Home / Países / América / Cuba / Recorriendo Cuba: info útil y recomendaciones

Recorriendo Cuba: info útil y recomendaciones

Podés leer el relato de lo que me ocurrió en Cuba en el post anterior: Un mundo dentro de una Isla.   En este post la idea es darte tips, consejos y un breve resumen de los lugares que más me gustaron de la isla. Tené en cuenta que fui en el 2008 y algunos datos pueden haber cambiado.

Algunas fotos se repiten respecto al otro post ya que seleccioné las que me gustaban más.

Visas: para ingresar como turista tenés que tener una tarjeta o visa turística. La podés sacar en el consulado de Cuba en tu país o a través de una agencia de viajes. Yo la saqué directo en el consulado. No es un trámite engorroso ni largo. La visa sirve para entrar o salir una sola vez al país y generalmente tienen una duración de 30 días a partir de la fecha de llegada. Puede renovarse por 30 días más en la oficina de inmigración de cualquier capital de provincia cubana.

En la Habana podés ir a la Dirección de Inmigración y Extranjería ubicada en la calle 20 e/ 3ra. y 5ta., Miramar. Te van a cobrar cerca de 25 USD, averigua bien antes de ir cómo es el trámite en el consulado cubano. El pago es en CUC,  y los sellos-timbres se compran en las sucursales del Banco Metropolitano.  A los ciudadanos de algunos países se les permite estar por tres meses, esto podés consultarlo también en el consulado. Si sos residente en EEUU (no nacido en Cuba): deberás obtener la tarjeta de turista en la Sección de Intereses de Cuba en Washington o en una agencia de viajes.

El personal de inmigración cubana te pedirá:

  •  Pasaporte con al menos seis meses de validez.
  • Visado o Tarjeta turística expedida con menos de sesenta días antes.
  • Seguro obligatorio de asistencia médica.
  • Boleto de avión de salida del país.
  • Una dirección real de alojamiento autorizado (Hotel o casa particular legalizada). Sólo te piden una dirección. Podés dar la de un hotel y después ves donde te hospedas.

Alojamiento: depende tu gusto y lo que quieras ir a hacer a Cuba. Hay dos opciones: alojarte en hoteles o en casas de locales autorizadas por el gobierno. Mi viaje lo hice alojándome en estas casas, excepto en Varadero que fuimos por cuatro días a un hotel. Te alquilan una habitación con baño propio y/o compartido que tiene aire acondicionado y agua caliente. Algunas son lindas pero por lo general las habitaciones suelen tener acolchados de tifón con colores llamativos y lámparas de los 60´s.

Podés pagar a parte si querés que te cocinen. Los precios varían según el lugar. El año que fui, una habitación para dos con cama matrimonial costaba entre 10 CUC y 35 CUC. Santiago fue el lugar más caro. Si querés conseguir un buen precio tenés que caminar y negociar puerta por puerta. Las casas autorizadas pagan una licencia (impuesto) al gobierno y tienen un precio máximo que pueden cobrarte. La mayoría de las veces te cobran más de lo que deberían y se quedan con el resto. De ahí el margen para negociar.

Consejo: no reserven la habitación por internet, vayan y véanla primero. Pueden llegar a timarte. Nosotros llegábamos de noche por lo que busqué hospedaje desde Buenos Aires. Cuando llegamos, esa habitación supuestamente ya no estaba disponible y nos llevaron a otra más cara y espantosa. Como era de noche y estábamos cansados la aceptamos de todas formas. Pero no está bueno comenzar el viaje con una mala experiencia.

Alquiler de auto: lo recomiendo para aquellos que quieren moverse en la isla y tener mayor libertad. No hay conexiones de micros (buses) entre todos los puntos de interés, generalmente están conectados con los lugares más transitados. Mentalizate que vas a manejar en carreteras en mal estado y cada tanto es probable que te encuentres con caminos de tierra (me pasó una sola vez pero estaba en condiciones espantosas).

Cuando te entreguen el auto chequeá hasta el último detalle. Tanto en Cuba como en Grecia me dieron autos con estéreos rotos o defectuosos.  No tengas miedo a perderte, la isla no es tan grande y los lugareños siempre tienen un minuto para explicarte como llegar a destino.

Si vas con compañeros de viaje posiblemente sea incluso más barato que los micros (buses) ya que hay autos por 30 EUR por día.

En la agencia te explican que vas a ver en el camino mucha gente que te pide con señas que los lleves hasta donde puedas. Ellos recomiendan no parar. La verdad, no creo que sea peligroso. Dada la falta de transporte o la poca concurrencia del mismo hay mucha gente que pide ser llevada incluso a cambio de dinero. Los locales cuando hacés dedo paran para ver si te pueden ayudar. No hace falta que los lleves exactamente a donde necesitan pero quizás les podés dar una mano acercándolos un par de kilómetros. Queda en vos ser solidario o preferir viajar sin contratiempos pero podés perder buenas anécdotas en el camino.

Transporte: los viajes con Astro, Viazul o algún micro turístico estan entre los 5 y 70 USD para la mayoría de los trayectos. Viazul está destinado al turismo y tienen aire acondicionado y demás servicios. Astro en su momento era mucho más barato pero tenías que estar dispuesto a afrontar el caos (carencia de horarios, paradas, información, etc.). Los taxis se podían compartir con otros viajeros y los 100 km costaban cerca de 15 USD. De todas formas, si tenés compañero de viaje, recomiendo alquilar auto.

Encontrarás algunos autos con un cartel con la palabra “Taxi”. Recordá regatear los costos, más cuando es un taxi no oficial. Los oficiales suelen cargar más de un pasajero a la vez con distintos destinos. Los usan como si fueran colectivos. También están los bicitaxis, mototaxis (sobre todo en Santiago) y cocotaxis (en La Habana). Todos funcionan con regateo. Los colectivos/buses o, como le dicen ellos, la Guagua puede ser un colectivo convencional o un camión cargado con personas. Hay escases de vehículos por lo que se las ingenian para saciar las necesidades locales.

cocotaxis, Cuba

Qué ropa llevar: Es un país tropical, hace calor durante todo el año. En invierno, especialmente en enero, la temperatura puede bajar a 10 grados Celsius durante la noche. Pero generalmente es un frente frío y no dura demasiado. Si viajás en invierno, llevate una campera por las dudas. El resto del día y del año: traje de baño, ropa fresca y sandalias. Concejo: si vas a recorrer por tu cuenta poné en tu bolso un paraguas pequeño o una capa de lluvia si te molesta mojarte.

