Home / Países / Asia / Malasia / Melaka – Malaca: La ciudad que suspende el tiempo

Melaka – Malaca: La ciudad que suspende el tiempo

Malaca, Melaka, Malasia

Malaca o Melaka, como la llaman los malayos, está situada en la zona meridional de la península de Malaca. Su nombre proviene del árbol frutal Pokok Melaka.

Fundada en 1401, en el siglo XVI fue uno de los enclaves comerciales más importantes en Asia por su posición geográfica. Concentraba el tráfico de mercancías entre China, Japón e India hasta la conquista portuguesa.

En el 2008 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en parte gracias a la mezcla cultural fruto de las diferentes colonizaciones y del comercio. Actualmente en Malaca viven descendientes de malayos, chinos, hindúes, portugueses y pequeñas comunidades holandesas.

Se trata de una ciudad suspendida en el tiempo. Uno de esos puntos claves en el mapa que uno intuye como un lugar para parar unos días, tomar un descanso mental y relajarse sin perder la curiosidad viajera característica en toda persona que osaría asomarse a sus límites.

Habiendo sido un sultanato, colonia portuguesa, holandesa, británica y japonesa hasta el día de su independencia, se esperaría encontrar una suerte de menjunje inentendible e inescrutable como si se tratara de una pintura de acción o un ilusionismo tan abstracto que hiciera difícil caminar por entre sus líneas de colores desenredando sus secretos. Nada más lejano de la realidad. Pareciera que la historia se hubiera preocupado por crear un limbo histórico en perfecta armonía con cada etapa que vivió en su pasado.

En pocos pasos te cruzás con iglesias portuguesas y holandesas, templos budistas y confucionistas, grafitis adornando los márgenes de su río, mercados, calles vacías que parecieran regocijarse con tus pisadas, rincones para los amantes de las chucherías y el durian, puentes que te invitan a zigzaguear de esquina en esquina y un sinfín de tardes de tranquilidad casi adormecedora. El ojo siempre tiene algo que observar y cada milímetro cuenta un poco más sobre los hechos y la gente que solía habitar la ciudad. Es de esos lugares donde te perdés pero con la sensación de estar donde se debe, en el momento indicado.

A través de un laberinto de rincones me encontré con dos chicos sentados alrededor de una mesa pintoresca. “¿Puedo ir por allá?” – pregunté, señalando un callejón que me tentaba con sus colores y sus promesas de sombras que pocos ven. “No te lo recomendaría, es peligroso” – me contestaron los chicos casi al unísono. Pero la advertencia llegó tarde: un gato medio asustado, medio curioso ya me estaba casi suplicando para que le saque una foto (¿O era yo la que le suplicaba a él para que se quedara cual estatua por tres minutos más mientras lo plasmaba en la eternidad?).

Ese callejón me mostro colores desvencijados con memoria de lo que fueron, gatos acostumbrados al silencio de pasos, ventanas traseras que suelen ser testigos de los hechos más escandalosos pensándose ocultas y salvadas de las miradas indiscretas (después de todo, ¿quién se animaría a transitar por un lugar así?), olores a cenas mezclándose entre sí que me dieron a entender lo que sería un pez con ojos de durian o un pollo con plumas de brócoli y mi propio miedo oculto en pasos rápidos y silenciosos. Pocas veces tengo contacto con él aunque sé que me mantiene alerta siempre.

También estaba el miedo de los animales descubiertos en pleno acto cotidiano que desaparecían entre agujeros convenientemente ubicados por todos lados. Quien diría que quince minutos de puertas traseras podrían hacer tan feliz a una chica. Más si al salir desembocó entre la tumba de un héroe de una gran historia de sultanes y una antigua relojería, de esas que tienen apariencia de poder darle cuerda a los sueños más inusitados de la mente. Una chica que fue aún más feliz cuando comenzó una breve llovizna que le recordó que estaba viva y había encontrado un lugar como el de sus sueños.

De monumento en monumento, galerías de arte, calles con incógnitas, callejuelas y mercados nocturnos a bares turísticos, grafitis, hostels por doquier y un Hard Rock Café que se alzaba como símbolo de una ciudad reconocida por el mundo turístico. Todo se encuentra en el mismo lugar esperando tu llegada.

