Home / Países / Asia / Israel / Morir en Masada – Israel

Morir en Masada – Israel

POR QUÉ VISITAR MASADA EN ISRAEL

¿Qué hay para recorrer en Israel? Me pregunté pensando que solo encontraría en la lista Jerusalén y el Mar Muerto. Cuánto me equivocaba. Los lugares interesantes eran muchos para lo pequeño que es el país, al menos comparado con el mío, y lo rápido que se viaja a través de él.

Masada era uno de los puntos a considerar y realmente me pregunté si ir porque ya tenía muchas ruinas en mi haber y pocas me hicieron sentir la historia que tenían como si la hubiera vivido. Ver rocas, ladrillos y antigüedades nunca fue lo mío. La historia la puedo leer, la pregunta es cómo vivenciarla. Siempre que viajé fui en busca de vivencias, de experiencias dentro de diferentes estilos de vida, el contacto con animales o escenarios que me hicieran vibrar. Masada, para mi sorpresa, fue uno de ellos.

Desde la meseta en la que se encuentran sus ruinas, se ve volar la tierra que presenció la vida cotidiana de Sodoma y Gomorra. También se encuentra muy cerca el Desierto de Judea y el río Jordán, donde bautizaron a Jesucristo. No profeso religión alguna pero sí estudié muchas de ellas junto a sus textos sagrados. Textos en los que cada rincón alrededor de Masada aparecía sin cesar. Estaba rodeada de historia; del polvo parecían elevarse los carros romanos al ataque… Vamos de a poco.

Vista desde lo alto de Masada en Israel

Masada fue construida a pedido del rey Herodes I durante el primer siglo antes de Cristo, mostrando un increíble dominio de la ingeniería para conservar y redirigir el agua de la lluvia. Dominio que me hizo estremecer por su inteligencia. Contaba con una muralla, una torre de defensa, arsenales, almacenes, cisternas, residencias para la familia real y hasta una piscina en medio del desierto. Pero esos datos no son los que la hicieron famosa.

En el año 70 d. C. las legiones romanas comandadas por Tito, en su ímpetu para acabar con la rebelión judía que comenzó cuatro años antes, tomaron Jerusalén. La última fortaleza rebelde, alzada 400 metros sobre el nivel del mar Muerto, fue Masada. Estaba liderada por los sicarios, un grupo de judíos llamados así por la sica (puñal) que utilizaban y que eran parte de los zelotas que promulgaban la violencia para liberarse de los romanos. Pero no eran santos, los primeros años de la guerra los dedicaron a saquear y matar a las poblaciones judías vecinas. Así y todo, los judíos que huían de otras regiones fueron a Masada en busca de refugio. Llegaron a convivir dentro de sus murallas samaritanos y esenios, entre otras comunidades.

Arquitectura y ruinas en Masada Israel

A comienzos del año 73 d. C., Flavius Silva, el gobernador romano, marchó contra la fortaleza con una legión de 6.000 soldados, conocida como la Fretensis, y miles de prisioneros judíos. El motivo no era militar sino más bien económico. Los rebeldes amenazaban las plantaciones de bálsamo de Eingedi que eran una fuente de ingresos de gran valor.

La legión se instaló bajo el monte con grandes desventajas porque los 50 grados durante el verano, las heladas en invierno y la falta de agua no permitían que haya agricultura en la zona por lo que debían traer agua de Eingedi y comida desde Jerusalén. En cambio, en la cima el clima era más benigno y contaban con depósitos de agua y provisiones.

Desde lo alto aún se ven los vestigios que quedaron en el suelo del asedio romano en el que construyeron una muralla con torres de vigilancia y ocho cuarteles para evitar la fuga de los sicarios. Mientras, utilizando a los prisioneros, elevaron poco a poco una rampa por el lado oeste. Este costado de la meseta era el de menor altura con apenas 100 metros. Pero, ¿si los egipcios lograron erigir las pirámides por qué los romanos no podrían con una rampa? O mejor dicho los esclavos judíos, que fueron los que realmente sudaron con el calor del desierto.

Vista panorámica desde Masada Israel

En el año 74 d. C., los romanos lograron derribar parte de la muralla de Masada con un ariete (maquina militar con una viga de acero). Los rebeldes lograron tapar y defender el hueco, pero ambos sabían que contaban con poco tiempo antes de que la legión extranjera lograra entrar. Esa noche, Eleazar ben Yair, el líder sicario, convenció con su discurso a la población para que se quitaran la vida antes de padecer los suplicios de convertirse en un prisionero a mano de los romanos. Cada padre de familia mató a su esposa e hijos. Se eligieron diez hombres fornidos para que mataran al resto y uno de ellos mató a los que quedaron y luego se suicidó.

Según los escritos del historiador que presenció el suceso, Silva enalteció la valentía de aquellos combatientes. Murieron más de 950 personas sobreviviendo solo dos ancianas y cinco niños que se habían escondido al comenzar la matanza consensuada.

Pinturas y mosaicos en Masada Israel

¿Se imaginan un pueblo entero decidiendo sucumbir antes que verse esclavizados? Mientras caminaba alrededor de sus ruinas se me erizaba la piel al imaginarme con un puñal en el cuello mientras mi marido degollaba a mis hijos. Alguno escaparía llorando sin mirar atrás y se escondería donde mejor supiera. “¿Sobreviviría?”, me hubiera preguntado mientras mi vida se escabulliría en un suspiro.

Masada, en tiempo de Cruzadas funcionó como refugio de los monjes cristianos de Tierra Santa. Luego fue abandonada y recién en 1838 el explorador Edward Robinson y el misionero Eli Smith la identificaron. A lo largo del siglo XIX y el siglo XX se realizaron expediciones y excavaciones arqueológicas haciendo que la tenacidad judía para defender su libertad resurgieran nuevamente.

Admiro la fuerza de voluntad de aquellos que llevan sus ideales hasta el final. Masada es un claro ejemplo de ese tipo de personalidades y de ese sentido de pertenencia que, por nunca haberlo sentido, me parece fascinante.

Miniatura de Masada Israel

CÓMO LLEGAR A MASADA

Se puede llegar a Masada desde Arad por la carretera local 3911, hasta el acceso occidental. También desde Arad por la carretera 31 hacia el sureste, doblando al norte apenas llegas a Neve Zohar hasta el acceso oriental. O desde el oasis de Ein Guedi recorriendo la carretera 90 hasta el acceso oriental.

Tour guiado en Masada Israel

QUÉ VER EN LOS ALREDEDORES DE MASADA

Israel, Jordania y Egipto, países vecinos, están repletos de planes que no te puedes perder como Petra, el desierto de Wadi Rum, el Mar Muerto, los arrecifes del Mar Rojo, la antigua ciudad de Jerusalén y Tel Aviv, entre otros. A mí me gusta recorrer sin tours pero a veces, cuando hay poco tiempo o demasiada historia para aprender, mejor sumarse a uno. El que me resultó atractivo para cristianos (no lo soy pero la historia me interesa) es el de Moisés y el Éxodo que te pasea por los tres países siguiendo la ruta del éxodo bíblico. Si te da curiosidad, el tour está dado por Tierra Santa Tours.

Puerta de Petra, Jordania

Camellos en el Desierto de Wadi Rum, Jordania

Check Also

Aventura en Patinete eléctrico por España

Más de 2400 km en patinete eléctrico La idea es recorrer en patinete eléctrico, por …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.