Los eventos culturales como ir al cine, al teatro o a un musical son importantes en Cuba. Si creés que puede surgir la posibilidad de asistir a estos lugares, guardá en el equipaje un pantalón largo y una camisa. En el cine, por ejemplo, es probable que no te dejen entrar si vas de pantalón corto y lo mismo te va a pasar en el teatro.

Monedas: manejan tres monedas. No desesperen, no es tan complicado. J La moneda nacional es el peso cubano que se divide en 100 centavos. Luego manejan el dólar americano que pasó a ser moneda de curso legal en 1993 y el CUC (peso convertible, desde 1995). Cuando fui el CUC estaba un poco más caro que el dólar y el peso cubano te lo cambiaban a 1 dólar por 20 pesos.  Muchas veces haces una compra en dólares y te devuelven CUC. Podés exigir que el vuelto te lo den en la misma moneda. Pueden representar las tres monedas con el mismo signo, pero con sentido común te das cuenta a cuál se refieren.

MN significa peso cubano. Casi todo en la vida de los cubanos gira en torno a esta moneda. Por ende si comprás comida en la calle o en los mismos lugares que ellos posiblemente estén en MN. Es legal que un extranjero compre en MN aunque lo más probable es que se te queden mirando ya que es raro que un turista use esta moneda y compre cosas subvencionadas o de menor calidad. Si me preguntaban explicaba que era estudiante y automáticamente me recibían con más cariño. Los hoteles, restaurantes, locales de productos importados y demás instalaciones turísticas te cobran en dólares o CUC.

Cambio de moneda (Exchange rate): cuando planifiqué mi viaje calculé hasta el último detalle e incluso tuve en cuenta el tipo de cambio. Lo que no me esperaba era llegar y encontrar que el cambio que había visto no era el que conseguía en la isla. Mi experiencia es que es peor allá del que ves por internet y por lo general en todas las casas de cambio tienen más o menos el mismo precio. No desesperes buscando por todos lados dónde cambiar tus billetes.

Los bancos están abiertos de 8 a 15 hs. El grupo gubernamental CADECA gestiona casas de cambio que podés encontrarlas en quiscos blancos a la calle. Su horario de atención es de lunes a sábado de 9 a 18 hs. Si alguien te ofrece cambiarte en la calle no aceptes. Con tres monedas en circulación te volvés un blanco fácil para engaños.

Internet: hay wi-fi en la mayoría de los hoteles. En La Habana Vieja hay un internét café. En el interior (con esto me refiero a ciudades no tan grandes) de Cuba olvidáte de wi-fi. Podés encontrar cada tanto un ciber (lugar con computadoras conectadas a internet) pero te cobran carísimo. Si vas a estar mayormente en hoteles llevá tu laptop. Pero si vas a ir a casas de locales no tiene sentido llevarla al viaje. En este caso, avisá a tus familiares que vas a escribir un mail cada tanto para que sepan que estás bien.

Electricidad: 110 voltios y 60 hertz pero en algunos hoteles la electricidad es de 220 voltios y 60 hertz. Las espigas son planas en la mayoría de los lugares. Lo mejor es llevar un adaptador universal.

¿Se puede preguntar sobre política? Fuimos justo el año en que Fidel renunció. Siempre que preguntábamos sobre este tema te respondían un discurso armado o intentaban cambiar de tópico de conversación. A las únicas personas que sentí que contestaban con sinceridad les preguntamos cuando estábamos alejados de la gente y generalmente habíamos hecho primero un par de confesiones nosotros generando un vínculo más cercano. Se podía preguntar, pero si la respuesta era sincera dependía del cómo, el cuándo y a quién se le preguntaba.

Me dio la impresión de ser reservados con este tema, no por persecuciones, sino porque entienden que solo ellos pueden comprender lo que es vivir en la isla con sus bendiciones y sus carencias. Es un tema delicado y mucha gente tiene sentimientos encontrados. Más de una vez escuché decir “Fidel nos dio esto o aquello y lo queremos mucho pero ya es hora de abrirnos un poco al mundo”. Si van cuéntenme sus experiencias. Creo que lo más interesante de viajar a otras culturas es poder generar una empatía que permita entenderla, al menos un poco. Los cubanos aman sociabilizar así que todo depende de vos.

¿Es seguro? Los crímenes violentos son muy extraños en la isla y los carteristas están en las principales ciudades como La Habana y Santiago. Mi impresión fué que podés caminar de noche por una calle que da miedo con tu cámara de fotos gigante y un buen reloj. Si mirás un poco a los costados y tenés todo bien sujeto es muy poco probable que te suceda algo.

Comida: si vas a comer a restaurantes y paladares necesitarás entre 5 y 30 USD por comida, según los precios del año en que viajé. Pero si te conformás con pizzas (entre 6 y 10 MN), bocadillos y otro tipo de comidas a peso cubano que venden en los puestos callejeros, con 5 USD diarios estarás bien. Te recomiendo llevar algún tipo de medicamento para el estómago si vas a comer a peso cubano ya que la comida suele tener mucha grasa, cerdo y ser frita.

Recomiendo tomar al menos una vez Guarapo. Es una bebida dulce producida con caña de azúcar prensada. No a todo el mundo le gusta, pero es algo diferente a probar. También podés tomar Prú que es una bebida fermentada que sabe a cerveza con jengibre. Y si pasás por Baracoa, comprá en el camino el típico cucurucho del lugar.

guarapo, Cuba

Para los amantes del helado (¡como yo!), olvídense por un tiempo de él. El mejor helado que encontré es el de las tiendas de productos importados y por un CUC me daban un pote de helado al mejor estilo Frigor. Cuando volví lo primero que hice fue parar en una heladería.

Los paladares son mini restaurantes improvisados en la casa de cubanos con un ambiente informal. La carne de res y el marisco están prohibidos. Sólo sirven platos con pollo y cerdo. Suelen ser más baratos que los restaurantes, con espacio para alrededor de 12 personas. Por lo menos una vez andá. La calidad de la cocina es más alta.

