Home / En qué ando / Proyectos / Un revuelto de arcoíris y tormentas por favor

Un revuelto de arcoíris y tormentas por favor

“Un revuelto de arcoíris y tormentas por favor”, pareciera haber pedido mi alma en África. Es como si el calor, o quizás la vorágine de episodios imprevistos, destapara la cajita de saudades pidiéndome un retiro espiritual urgente.

Viajar en África Occidental

Hace exactamente cuatro años tuve un viaje astral que me llevó a volar sobre el Himalaya y desde ese momento supe que encontraría la paz a través de una búsqueda implacable de la espiritualidad (crecimiento interno). Pero, como es usual, me desvío y cada tanto la vida me agarra de la garganta fuerte para que vuelva a mi camino. “¿Por qué ves sin mirar?”, pues nadie nos enseña a mirar ni a aprender y los últimos años me tocó ser autodidacta. A veces le acierto, muchas otras le erro. Pema Chodron, a través de sus libros, este año me enseñó que la paciencia y la compasión también es bueno aplicarla a uno mismo.

Cuando era niña llegué a pensar que quizás mi propósito en la vida era nivelar la felicidad del resto con lágrimas y mientras más llorara más felicidad dispersaba en algún rincón del mundo. A veces aún me viene a la mente, pero mi cuerpo rechaza la idea. Con el tiempo, aprendí que él es más sabio que mi cabeza, que no hay tal cosa como una balanza que hay que satisfacer y que todos podemos ser felices sin angustias. Son las barreras internas las que debemos franquear; si tan solo naciéramos y dejáramos de acumular instantáneamente todo aquello que nos va a dañar en el futuro… Cada día tengo dos opciones: decidir ser feliz o sumergirme en las revueltas aguas de mis pensamientos sin guía. Mejor darles un guía.

Ya te conté en mi libro cómo es “mi África” y cómo se me da africanear. Esta vez me lo tomé con calma porque fui con una estabilidad interna que me sorprendió a mí misma. Pero, aún así, el continente me sabe a un cóctel explosivo de emociones que me cansan y me hacen preguntar si me habré desviado de mi camino. Mantener la estabilidad interna allí me drena la energía. Y de repente, en una carretera de polvo y flores amarillas, me di cuenta que hace dos años que estoy bien pero solo eso. Que podría estar exactamente igual de bien sin salir de una habitación en Buenos Aires. “¿Estaré pedaleando una ruta que no es la mía? ¿Y entonces?”, me pregunté apenas llegué a Accra (Gana). Entonces mejor volver.

Así fue como en diciembre de 2018 me compré un vuelo para la semana siguiente, organicé dónde dejar la bicicleta y volé al único lugar donde los visados y la legalidad de una estadía prolongada no me juegan en contra. “¿Y ahora?”, volví a preguntarme.

Por primera vez en años decidí parar y decir no a las dos propuestas de viajes que me llegaron apenas puse un pie en Argentina. No a ir desde Europa hasta China en bicicleta. No a recorrer en moto Europa. Necesito parar, ver dónde quiero vivir y construir. Necesito construir. ¿Qué? No tengo idea. Ni qué ni dónde. Por eso es importante parar, para pensar mis prioridades de nuevo y poder construir algo que me represente. ¿Porque no era feliz? No. Estaba y estoy en paz, estable y contenta y supongo que eso me permite darme cuenta de que quiero recalcular la dirección.

Estos meses, que no tengo idea cuántos serán, los usaré para descansar, abrazar, escribir, observar y aprender hasta que la respuesta que busco surja, sin forzarla. Estoy aprendiendo a tenerme paciencia y compasión. A amarme aún más, para poder amar aún más a todos. Estoy aprendiendo a respetar mis tiempos sin forzarme a tomar decisiones que necesitan madurar.

Este post es para contarles que estoy quieta y que no tengo idea cuánto durará ni lo que vendrá. Material para contarles sobre los viajes y lugares que estuve hay de sobra, así que seguiré escribiendo y quizás incluso más frecuentemente que antes. Así que no es un hasta pronto, sino más bien un “volví y me quedo un tiempo con ustedes”.