En el hostel me encontré con una habitación pequeña y lúgubre pero barata. Su dueño nos llevaba de paseo a restaurantes económicos hindúes o a andar en bicicleta en horarios impensables con el propósito de evitar la acumulación de gente en las calles. Había una pareja trabajando allí a cambio de alojamiento. A uno de ellos le festejamos el cumpleaños en la terraza. Entre comidas tradicionales, choclos con manteca y torta nos dimos cuenta que éramos viajeros por tiempo prolongado. Entre todos sumábamos más de 30 años viajando ininterrumpidamente. La mayoría ya tenía tres años sin volver a su país. Nunca me había pasado antes algo así.

Uno de los chicos que conocí en una de las salas de estar mientras trabajaba en nuevo material era de Kuala Lumpur. Había vivido un año en Australia y no hacía otra cosa que hablar del tema. Se iba a quedar un par de meses en Malaca utilizándola como punto de transición para volver a su ciudad de origen. Coincidimos que era el lugar perfecto para detener el reloj y descansar.

Los días pasaron rápido y todos los que se iban les quedaba una nostalgia de la ciudad casi palpable en la mirada. Viajar es como quedarse suspendido en el tiempo y a veces no te das cuenta que la aguja sigue moviéndose por más que intentes ponerle el dedo encima. Malaca es la ciudad que te suspende dentro de la suspensión misma. Hay que ir a pasar una semana allí para entender mis palabras.

qué ver en Malaca, Melaka, Malasia
Definitivamente Lah!
IMG_2332
Los callejones están repletos de gatos que, silenciosos como sombras, se esconden entre parpadeos.
Malasia 1041
Malaca entera está repleta de rincones únicos. La bici con los Durian envueltos, las latas de colores, los elementos de cocina… un patio trasero.
qué hacer en Malaca, Melaka, Malasia
Algunas tiendas son multifacéticas y venden antigüedades, postales, colgantes y libros en varios idiomas.
Malasia 1092
Tenía que poner esta foto. Me arrodillé para sacar la foto de este hombre en bici pero rápidamente se bajó y posó justo a tiempo para el click. Increíble.
mercado de Malaca, Melaka, Malasia
Descendientes de hindúes, chinos y malayos. Un crisol de culturas.
graffiti Malaca, Melaka, Malasia
A lo largo del río las paredes están pintadas con grafitis que recuerdan su historia.
turismo Malaca, Melaka, Malasia
La Malaca turística con bares, restaurantes, tiendas y autos lujosos.
Malasia 1401
La simil Barbie parece inofensiva al lado de las armas, pero no lo es. El estándar de belleza europeo hace estragos y se venera la piel blanca. Hay cremas, jabones, desodorantes y maquillajes que blanquean.

DE UN SULTANATO Y 4 COLONIZADORES HASTA SU INDEPENDENCIA

Malaca fue fundada en 1401 por el último rey de lo que hoy es llamado Singapur. Se estableció como punto estratégico en la ruta de los mercadores asiáticos.

El Sultanato de Malaca llegó a gobernar el sur de la península  y gran parte de Sumatra (Indonesia). Ayudó en la difusión del Islam dentro de las tierras que abarcó.

Rápidamente occidente se enteró sobre las riquezas y el poder de Malaca. El rey de Portugal envió al almirante Diogo Sequeira para entablar relaciones comerciales en 1509. Él fue el primer europeo en arribar al sudeste asiático y sus ordenes no eran de guerra.

El sultán Mahmud Shah los recibió con cordialidad pero fue persuadido de que los portugueses representaban una amenaza por lo que mandó a perseguirlos matando a mucho de sus hombres. Cuatro buques lograron escapar. Este fue el primer paso para convencer al rey de que la conquista iba a ser la única forma de establecerse en Malaca, el comienzo del fin del sultanato. En 1511, luego de una serie de peticiones que fueron rechazadas por el sultán, Malaca cayó frente a los portugueses.

Su invasión tuvo un efecto completamente indeseado: el comercio de la región se dispersó en distintos puertos quedando la ciudad en decadencia y en constante batalla contra sultanes malayos que intentaban recuperar las tierras.