Para todo lo que quieras comer y no se venda recomiendo consultar a la gente del lugar en voz baja. Muchas cosas, como langosta, te las venden “por detrás” si piensan que sos confiable. El mercado negro de Cuba es enorme. Nosotros compramos mantequilla intercambiando rápido con alguien en la calle el dinero por la mercancía. Si, leíste bien: manteca. Y todo el tiempo veíamos a locales con celulares buenísimos que me decían que se los habían encontrado en el suelo.

Ron: es una bebida casi obligada en la isla y mucho más barata que en mi país. Vas a ver la gente jugando al dominó y tomando ron. Ellos toman un “ron de la calle” que te da vuelta la cabeza de lo fuerte. Posiblemente te conviden si hacés sociales. Cuidado que te emborracha rápido y de golpe (¡no lo digo por experiencia propia!). El recomendado, sobre todo para llevarse a casa, es el Havana Club. Fue propiedad de Bacardi hasta los años 60 en que fue nacionalizada y Bacardi se fue al extranjero. Ahora son competencia.

Habanos: no soy una experta en este tema pero me pareció bueno dar dos o tres tips para los que no saben tanto tampoco. La marca más codiciada y cara de habanos son los Cohiba.  Para comprar sólo como recuerdo o si no se es tan exquisito también son buenos los Romeo y Julieta, Montecristo y Hoyo de Monterrey. Cuestan menos y siguen siendo clásicos. Los precios en la isla son baratísimos comparados con el resto del mundo. Si no sabés mucho sobre el tema comprálos en una tienda concurrida. Intentarán venderte en la calle pero, con la cantidad de habanos falsos que circulan, no lo recomiendo.

Música: ¿cuál es el sonido de Cuba? Salsa, timba, son y rumba es lo que más suena en las calles y restaurantes. Ritmos afrocubanos. Ves a los músicos tocando en las plazas para vender su CD. Los cubanos que pasan a veces se suman y se ponen a bailar. Es un espectáculo emocionante ya que nada está armado y el baile cubano es fresco y sin figuras, muy distinto al estilo americano. Recomiendo ir a alguna “Casa de la Trova” a escuchar grupos en vivo.

Si querés ir llenándote del espíritu musical de la isla podés escuchar algunas canciones para comenzar de: Buena Vista Social Club (Son cubano, adoro Ibrahim Ferrer), La Charanga Habanera, Los Van Van (¡mucha mucha timba!), Cachai (rumba).

Links útiles:

  • Cuba Update: información sobre viajes organizados, consejos para planificar tu viaje de forma independiente, arte, etc.
  • Cuba Web: lampágina official del gobierno cubano. Ofrece información sobre cada lugar, excursiones, hoteles, restaurantes, entretenimiento, etc.

LA HABANA

Durante toda nuestra estadía no vimos un solo gato caminando por sus calles. En Santiago nos dimos cuenta que era extraño ya que en el resto de la isla te cruzás con unos cuantos. Según los Santiagueños se debe a que la gente de La Habana se los comió. Me pareció un cuento para contarles a los turistas y reírse de las caras crédulas que ponen, pero nunca se sabe.

Algunas cosas para ver un poco desordenadas (a ubicarlas en el mapa):