De paso te invito a reflexionar si te tienes paciencia y compasión a ti misma/o. Si cuando haces algo que te daña te dices “¡que estúpida/o!” con el seño fruncido en vez de abrazarte y decirte que la próxima vez lo harás mejor, prueba algo diferente. Prueba quererte. Quizás los resultados te sorprendan y comiences a ser tu propio refugio y tu propia fuente de amor incondicional.

Me voy a escribir otro post para la próxima semana. ¡Feliz año y feliz vida!

Check Also

Isla de los Uros, Perú

Islas flotantes de los Uros, ¿una experiencia muy comercial? – Puno, Perú

Caí de improvisto en Puno. Debía esperar a que oscurezca para ver si conseguía hospedarme …

38 comments

  1. Para guada, no te rayes, reflexiona descansa y volve a la moto en ruta la mejor terapia. Abrazo grande desde mar del plata.

  2. ALEJANDRO NORBERTO BERMEJO

    Aplaudo tu desición, alma inquieta. Que encuentres tu presente cada instante, no te deseo q seas feliz porque no hace falta. Ale

  3. Bien hecho! a veces hay que parar, incluso desandar, para ver que camino quieres seguir. Las prisas y las inercias pueden ser de ayuda en algunos momentos, pero cuando el camino no es claro, mas vale frenarlas y tomar nuevas perspectivas. Como ya dije alguna vez, si visitas Barcelona estas invitada a un cafe o una colacola…. como agradecimiento a esos viajes que nos has brindado estando en nuestras sillas.

    • 🙂 Y que espero seguir brindándoles. Así es Alex, mejor andar sin prisas cuando el camino no es claro y decidir con tiempo. Gracias, ojalá algún día llegue por esas tierras. Abrazo grande y feliz vida!

  4. Hola Guada.

    No hace mucho que descubrí tus historias en YouTube y a través de él, este blog.

    Desde entonces me he enganchado a seguir tus aventuras.

    No te puedes imaginar el buen rollo que contagias y la capacidad de despertar en nosotros ese espíritu aventurero.

    Hoy al leer este post me doy cuenta que tal vez todos necesitamos parar la noria de vez en cuando.
    En unos casos para bajarnos de ella y en otros casos para subirnos a una noria más grande.
    En unos casos para salir de nuestra zona de confort y en otros casos, para regresar a ella.

    Así que todos los ánimos para disfrutar y ser feliz en tu nueva noria.
    Seguiré igual de atento y te seguiré con la misma pasión.

    Un abrazo

    • Hola Aitor! Me gustó lo de la noria. Sí, creo que cuando te vuelves más adulto te das cuenta que todo está en el equilibrio. Mucho de una cosa cansa así sea nutella, cerezas o viajes. Igual no me desprendo del blog, justamente quiero más tiempo para dedicarle. Abrazo enorme!!!

  5. seria un «volví Catalina»!… muy interesante reflexión… buena estadia en esta otra etapa del camino!

    • jajaja, es verdad! Gracias jorge!

      • Maria Elena Aguero

        Hola Guadalupe. Ayer , x pura casualidad comencé a llerte y me encantó. Soy Ma Elena de Argentina , tengo 63 años y me gustaria vivir un tiempo en algun lugar del Caribe. El problema es q tendria q seguir trabajando xq mi jubilacion es muy pequeña. Cual es el lugar mas lindo del Caribe para vivir y trabajar sin sufrir tanto calor. Mil gracias y Millones de bendiciones de Dios para Vos 💖

        • Hola Maria! No lo sé, no anduve demasiado por el Caribe. Si necesitas trabajar quizás México pero es una cultura muy diferente a la nuestra, habría que ver si te gusta. Y en general las playas son muy turísticas. Si vas para la montaña no hace tanto calor.

