Qingcheng Shan si mal no recuerdo). Se iban a quedar a dormir allí y ellos se hacían cargo de mis gastos. Les dije que iba pero a la medianoche desistí porque empecé a sentir los efectos de la gripe. Día siguiente en el sillón escribiendo engripadísima.

Quedó en mi memoria la cara de la guía. Uno de ellos tenía un amigo en una compañía que le dijo a su subordinada que los llevara a pasear, por lo que no era realmente una guía. Tenía tacos como casi todas las chicas acá y, por ende, caminaba lento. Intentaba esperarla pero, hablando con ellos, cada tanto me olvidaba. A nadie más parecía importarle. En un momento compraron helados para todos excepto para ella que se quedó sentada esperando a que siguiéramos caminando. Me dio un poco de lástima. Quizás no les caía bien por algún motivo. Me pareció raro ya que fueron muy amables conmigo. Me divertí mucho en su compañía.

Los occidentales también me parecen raros últimamente. Posiblemente cuando vuelva voy a ser de todos lados y de ninguna parte. Una persona sin hogar. Un espécimen de museo. Una mezcla extraña e incompatible de culturas. Espero que no una especie en extinción…

Me siento un poco rara al pensar en volver. El tiempo dirá, mientras tanto a seguir aprendiendo de la vida.

AAA 524
Té floral en un puesto de venta.
AAA 530
Me imagino a este señor sin celular con la mirada perdida entre las ramas meditando sobre la vida… el celular nos quita un poco de mundo interno y nos distrae con cosas mundanas y pasajeras.
AAA 538
¿Quién quiere calamar? ¿Fideos? Lo que sea.
AAA 536
Patas de pollo. Las venden hasta en el supermercado dentro de un plástico cerrado al vacío.
AAA 531
Puesto de carne en el mercado.

Check Also

Carnet de Passage necesario

Carnet de Passage: ¿necesario para viajar con vehículo propio?

Algunos le dicen Passage, otros Passages y otros lo ponen en castellano, aunque la mayoría no …

One comment

  1. Me fascinó la foto del té floral, es un poema!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.