  • La Habana vieja: es una de las partes más turísticas de La Habana e imperdible en cualquier recorrido. Está repleta de edificios de época bien conservados, museos, estatuas, galerías de arte, plazas, iglesias y bares. Lo mejor es recorrerlo a pie pero a la vuelta recomiendo tomarse, al menos una vez, un cocotaxi.
  • Castillo de los Tres Reyes del Morro: En el comienzo del malecón pasás por el túnel de la Bahía y llegás a las fortalezas. Tiempo atrás servían para custodiar la entrada al puerto de la ciudad. El Castillo de los Tres Reyes del Morro fue construido alrededor del 1´600 por el mismo arquitecto que construyó Castillo del Morro de Santiago de Cuba. Si vas a las terrazas podrás sacar buenas fotos del malecón. Está abierto desde las 10 hs.
  • Castillo de San Carlos de la Cabaña: es el más largo de América y fue construido en el s. XVIII. Tiene una colección importante de armas de la época y la ceremonia del cañonazo a las 21 hs. con soldados vestidos con ropa de época.  Aquí se encuentra el Cristo de 14 m. de alto que se ve desde el malecón. También abre desde las 10 hs.
  • Plaza de la Catedral: aquí encontrarás la catedral de la Habana de un marcado estilo barroco, el Museo de Arte Colonial y la casa del Marqués de Aguas Claras que solía ser una mansión y actualmente aloja, en parte, al restaurante El Patio.
  • La Plaza Vieja
  • Plaza de Armas y el museo de la ciudad: los edificios más importantes de la plaza de Armas son El Palacio de los Capitanes Generales y el Museo de la Ciudad. Este último, está dedicado a la historia de La Habana desde su fundación incluyendo y dándole mucha importancia a las Guerras de la Independencia. El edificio en sí vale la pena. De estilo barroco, repleto de mármol y ornamentos de la arquitectura española. Cuenta con un salón del trono, una estatua de Cristóbal Colón en mármol blanco y un lindo jardín. Abierto de L – D, de 09:30 a 18:30 hs. En la esquina noroeste hay una construcción de estilo griego que marca el lugar exacto de la fundación de la ciudad. De lunes a sábado, te topás con un mercado de libros de segunda mano en el que podés encontrar discursos de Fidel, teorías del Che, y literatura colonial entre otras cosas.
  • El Capitolio (1929): es una copia del que está en Washington. Alberga la tercera estatua más grande bajo techo de 62 metros y una réplica de un diamante de 24 kilates que marca el kilómetro cero de las carreteras del país. En el pasado era el Capitolio Nacional, sede de la cámara de representantes y del senado hasta 1959. Hoy en día es usado por la Academia de Ciencias de Cuba y el Museo de Historia Natural. Abierto de L-V, de de 9 a 16 hs.
  • Fábrica de tabacos Partagás: podés hacer el recorrido explicativo sobre cómo se solía hacer tabaco en la fábrica. Me gustó mucho. Sobre todo la parte en que te muestran el lugar de armado y te cuentan que había un relator, sentado delante en una mesa, que les leía historias mientras trabajaban.
  • Museo del Ron: también con un recorrido guiado en el que te muestran el proceso de elaboración del ron. Tiene un patio y un bar en el que suelen haber espectáculos musicales.
  • Café El Louvre: es el café del Hotel Inglaterra, el más antiguo de La Habana. Cuenta con espectáculos musicales y terraza con vista al Parque Central.  Tiene un aire más elegante que el resto de bares y cafés de la ciudad.
  • Casa de la Cultura de la Habana Vieja: cada noche hay presentaciones de música popular y bailes afrocubanos. Si sos extranjero posiblemente te cobren una entrada de 5 CUC.
  • La Bodeguita del Medio: era frecuentada por Ernest Hemingway. Por lo menos vayan a tomarse un mojito de la casa. Las paredes están cubiertas de autógrafos y mensajes. Muchos bares por todo el mundo intentaron copiar su ambiente bohemio. Es un clásico de La Habana. A mí me decepcionó un poco pero porque en esa época iba a bailar salsa y tenía un ideal de La Bodeguita lejano a la realidad.
  • El Floridita: bar en las esquina de las avenidas de Bélgica y Las Misiones. La leyenda cuenta que es la cuna del Daiquiri. Formal y exclusivo, también solía ser frecuentado por Hemingway.
  • Casa de África: cuenta con una colección sobre cultura afrocubana de Ortíz y la colección africana de Fidel Castro. También tiene una biblioteca especializada en religiones africanas.
  • Museo de la Revolución (Palacio Presidencial): solía ser el antiguo Palacio Presidencial. Hoy en día se exhiben cuadros, panfletos, armas y demás objetos de interés sobre la revolución. El edificio en sí vale la pena la visita. En la plaza, junto al museo, vas a encontrar el Memorial Granma con una exposición de vehículos importantes en la revolución.
  • El Nacional: el mejor hotel de la ciudad.
  • Calle Obispo: tiendas, bares, puestos callejeros, hoteles, paladares, galerías de arte y talleres.
  • Farmacia Taquechel: fundada en 1898 y restaurada en 1996te transporta a otra época. Estanterías de madera repletas de frascos de porcelana, se llena de turistas curiosos. Me encantó.
  • Hotel Ambos Mundos: la base de Hemingway en Cuba durante 10 años. La habitación del escritor fue conservada con los muebles originales y su máquina de escribir. Su terraza es un buen lugar para tomar un trago.
  • El Paseo del Prado o Paseo de Marti: es una de las calles principales más lindas de la zona antigua. Vez un poco la circulación de la ciudad. Aún recuerdo reírme con la cara de F. mirando las colegialas pasar, las polleras escolares son muy cortas (comentario un poco descolgado pero si van con su pareja ya me contarán la cara graciosa que pone).
  • Plaza de la Revolución con la famosa imagen del monumento al Che y el monumento a José Martí.
  • Barrio chino: ubicado en Centro Habana, consta de restaurantes y puestos de comida. La comunidad asiática se disolvió en la mezcla racial por lo que no vas a ver asiáticos aquí, pero el contraste de lo cubano con la edificación oriental es muy extraña.
  • El Malecón: el paseo marítimo más concurrido de la isla es la parte más habanera de la ciudad. Hay adolescentes bañándose, pescadores, gente paseando y otros buscando con quien charlar.
  • Centro Habana: a muchos les parecerá desvencijado, venido abajo. De día se puede ver el movimiento de la Habana real no hecha para turistas. Si disfrutás de este tipo de espectáculo, aconsejo caminar por la zona y hablar con su gente.
El Capitolo La Habana, Cuba
Capitolio
El Malecón de La Habana, Cuba
Malecón

El Che La Habana, Cuba

Partagas Fábrica de Tabaco La Habana, Cuba

VIÑALES (Pinar del Río), CUBA

Algunas cosas para ver:

  • El mural de la Prehistoria en el mogote Dos Hermanas: el mogote aparece en todos los folletos turísticos de Viñales.  Queda aproximadamente a un kilómetro del pueblo. Es un lugar agradable para tomar fotografías. El mural de la prehistoria es una representación moderna de la evolución en la isla de 120 por 180 metros. Fue encargado a un científico por Fidel en 1960.
  • La cueva de San Miguel y el Palenque de los Cimarrones: se encuentra a dos kilómetros del pueblo, en el valle de San Vicente. Lo primero que ves es una cueva enorme con un bar dentro repleto de mesas y con música fuerte. Caminás hacia adentro  para descubrir que podés pasar por un camino estrecho y serpenteante que te lleva, luego de 50 metros, al Palenque de los Cimarrones. Es una reconstrucción de un lugar utilizado por los esclavos africanos que se escapaban de las plantaciones para ocultarse. Más allá de las estatuas y utensilios recreando el estilo de vida de los esclavos, el lugar es hermoso. De un lado la cueva y cuatro mogotes, del otro una vegetación muy tupida. Si ven un gato blanco y amarillo por ahí, denle una caricia de mi parte.
  • La cueva del Indio y el valle Ancón: a dos minutos en auto de la cueva de San Miguel, esta es la atracción principal del valle: la cueva del Indio. Es una red de cuevas antiguamente utilizada por los indios Guanatabey para refugiarse de los colonizadores. Fue redescubierta en 1920. Los primeros minutos son de caminata en los pasillos de la cueva (300 m), cada vez más adentro. De repente te chocás con un río interno donde te suben a una lancha y te sacan de la cueva por el otro lado (400 m). No soy muy buena vendiéndolo, pero de verdad me gustó mucho. Nunca había estado en un río interno en una cueva.
  • Recomiendo la vista desde el Mirador de los Jazmines en las afueras del valle.

Aún recuerdo la sensación al pasar con el auto por los caminos estrechos con pendientes profundas hacia un lado. El camino a Viñales da un poco de miedo. Hay que ir lento y disfrutar de la vegetación en aumento. Cruzamos por un montón de pueblos con niños corriendo por las calles y animales cruzándose de un lado al otro. Hay que ir tranquilo y sin espíritu de ciudad. Sepan que si ven a alguien caminando es de buena educación aminorar mucho la marcha para no taparlo de tierra al pasarlo (a mí me lo hacían todo el tiempo en el campo y te pone de malhumor).