  6. Pena que requeriría viajar. Tengo 2 durmientes y una hamaca paraguaya para prestarte y una red wifi para que uses mientras te reinventas.
    Cuándo quieras… probá con aves, son reconectoras con la natureza y el universo.

  7. catalina hace lo que tu corazón siente .vivi la vida a tu manera .que bien lo haces .hermosa .

  8. Vero Fracaro

    hola !!
    cuanto te entiendo!, son tan claras tus palabras! cuando contas la experiencia de que tu cuerpo es mas sabio que tu cabeza…. parece que lo hubiera escrito yo
    medita, creo que es la mejor herramienta para conectarse y sumergirse en uno mismo, y no sientas que parar es perder tiempo, todo lo contrario, es necesario para que surjan cosas nuevas, si no hay impass… no se siente la necesidad de cambio.
    es muy lindo lo que te pasa, disfrutalo mucho!!!
    un abrazo

    Vero

    • 🙂 Gracias Vero! Es increíble como a veces a uno le dan pocas ganas de decir las cosas porque se espera un mar de «peros» y «así no», cuando en cambio terminas recibiendo lo contrario. Abrazo enorme!

  9. Victor Vilaseca

    Que gusto me da leerte nuevamente.
    Leere tu libro Africaneando.
    Es un cocktail al espiritu leérte.
    Te deseo buena letra en estas nuevas rutas literarias, sin polvo y sin sol, pero con mucha pasión por contarnos todo lo que hay en tu memoria.

    Saludos desde El Salvador C.A.

    Att.

    Victor Román.

  10. Claudio Ferro

    Que bueno que sigas posteando!!!!
    Te felicito por hacer lo que te gusta/queres!

    Abrazo grande!

    PD: estoy perdido, ahora estas en argientina?

    Saludos.

  11. Querida amiga te voy a dejar una pregunta que seguro será explosiva no sólo para ti sino probablemente para muchos de tus seguidores pero con lo que he podido conocer de ti a través de tus escritos los cuáles son intensos, me dejan ver que tienes un espíritu muy inquieto, apasionado y con una gran capacidad de amar y esto estoy seguro te llenará de necesidad de trascender más allá de las fronteras territoriales o culturales que es lo viniste haciendo y muy bien hasta ahora, quizás esté llegando el momento de trascender en el espíritu mismo en la continuidad de tu propia historia en el objetivo que nunca acaba en la meta que todos los días empieza que siempre mantiene el corazón ardiente la mirada atenta y el pensamiento dedicado que sólo los hijos pueden generar…. Piénsalo todo viaje termina toda aventura no sé puede repetir de igual manera porque ya es un camino recorrido lo único que es para toda la vida es ser padres de nuestra propia historia.
    Esto necesariamente no implica olvidarse de las rutas y los destinos… simplemente significa otro orden de prioridad.
    Un beso inmenso y un abrazote.