Entre tantos ataques, los portugueses terminaron convirtiéndola en una ciudad inexpugnable. O casi ya que en 1641, luego de numerosos intentos, finalmente los holandeses y sus aliados locales lograron tomar el mando desplazando a los portugueses fuera de la región.

En 1824 los holandeses cedieron la ciudad a los ingleses a cambio de territorios en Sumatra.

En 1942, durante la Segunda Guerra Mundial, la flota británica fue destruida y los japoneses tomaron el control de la ciudad. Los aliados no tenían tanques a su disposición ya que no eran considerados aptos para la selva tropical pero los japoneses sí, obligándolos a retirarse hacia el sur. La batalla de Singapur fue la mayor derrota en la historia británica.

Un lema utilizado en la campaña japonesa era “Asia para los asiáticos”. Intentaron convencer a los locales de que los británicos sólo estaban interesados en la explotación de los recursos de la zona mientras que ellos los salvaron de esta fuerza imperialista egoísta. La realidad es que trataban bastante mal a los malayos y con mayor crueldad a los descendientes de chinos.

En 1945 Japón se rindió ante los aliados quedando, Malaca y el resto del sudeste conquistado, en un estado de anarquía. Rápidamente los británicos recobraron el control militar pero su credibilidad como fuerza había sido destruida.

Surgieron movimientos nacionalistas que llevaron, en abril de 1946, a que Penang y Malaca conformaran la nueva Unión Malaya que luego se reorganizó en la Federación Malaya. En 1957 lograron la independencia.

La Federación, Singapur, Sarawak y Borneo Septentrional conformaron, en 1963, Malasia. Pero en 1965 Singapur fue expulsado y se produjeron conflictos con Indonesia.

En el siglo XX Malasia se industrializó enfocándose en sectores de alta tecnología, tecnología médica, producción de fármacos, petróleo y gas natural llevando a la buena situación económica que vive hoy en día.

Fuerte de St. John Malaca, Melaka, Malasia
Fuerte de St. John. Lápidas portuguesas.
Fuerte de St. John en Malaca, Melaka, Malasia
Fuerte de St. John, un lugar que suele llenarse de músicos y artistas vendiendo sus obras.
visitar Malaca, Melaka, Malasia
Caminando entre sus calles de repente te cruzás con casas que desencajan y llaman tu atención.
Malasia 1097
Pareciera que cada calle desemboca en algún lugar al que vas a querer entrar.
río Malaca, Melaka, Malasia
El río te invita a un paseo en barco o en bicicleta.
Torre Taming Sari vista Malaca, Melaka, Malasia
Vista desde la Torre Taming Sari. Se puede ver parte del Museo Marítimo.