Viñales, con su tierra rojiza y sus mogotes, fue declarado por la UNESCO como Paisaje Cultural de la Humanidad. También es reconocido como el mejor productor de tabaco.

Los mogotes de la zona suelen tener cuevas en su interior. Las historias cuentas que quedaron tesoros escondidos en ellas que traían los españoles. ¿Solo historias? Creo que ya deben haber pasado más de un detector de metales, pero la ilusión se mantiene.

Nos quedamos una sola noche y al otro día emprendimos la marcha nuevamente. Es un pueblo muy tranquilo ideal para el que busca relajarse y le gusta la naturaleza. Por la noche fuimos a comer a un restaurante de madera que me recordó mucho a las casas sureñas de las películas norteamericanas. Tiene su encanto incluso de noche.

Si volviera a Cuba volvería a pasar por aquí. No vi nada igual en toda la isla, aunque es algo que creo que voy a decir seguido en este post ya que cada lugar es distinto y tiene su propio encanto. Quedé prendida  de la pasividad de sus habitantes y de su vegetación espesa y tan diferente a la de la pampa argentina.

Hospedaje: lo mejor creo que es llegar y preguntar a los locales. Los hospedajes son baratos y generalmente incluyen desayuno. Nosotros nos quedamos en la casa del Sr. Ricardo Correa en Salvador Cisneros #46. Tel.: 793269. Tienen habitaciones dobles con baño privado y aire acondicionado. Salvador Cisneros es la calle principal y estaba al lado de un banco pasando la iglesia.

estación Viñales, Cuba

calle de Viñales, Cuba

IMG_2561

cueva del Indio y el valle Ancón Viñales, Cuba

g

CIENFUEGOS, CUBA

La Perla del Sur no tiene nada específico que contar de ella. Es una ciudad industrializada, limpia y buena para tomar como base para recorrer los demás puntos de interés cercanos. La vida en ella parece tranquila, es agradable pasear por sus calles y disfrutar de unas cervezas o jugo de Mango en su malecón. También tiene un club náutico ideal para dedicarle un atardecer.

Lo que más me gustó de sus alrededores fue el viaje desde Cienfuegos al Castillo de Jagua. Un transbordador sale desde la ciudad seis veces por día. Lentamente corta las aguas tranquilas de la bahía de Jagua. Las casas en la orilla, un bote flotando atado de una cuerda, la pasividad… y de repente te bajás en la base de la fortaleza. Un camino rebozado de animales sueltos te lleva al puente elevadizo con un cañón protector.

El fuerte fue construido para defender la ciudad de ataques piratas. En la actualidad hay un museo de su historia, un par de muebles, una antigua prisión y una modesta capilla. Lo que vale la pena es disfrutar del viaje hasta allí.

Castillo de Jagua Cienfuegos, Cuba

malecón de Cienfuegos, Cuba

IMG_2689

IMG_2623

fuerte de Cienfuegos, Cuba

torre fuerte de Cienfuegos, Cuba

TRINIDAD, CUBA

Fue la tercera villa fundada por los españoles en la isla alrededor de 1514. La llaman la ciudad museo pero no estoy de acuerdo con el apodo. Apenas pisas sus calles empedradas sentís que retrocedés cientos de años y casi podés sentir los vestidos largos de la época en tu cuerpo. Quedó detenida en el tiempo, una auténtica ciudad colonial. En 1988 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO .

Caminando por sus calles empedradas verás museos, galerías de arte, bares con bailes típicos, cafés con gente bailando son, iglesias, plazas, músicos… todo pareciera ir lento y te contagian la paz y el disfrute por lo que sucede a tu alrededor.

Trinidad fue la cuarta ciudad donde nos quedamos a dormir. Aún no habíamos tenido un día de playa por lo que fuimos a Playa Ancón en una península de 12 kilómetros al sur de Trinidad. Extasiados con el mar dedicamos una tarde entera a descansar tirados en la arena.

Un señor grande de edad apareció con dos caracolas enormes y lindas queriendo vendérmelas. Le compré la mayor y quiso intercambiarme la otra por algo para su hija, en lo posible ropa. No tenía nada en el auto para darle así que le prometí volver al día siguiente. Quedamos en encontrarnos en el mismo lugar a las 8:00 hs. Me regaló la segunda caracola sin pensarlo dos veces y sin saber si podía confiar en mí.

Al día siguiente le dejamos dos remeras mías, jabón y alguna que otra cosa. No puedo explicarles cómo se sintió su agradecimiento. Cuando alguien te agradece desde el alma por algo que para vos no tiene realmente mucha importancia no sabés cómo reaccionar. Te hace bien y mal al mismo tiempo.

Algunas cosas para ver:

  • La plaza Mayor, en el corazón del casco histórico.
  • El museo romántico: colección de mobiliario de época, dá una imagen del estilo de vida aristocrático colonial.
  • Museo Histórico Municipal: en la terraza de su planta superior vas a encontrar una buena vista panorámica de la ciudad y la plaza principal.
  • Museo de la Lucha Contra Bandidos: merece la pena entrar por la vista panorámica de la ciudad desde el campanario amarillo y blanco.
  • Parque Céspedes: la plaza principal de la ciudad.
  • La Casa Fischer: antigua mansión colonial donde hay música en vivo y actuaciones de danza cubana.
  • La Casa d ela Música: también para música en vivo.
  • Playa Ancón, a 12 km de la ciudad.

Hospedaje: nos quedamos en la casa de Carlos Mainegra (Rubén Martinez Nº 21). Tenía una habitación doble, el agua caliente no funcionaba bien, un patio muy lindo y un loro. La gente de la casa era muy amable y sólo pagamos 15 CUC.

iglesia en Trinidad, Cuba

  calles y música Trinidad, Cuba

Palenque de los congos reales Trinidad, Cuba

alturas de Trinidad, Cuba

playa Trinidad, Cuba

SANTA CLARA, CUBA

Es el único lugar de este post al que no fui. Les hago una breve descripción con mucho estilo de diccionario ya que muchos me preguntaron por Santa Clara.

Es el lugar que presenció la victoria más famosa del Che Guevara durante la revolución y donde reposan sus cenizas. Se ha convertido en un punto de peregrinación para sus admiradores. Es una de las ciudades más grandes y modernas de Cuba. Tiene la tercera universidad más grande del país por lo que es considerada una ciudad universitaria.