    • Hola Miguel! La propuesta es tener hijos? No me interesa en lo más mínimo trascender en ningún punto. Quizás por eso nunca me acuerdo los nombres de los directores ni de los escritores porque la obra en sí me parece importante pero de quién salió es un mero dato para conseguir otra obra que me guste tanto pero no por el autor en sí. Trascender me pareció siempre una obsesión que nunca entendí del todo. A veces me pregunto si sale del miedo a la muerte y como yo tengo una buena relación con la muerte no la comprendo. Con respecto a los hijos, a veces me parece que es necesidad de trascender por miedo a la muerte; otras, depende de a quién observo, me parece que es la obsesión de narciso que necesita ver su reflejo… o de quien está obsesionado con la humanidad. Otras de quien necesita ser amado incondicionalmente, o necesitado y qué mejor que un hijo para ambas (depende cómo los eduques). Y algunas veces me encuentro con gente que no quería realmente tener hijos pero se dio, porque la sociedad lo manda. También está el que quiere ser feliz y piensa que esa es la forma al ver a los demás, quien quiere amar incondicionalmente y para siempre, quien quiere hacer feliz a su pareja que quiere hijos, quien quiere revivir su propia infancia… Cada vez que me cruzo con alguien con hijos me pregunto cuál es su respuesta. A veces no tengo idea y ellos tampoco realmente. No dudo que sea algo increíble, solo que no necesito alguien semejante a mí ni ninguna de todas las respuestas que se me ocurren y me parece mucho más maravilloso adoptar. Admiro esa gente que adopta a alguien que ya está en este mundo y no tiene el amor de sus padres, o lo tiene pero es uno que hace daño. Es gente que se arriesga a mucho sufrimiento para dar amor. Supongo que entre ellos también hay gente con motivos como la necesidad de sentirse amado incondicionalmente, pero me genera mucha más intriga por el bien potencial que pueden hacer a la sociedad y al niño. Ahora, ¿yo? No me quita el sueño. No tengo ni intriga ni necesidad de tener hijos. Quizás en algún momento suceda, quizás no. Pero gracias a eso no me quita el sueño. Y me sentiría más a gusto adoptando. No estoy de acuerdo con acrecentar población en este momento, me parece que es no tener una visión amplia de lo que pasa en el mundo o que no nos importe al menos. Ninguna de esas respuestas está ni mal ni bien, solo que a mí no me gustaría traer alguien al mundo sabiendo lo que significa para el planeta y para los que ya están aquí y habiendo tantos niños sin padres. Me convence más adoptar. De todas formas soy bastante chapada a la antigua y no tendría hijos tampoco si no puedo brindarles ciertas comodidades económicas como una educación buena, vivir en un país tranquilo, que pueda dedicarse a lo que quiera, educación espiritual, una dieta buena, ejercicio físico, etc… Y por ahora tampoco creo poder hacerlo, al menos sola. Y estoy muy bien sola. 🙂 No quiero una pareja por querer solamente. Estoy tan bien sola últimamente que si aparece alguien con quien compartir genial, y si no también. Y si no aparece alguien plantearme tener un hijo sola para mí no es una opción. Y si aparece alguien pero no quiere hijos genial. Si aparece alguien y quiere adoptar genial. Si aparece alguien y quiere hijos propios… lo pienso pero no me llama la idea. Quién sabe. Pero con 36 años pensé los últimos dos años sobre ello. Tengo al menos 20 conocidas que no quieren hijos de las cuales algunas ya tienen 40 años. Y son felices y plenas así. No es algo necesario. Trascender tampoco. Sería lindo poder aprender algo que haga bien y traiga felicidad, y enseñarlo. Así esta vida no solamente transcurrió. Pero no hace falta que sea yo, ni que suceda. Aunque uno pone la intención en alguna parte siempre. Metas.

      • Querida Guada me alegra tu pronta repuesta realmente eres hermosa, mil explicaciones para explicar una sola cosa «NO»… a pesar que en tu escrito repetiste trece veces la palabra hijo. Entiendo perfectamente tus planteamientos y coincido amplia mente con la mayoría de ellos pero la vida no es todo negro ni todo blanco y menos como nosotros quisiéramos que sea, uno de los grandes desafió de ella es encontrar nuestro buen camino día a día tomamos decisiones desde simple e insignificante hasta grandes e importantes tanto que van construyendo nuestro futuro, basta hacer un alto en el camino mirar hacia atrás y darnos cuenta que somos producto de esas decisiones que cuando fueron buenas marcamos nuestro buen camino y cuando no fueron certeras nos alejaron de nuestro rumbo. No existe el camino perfecto ni dos iguales a pesar de ser el hombre un animal sociable dado que somos irrepetibles aun en los casos más extremos como los gemelos que físicamente son de aspectos iguales mantienen su propia identidad ya sea en el carácter, los sueños, los miedos así cada individuo hace este viaje llamado vida como puede porque esto que suena fácil es privilegios de unos pocos el saber que tenemos opciones pero somos pocos los que tenemos el valor de tomar nuestras buenas decisiones así un día vos te animaste he hiciste tu primer viaje y después dijiste «Hasta pronto Catalina» así yo también tome decisiones buenas, malas, pésimas y aprendí y tuve que corregir y sabrás que me me equivoque mil veces jajaja pero como todo son opciones y decisiones fui armando mi buen camino: viaje, forme familia, seguí viajando, la familia creció, los viajes también pero lo importante mi visión de la vida se aclaro y pudo ampliarse y encontré otros caminos y conocí otras vidas y fueron otros espíritus que me movieron y me enseñaron y aquí estoy lleno de proyectos de vivencias vividas y por vivir.
        Con esto te digo que nada es bueno ni nada es malo, cada uno es artífice de su propio destino, lo que para mi es positivo para otro es negativo lo importante es tomar nuestras buenas decisiones.
        Un abrazo de oso buenas rutas