MONUMENTOS, GALERÍAS Y COSAS PARA VER Y PASEAR EN MALACA, MELAKA

  • Porta de Santiago o A Famosa: La única sobreviviente de las cuatro entradas principales que contaba el fuerte construido en 1511 por Alfonso Alburqueque para contener los ataques malayos. En su interior protegía una ciudad portuguesa cristiana, cinco iglesias, un monasterio, un castillo, los palacios del obispo y del gobernador y un hospital. El fuerte fue destruido durante la invasión británica.
  • Iglesia de St. Paul: Fue construida en 1521 sobre la colina que lleva su nombre. Era conocida como la capilla de Nuestra Señora de la Colina (Nossa Senhora do Oiteiro) o de la Madre de Dios (Madre de Deus). A partir de la colonización holandesa fue renombrada como St. Paul’s Church.
  • Iglesia de St. Francis Xavier: Esta iglesia fue construida por el padre Farve, en 1856, en honor al santo San Francis Xavier que fue llamado «el apóstol de Oriente». Su arquitectura es de un marcado estilo gótico.
  • Iglesia de St. Peter: Construida en 1710, es la iglesia católica apostólica romana en funcionamiento más antigua de Malasia.
  • Stadthuys: Construida en 1650, solía ser la residencia del gobernador holandés y el centro administrativo de su gobierno. Actualmente alberga un museo de historia que cobra 5 RM. Entre lunes y viernes abre de  9:00 a 17:00 hs. Los fines de semana cierra a las 21:00 hs.
  • The Queen Victoria’s Fountain: La fuente de la Reina Victoria se encuentra en la misma zona que La Stadthuys Malaca justo al lado de la Torre del Reloj. Construida en 1901 por los británicos, es probablemente uno de los últimos vestigios de la época colonial británica en Malasia. En la punta de la fuente dice » Victoria Regina 1837-1901, erigido por el pueblo de Malaca en la memoria de una gran reina”.
  • Christ Church: Se trata de una iglesia anglicana holandesa del siglo XVIII. Es la iglesia protestante en funcionamiento más Antigua de Malasia. Aún conserva las ventanas y bancos originales.
  • Fuerte de St. John: Construido por los holandeses en el siglo XVIII, la mayor parte de sus cañones se enfrentan al interior en vez de al mar para protegerse de los ataques malayos. Situado en la colina de St. John´s, las puestas del sol son ideales aquí. Antiguamente había una capilla privada portuguesa dedicada a St. John el bautista. En su conmemoración los católicos celebran una fiesta el 23 de junio con miles de velas encendidas en las casas de todo el distrito.
  • Bukit Cina: Es el antiguo cementerio de la comunidad china de Malaca con tumbas que datan de la dinastía Ming. También conocido como Cerro Chino, solía albergar al sultán y la princesa china Hang Li Po con su séquito chino de más de 500 personas. La princesa había sido enviada, en el siglo XV, para casarse con el sultán Mansor Shah con el fin de establecer relaciones diplomáticas entre ambos reinados.
  • Museo Marítimo: Es una réplica del barco portugués «Flora de Lamar«, hundido en la costa de Malaca. Tiene 34 metros de altura y 8 de ancho. Muestra la historia marítima y mercantil de la ciudad. Cuenta con infinidad de exposiciones de porcelana, seda, textiles, especias y una colección de diferentes modelos de barcos que están en exhibición en el museo. Está abierto todos los días de 9:00 a 17:30 hs. La entrada cuesta 3 RM.
  • Museo de Baba Nyonya: La familia Baba Nyonya, conocidos como los Peranakan, eran descendientes de nobles chinos que adoptaron la cultura malaya. Fundado en 1896, ilustra la adopción de las vidas y tradiciones locales por las familias chinas. Exhibe valiosos trajes tradicionales, arte en madera y muebles antiguos de una belleza única.
  • Museo cultural de Cheng Ho: Se cree que es un edificio antiguo reestructurado con la arquitectura Ming, con dos o tres siglos de historia. El museo exhibe evidencias de intercambio cultural entre la etnia local y los chinos, barcos , casas de té e instrumentos de navegación. Abre de lunes a sábado de 9:00 a 18:00 hs. La entrada cuesta 20 RM.
  • Plaza Portuguesa: También conocida como la mini Lisboa, es el símbolo de la comunidad portuguesa de Malaca. Solía ser el centro cultural del asentamiento portugués. Los fines de semana suelen haber actuaciones en trajes tradicionales.
  • Torre Taming Sari: Abierta desde el 2008, es la única torre giratoria en Malasia. Su nombre fue tomado del arma mítica de Hang Tuah, un héroe malayo de la época del sultanato. Con 110 metros, provee de una vista de la ciudad de 360º. Aparentemente fue construida de forma tal que logre soportar terremotos de alto grado. Abre todos los días de 10:00 a 22:00 hs. Cuesta 20 RM para los adultos y 10 RM para los niños. En mi opinión, los cinco minutos que te dejan girando lentamente en las alturas no valen el costo de la entrada.