Algunos lugares que visitar:

  • Parque Leoncito Vidal.
  • Monumento a la Toma del Tren Blindado.
  • Museo memorial al Che y Plaza de la Revolución.
  • La escultura al Che Guevara donde reposan sus cenizas.
  • Loma del Capiro (vistas de la ciudad).
  • La Marquesina (bar).
  • La bodeguita del Medio (bar).

CAYO COCO Y CAYO GUILLERMO, CUBA

En 1988 fue construida una carretera de 29 km que cruza la bahía de los Perros y que une cayo Coco con la isla. Ambos están orientados al turismo de lujo.

Contienen uno de los arrecifes coralinos más largos del mundo y fueron declarados zona ecológica protegida.

En el 2008 no era conveniente el acceso con taxi ya que generalmente el conductor tenía problemas por la prohibición al pueblo cubano de entrar en los mismos. Sólo podían ir en su luna de miel o si había alguna festividad local.

La carretera que unía ambos cayos estaba en un estado no muy bueno. Y para algunas playas es necesario tomar caminos sin asfaltar. Creo que el recorrido hubiera sido más fácil en moto.

Para muchos es un paraíso. Nunca vi arena tan fina en mi vida, parecía polvo y se me pegaba en las piernas con mucha facilidad. Nos tocó un día ventoso por lo que no fui demasiado feliz. El agua es clara, poco profunda y con temperatura agradable.

Lo mejor es ir a las playas con menos gente como la playa Prohibida. Otra opción es ir a playa Los Flamencos y alejarse un poco.

En el trayecto a las playas de cayo Guillermo te cruzás con garzas, ibis blancos (o coco), iguanas, colibríes y pelícanos. En cayo Guillermo pasás por lagunas repletas de flamencos. Aparentemente radica allí una colonia de más de 12´000. Sus playas son mucho menos frecuentadas que las de cayo Coco. La mejor de todas es playa Pilar que debe su nombre al yate de Hemingway. Este cayo era el escondite favorito del escritor del que habló en su novela Islands in the Stream.

cayo coco Cuba

camino a cayo guillermo Cuba

IMG_2822

playa de cayo guillermo Cuba

en la playa de cayo guillermo Cuba

GIBARA, CUBA

Gibara es una pequeña ciudad conocida como Villa Blanca, perteneciente a la Provincia de Holguín. Decir Ciudad es un poco pretensioso ya que el título de pueblo pesquero le hace más justicia a su encanto. La gente, poco acostumbrada a los extranjeros, ojean de reojo al visitante y los niños posan alegres para la cámara. Su paso aún más lento que en el resto de la isla, las barberías y su arquitectura colonial sello de un pasado que quedó congelado en el tiempo en conjunto con su gente cariñosa y jovial le dan un tinte especial.

El mar, repleto de barcas de madera de distintos colores desperdigadas por doquier y la vista sobre la bahía desde el antiguo fuerte naval fue razón de más de un reto por quedarme un rato largo sacando fotos.

Nada puntual que recomendar pero si alquilan auto (coche) es un lindo lugar para descansar entre destinos.

Hospedaje: nos quedamos en la casa del Sr. Angel en Independencia Nº 107 entre Agramonte y Cavada. Tel.: 34495.

 barcos Gibara, Cuba

IMG_2937

Gibara, Cuba

IMG_2990

BARACOA, CUBA

Es mi lugar preferido de Cuba. El solo hecho de nombrarla me dan ganas de volver a su gente, sus calles y sus paisajes.

Se cree que aquí fue donde Cristóbal Colón, en 1492, plantó la cruz en el suelo y bautizó al lugar como Porto Santo. La Cruz de Parra se exhibe en la modesta Catedral de Nuestra Señora de la Asunción, al lado del parque Independencia. Le pusieron plata en las puntas y la guardaron dentro de una vitrina de cristal como protección contra los peregrinos que arrancaban pedazos de madera como recuerdo. Antiguamente medía 2 metros. Si visitás la ciudad verás a qué fue reducida con el paso del tiempo.

El Hotel El Castillo está habilitado en la segunda fortificación del lugar en lo alto del pueblo. Es muy agradable para ir a tomar un trago al atardecer y disfrutar del espectáculo solar.

Los españoles no eliminaron toda la población indígena por lo que Baracoa es el único lugar de la isla con descendientes de Taínos. Una escultura del busto del héroe Hatuey se encuentra en el parque independencia. Fue un jefe taíno que huyó de los españoles y les hizo frente con más de 400 hombres. Traicionado por uno de los suyos se negó a ser bautizado antes de ser quemado en la hoguera ya que prefería ir al infierno que al lugar donde irían las almas de los españoles.

Hoy en día es el máximo productor de chocolate de la región. En las afueras te encontrás con la fábrica de chocolate fundada por el Che.

La cima de El Yunque, una montaña a 10 km de Baracoa, vale la pena el esfuerzo. 575 metros cuesta arriba entre campos de cacao, bosque y piedras en los zapatos con muchas risas en el camino y una charla amena con el guía te encontrás con una vista abierta mucho más arriba de lo que tus pies te señalaban. El guía se puede contratar desde el Campismo El Yunque.

La Bahía del Manatí en las afueras de la ciudad, tiene un circuito guiado por el señor más amable y trabajador que vi en la isla. Mientras surcan el agua, te cuenta historias sobre el lugar, las plantas medicinales y los sentimientos que tiene hacia su amado país. Desconozco si realmente hay un Manatí, como señalan, ya que no pudimos verlo.

Recomiendo probar el típico cucurucho de Baracoa de coco, naranja, guayaba, azúcar que se come con una cucharita improvisada de caña. Nosotros lo compramos camino a la Bahía del manatí en la carretera.

Algunas cosas para ver:

  • Cruz de Parra: en la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción al lado del parque Independencia.
  • Hotel El Castillo.
  • Parque Martí y fuerte Matachín.
  • El Yunque.

Hospedaje: Nos alojamos en la casa de Jorge M. Martinez (Flor Crombet nº 105 entre maraví y Frank País). Un comedor y luego un patio con una hilera de habitaciones poco pretensiosas. Todas con baños, aire acondicionado y agua caliente. También se pueden pedir comidas especiales, el pescado frito en aceite de coco es una especialidad del lugar.