        PD: Otro día te tiro otra buena idea jajaja no es pa caliente

        • Estoy de acuerdo contigo :). Y escribí un post para la siguiente semana al respecto. Nada es bueno ni malo pero sí es bueno plantearse desde dónde uno hace las cosas. Mi respuesta era un simple ejercicio de auto observación y un poco de preguntarme de dónde le sale el sentimiento a los demás. A veces (seguido) la gente hace cosas sin preguntarse de dónde surge. A mí las cosas que son para un rato largo me gusta preguntarme y plantearme realmente desde qué lugar las hago. Para saber cuándo no quiero más, cómo hacerlas, qué espacio darles… Tener hijos es una de ellas. Mis amigas con hijos saben como pienso y lo respetan así como yo les respeto a ellas su decisión. Después de todo las repercusiones a largo plazo no las sabemos, solo podemos suponer. Pero desde ese lugar te compartí que pienso. No soy fundamentalista de nada y cada uno decide su vida. Juzgar es una pérdida de tiempo además de que es contraproducente para uno y para los demás. Y, ¿quién dice qué es bueno o malo? Las cosas son. Uno le pone los colores. Pero yo no le veo demasiado los colores a eso… y trascender no es una inquietud que tenga ni ninguna de las que percibí, quizás erróneamente, en los demás padres. Quien sabe. 😛 Abrazos!!!

  12. Hola Guada!
    Gracias por compartirte. Hace bien saber que las cosas que le pasan uno muchas veces, o siempre diría yo, le pasan a alguien más en algún lugar. Y el compartir alivia mucho lo que sea.
    Un abrazo enorme

    • 🙂 Por eso lo comparto, porque sé que lo que nos pasa le pasa siempre a alguien más aunque pensemos a veces que estamos solos o que nos pasa algo raro. Abrazote para ti también Lala!!!

  13. Fernando Baillo

    Divina Guada, un placer leerte y verte de vez en cuando. Que encuentres tu nuevo sueño. Hay que ir tras el. Sea lo que sea.

  14. edith oliveira

    Que bueno es leerte Guada! Estuve mucho tiempo siguiendote por youtube y recién ahora descubro que tenés éste blog. Ya estoy suscripta así que espero seguir en contacto por éste medio.

  15. Excelente, vas a poder abrazar a Catalina mas seguido 😀

  16. Gracias Guada por compartir tanto, me transmitís mucho bien, y lo supongo para el resto de tus seguidores. Se feliz, y harás feliz al resto del mundo. Traes libertad a nuestras mentes, también inquietas, no estas sola.
    Deseo egoistamente que sigas con tus travesías haciéndonos felices y como no, siendo referente, inspiradora, sos tan vos… Te quiero! 🙂

  17. Que desde tu armonía, explote tu ser!! Y que sea lo que tenga que ser!

  18. Hola Guadalupe!!!! Me encanta tu decisión, darse tiempo, descansar, es el camino para estar presente, la fuente de todo…
    (soy Julio Peña, que hice las fotos en B/N del Museo de Fuerte Olimpo en Alto Paraguay, que visitaste). Abrazos!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.