Excursiones: se pueden contratar algunas excursiones en el hotel El Castillo. Para mí lo mejor es informarse qué hay para hacer e ir por cuenta propia.

vista desde El Yunque, Baracoa, Cuba

campo en Baracoa, Cuba

IMG_3105

IMG_3116 Hatuey Primer rebelde de America inmolado en Yara de Baracoa

IMG_3153

IMG_3164

IMG_3182

IMG_3270

IMG_3342

SANTIAGO DE CUBA

Posiblemente sea porque veníamos ya viajando hacía unos días. Estábamos más acostumbrados al andar de paso cubano del campo y para mí fue un choque volver a la ciudad. Mi primera experiencia fue el acoso de un cubano para hacer de intermediario por nosotros en la búsqueda de una habitación. Ya conté todo lo que pasó en el otro post así que me limito a decir que cuando estallé de furia se lo tomó con calma y risa. Al parecer están acostumbrados a los enojos pero más a que la gente caiga en sus artilugios.

El lugar en sí es encantador. Teníamos a media cuadra la Casa de la Trova por lo que fuimos a ver un show en vivo. Me la pasaba tomando jugo de mango en los bares de las terrazas de los hoteles y mirando edificios históricos. Nos subimos a mototaxis por la experiencia per se, hablamos con locales, paseamos por sus calles y jugamos dominó tomando ron con gente del lugar. Me pareció más tranquilo que La Habana y su gente más desinteresada. Fue una buena transición al hotel de Varadero, de a poco nos preparábamos mentalmente para volver a casa.

A Santiago llegaron los primeros esclavos africanos lo que hace que tenga una cultura afrocubana más arraigada y la música cobra mucha importancia. Para los que van en Julio, prepárense para la música y los trajes de carnaval.

Algunas cosas para ver un poco desordenadas:

  • Casco histórico: fue  declarado Monumento Nacional. Fundada en 1515, su corazón está repleto de edificios históricos, iglesias, parques, miradores, y escalinatas que resultan pintorescas y agradables para recorrer a pie.
  • Parque Céspedes: es el centro político, religioso, administrativo y social más importante de Santiago. Está rodeado por el Ayuntamiento, la Catedral, la casa de los gobernadores y las mansiones principales de la ciudad. En una esquina hay un bonito hotel con un bar en un piso superior que tiene una vista magnífica al atardecer.
  • Casa de Diego Velázquez o: se construyó en 1516 siendo una de las primeras casas coloniales de Cuba. Alberga el Museo de Ambiente Histórico Cubano con una colección de mobiliario de época increíble. El fundador de la ciudad, Diego Velázquez, vivía aquí y  tenía una fosa donde ponía su oro y lo calentaba lentamente para olerlo mientras dormía.
  • Catedral de Santiago de Cuba: es uno de los lugares más lindos de la ciudad. Fue incendiada, destruida por piratas, terremotos y huracanes. La fachada fue reconstruida en 1922 por el arquitecto Segrera y en 1879 el Papa Pio IX la consagró Santa Basílica Metropolitana.
  • Calle Heredia: alrededor de esta calle se arman distintas actividades culturales. Aquí se encuentra, entre otras cosas, la Casa de la Trova.
  • Casa de la Trova: guitarra, poesía, descarga callejera, música y eventos en vivo. Una casa que mantiene y comparte las tradiciones de la música popular cubana.
  • Té en el segundo bar del hotel Casa Granda: al atardecer el bar en la terraza superior del hotel tiene la mejor vista del sol escondiéndose entre las montañas con el ángel de la catedral iluminado con tonalidades cálidas.
  • Calle Padre Pico
  • Balcón de Velázquez: construido en 1539, era utilizado como mirador para controlar los barcos que ingresaban al puerto (calle Heredia esquina Corona). Se ven debajo los techos de las casas santiagueñas que descienden hasta la bahía.
  • Museo Emilio Bacardí: inaugurado en 1928 fue donado por  Emilio Bacardí a la ciudad para exhibir reliquias históricas, arqueológicas y artísticas de la época colonial.
  • Edificio del ayuntamiento: Fidel Castro habló por primera vez al pueblo desde este edificio el 1° de enero de 1959, Día del Triunfo de la Revolución.
  • Castillo del Morro de San Pedro de la Roca: se encuentra en la entrada del canal de acceso a la bahía de Santiago de Cuba a 10 km de la ciudad. Esta fortaleza militar fue terminada de construir en 1643 para defender la isla de corsarios y piratas. El castillo fue declarado en 1997 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Alberga el museo de la Piratería.
  • El Cuartel de Moncada: es famoso por el asalto producido por Fidel el 26 de julio de 1953. En su fachada se pueden ver los huecos dejados por los proyectiles que han sido dejados como recuerdo. Después de que triunfara la revolución esta fortaleza militar se transformó en escuela y museo en homenaje a José Martí.
  • Cementerio de Santa Ifigenia: abierto en 1868 para albergar los muertos por la fiebre amarilla y la lucha por la independencia. Aquí se encuentran las tumbas de Emilio Bacardí, José Martí, los caídos en el asalto al Cuartel de Moncada entre otros.
  • Parque museo Abel Santamaría

Hospedaje: nos hospedamos en la casa El Holandés (Sr. Luis Pérez) en Heredia Nº 251 Esq. Hartman. Tel.: (5322) 624878. Está en una esquina a una cuadra del parque Céspedes y a media de la Casa de la Trova. La ubicación en el barrio colonial me pareció buenísima. La habitación es como cualquier otra de alquiler pero  el baño no está en suite. Nos cobraron cerca de USD 25/30 pero fue la única que pudimos encontrar por menos de 35. Hay que negociar.

IMG_3873

atardecer en Santiago de Cuba, Cuba

IMG_3728

IMG_3735

IMG_3749

IMG_3762

IMG_3764

IMG_3768

IMG_3777

IMG_3783

IMG_3792

IMG_3801

VARADERO

Varadero es una península repleta de hoteles y armada para el turismo. Tiene playas hermosas de agua clara y calmada. Dado que no tiene más de 0.5 km de ancho, el mar está siempre a la vuelta de la esquina. No van a ver mucho de la Cuba que me enamoró, pero es ideal para descansar al final del viaje y volver con energía.

Algunas excursiones (consultar en el hotel):

  • La Habana: hay un recorrido de un día que cubre los puntos de interés principales. Es útil si uno va sólo una semana y prefiere disfrutar más de la playa. De otra forma recomiendo dedicarle por lo menos dos días.
  • Pinar del río: te trasladan en avión hasta la capital de Pinar del Río y luego en micro (autobús) hasta el  Valle de Viñales que fue declarado Paisaje Cultural Protegido por la UNESCO y Monumento Nacional Natural.
  • Tropicana Habana: una noche disfrutando del cabaret más famoso de la isla.
  • Tres Ciudades: un recorrido por Santa Clara, la ciudad que guarda los restos del Che Guevara; Trinidad, una de las primeras ciudades cubanas conservada casi intacta; y Cienfuegos, la Perla del Caribe, con su marcada arquitectura colonial.
  • Guamá – Cueva de los Peces: visita al humedal más grande de América y al gran Cenote conocido como la Cueva de los Peces. Snorkeling y paseo en barco por la Laguna del Tesoro. Por último, visita a una Aldea Taína y al Criadero de Cocodrilos.
  • Santiago de Cuba: un tour de un día por la ciudad. Ida y vuelta en avión. Recomiendo dedicarle al menos dos días si se tiene tiempo para ir por cuenta propia.
  • Delfinario: se encuentra al este del centro de Varadero. Luego del espectáculo, por un pago extra podías nadar con ellos.
  • Cuevas de Bellamar Matanzas: cuevas repletas de estalagmitas y estalactitas con 750 metros de corredores subterráneos.

Después de casi un mes de estar recorriendo Cuba en auto y viviendo a peso cubano caímos en un hotel all inclusive de Varadero. F le regaló una sonrisota a la playa de arenas blancas y mar transparente  y yo a la comida no frita. Lo primero que vimos al llegar fue una rueda de turistas metidos hasta el cuello en el mar haciendo aquagym.

La emoción al darnos cuenta que se les veían los pies nos produjo risa. Dejamos los bolsos tirados en la habitación y corrimos a la playa. Pedí un kayak y me alejé un poco para tirarme a tomar sol. Que paz.

El resto del día felices hablando con los que trabajaban allí, tomando clases de salsa, un trago detrás del otro en la playa y tres potes de helado de postre para mí.

Recuerdo muy bien dos excursiones que hicimos. La primera fue una salida en catamarán para hacer snorkel. Los peces de colores eran muy bonitos (no demasiado sociables) pero lo que realmente me llamó la atención fue ver, a metros de distancia y a través del agua, un alga que estaba en el suelo. Ahí caí en cuenta de la transparencia del agua.

La segunda excursión fue a las barrras de coral. Primero pasamos por una cueva enorme (Cueva de Saturno) en la que podías snorkelear. Era muy oscura, daba un poco de miedo meterse allí pero fue una experiencia única para F. (no me metí porque tenía frío).

Hospedaje: no hay casas particulares oficiales ya que fueren prohibidas por el gobierno para proteger la industria hotelera. De todas formas alquilan habitaciones en casas de familia de forma ilegal pero los precios fueron subiendo. Estaban alrededor de los 30 dólares. Se encuentran muy buenas ofertas online en base doble para hoteles all inclusive por lo que me parece una mejor idea para esta parte del país.

 catamarán Varadero, Cuba

playa en Varadero, Cuba

playa y mar Varadero, Cuba

Check Also

Basta de hijos, un post desde mis entrañas

Bueno, quizás fui un poco dramática con el título… Lo reconozco. Es que hoy me …

8 comments

  1. muy buena entrada y super util!!! 🙂 besitos desde barcelona

  2. Hola!! me encanta tu blog!!
    Me resultó muy útil para los 3 meses que anduve por el sudeste asiático. Y ahora estoy planeando un viaje a Cuba. Quería consultarte sobre que ruta me recomendas para hacer en 11 días? Vamos 15 días pero los últimos 4 vamos a Cayo Largo. Viajo con mi mama y mi hermana y queremos alquilar un auto y recorrer todo lo que podamos.
    Pero dado que el estado de las rutas tal vez no es muy bueno… crees que sea posible ir desde la Habana hasta Pinar de Río (inlcuyendo el PN Guanahacabibes), luego Cienfuegos, Trinidad, Santiago de Cuba (con alguna parada entre Trinidad y Santiago).. y volver a La habana por alguna otra ruta, para conocer mas?
    O conviene volver en avión desde Santiago?
    Cualquier recomendación y/o variación de la ruta, o lugares que no debemos dejar de visitar, cantidad de días en cada lugar, etc… nos va a venir de mucha ayuda!!!

    • Hola Rocio! La ruta a Pinar cuando fui estaba perfecta porque construyeron autopista para la primer parte. Ese rincón de la isla es hermoso. Después La habana será ciudad pero es imperdible, Trinidad si o si (te va a encantar) y el resto es personal. A mi me gustó Baracoa pero es bien campo de café y cacao (es personal el gusto y no se si a vos te gustara). Si vas a Santiago anda a tomar algo a la terraza del hotel en frente de la plaza que tiene una vista muy linda del atardecer. El viaje me llevó al menos un mes en auto, me parece que si vas 11 días conviene ver bien donde y volver en avión porque sino no vas a poder parar y disfrutar. Es chica pero tampoco tanto la isla. Buen viaje!!!

  3. Es increíble y estremecedor, casi me parece que conoces mi país mejor que yo, en el tiempo y la distancia, tus relatos, sobre todo cuando hablas de la gente y sus cosas me ha emocionado y a la vez estrujado el alma, sobre todo por el cariño y la pasión que le pones
    Muchas gracias por este viaje que acabó de hacer contigo, me ha alegrado el día, con suerte y si todo sale bien, antes que se acabe el año iré a casa y tomare prestada parte de tu ruta.
    Una vez más, muchas gracias…y muy bien escrito

  4. Leo y me ha gustado este post, tiene mucho que aportar 🙂

  5. Cristobal Lagos

    Estimada:

    Sabes si se puede cruzar la moto a Cuba. Después que fui el año pasado, quede con muchas ganas de recorrer la isla en moto.

    Saludos y que te recuperes pronto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.