  • Templo Cheng Hoon TengEl «Templo de la Nube Verde», construido en 1645, es un templo chino que sigue los tres sistemas doctrinales: taoísmo, confucianismo y budismo. Es el más antiguo en funcionamiento de Malasia. Su arquitectura sigue los principios del feng shui. Abre desde las 7:00 hasta las 19:00 hs.
  • The Jonker Street: Se trata de una calle en el centro del barrio chino cuyo verdadero nombre es Jalan Hang Jebat. Aquí te encontrás con un montón de tiendas de ropa, suvenires, artesanías, comida típica del lugar, casas de antigüedades, cafés y casas con influencia arquitectónica malaya. Los viernes y sábados por la noche se transforma en peatonal. Se llena de puestos de venta de todo tipo de cosas, gente comiendo por la calle y rebajas en muchas de las tiendas. Un juego de luces y sombras mezclado con el olor a comida casera, risas y música flotando en el aire te arrastran a su encuentro.
  • Mezquita Kampung Kling: La estructura original fue construida en madera por los comerciantes musulmanes indios en 1748. En 1872, fue reconstruida en ladrillo y aún conserva su diseño original que es una mezcla entre la arquitectura de Sumatra, china, India y la local. Cuenta con una fuente, una araña de estilo victoriano, un púlpito de madera Hindú, tallas de estilo chino y farolas en el lugar de ablución para la limpieza pre-oración. Hace falta vestir apropiadamente (pantalones o pollera larga y hombros cubiertos).
  • Palacio del Sultanato de Malaca: Es una réplica de la estructura que fue construida en un principio. El plano del palacio se basó en los anales malayos del palacio del sultán Shah Mansur que gobernó entre 1456 y 1477. Hoy en día, es la sede del Museo de la Cultura. Los artículos exhibidos incluyen fotografías, armamento, dibujos, instrumentos musicales y regalos de emisarios extranjeros. La entrada al palacio es RM2 por adulto. Abre de martes a domingos de 9:00 a 18:00 hs. Los lunes permanece cerrado.
  • Pueblo Kampung Morten: Llegué a este lugar un poco por curiosidad otro poco por casualidad. Se trata de un pueblo típico malayo clasificado como patrimonio nacional. Se podría considerar museo si no fuera porque la gente aún vive en sus casas kampung tradicionales de madera. Muchas son guesthouses en las que se puede vivir con la familia que las habita y aprender de la cultura local. Villa Sentosa es una casa-museo que se puede visitar por dentro. Si caminas por el río, vas a encontrar este asentamiento pasando el Eye on Melaka.
  • Río de Malaca: Antiguamente era llamado la «Venecia de Oriente» por los navegantes europeos. En la actualidad hoy tours en barco que duran 45 minutos y te llevan hasta Kampung Morten por un costo de 10 RM. Se toma detrás del punto de información turística entre las 9:00 y las 23:00 hs. Mi consejo es hacer el trayecto caminando para poder apreciar más tranquilamente la vista.
  • The Orangutan House: Galería y estudio del artista Charles Cham. Nacido en Malaca en 1965, se convirtió en un artista reconocido internacionalmente habiendo expuesto sus obras en la Galería Nacional de Arte de la Kuala Lumpur y otros países, como Singapur, Hong Kong, Bali, Australia, Francia, Reino Unido, Suiza y Portugal. Cham piensa que la simplicidad es el estado más profundo que se puede lograr, lo que buscamos en el arte como en la vida. Pinta sólo lo necesario para conseguir su mensaje. Sus obras son directas e intensas en cuanto a los colores, formas, líneas, texturas y el espacio utilizado.
  • Otros lugares: El templo hindú, la mezquita Tengkera, la mezquita Kampung Hulu, los mausoleos de Hang Jebat, Hang Kasturi, Tun Teja y Hang Tuah; el cementerio holandés y el británico.
panorámica Malaca, Melaka, Malasia
La vista desde la Torre Taming Sari muestra una Melaca cubierta de verde.
galería charles cham Malaca, Melaka, Malasia
Galería y estudio del artista Charles Cham.
Malasia 1292
La gente se sienta a dormir o pensar mirando el río. Un penique por sus pensamientos.
Kampung Morten Malaca, Melaka, Malasia
Una casa de Kampung Morten en contraste a los edificios modernos que están construyendo.
casa tradicional Kampung Morten Malaca, Melaka, Malasia
Casa tradicional de Kampung Morten.
templo budista Malaca, Melaka, Malasia
Templo budista.
Malasia 1031
Oraciones para los muertos.
shopping Malaca, Melaka, Malasia
Algunas tiendas de ropa me tentaban por sus puertas, adornos y lámparas. Entraba sólo por los detalles, para mirarlos bien de cerca y pasarles la mano como extrayendo recuerdos.
Malasia 1079
A lado de las tiendas caras te encontrás con estas otras de chucherías que se encuentran en todo Barrio Chino.
Malasia 1417
Feria de viernes. Algunas caras me llaman la atención.
Malasia 1422
Siempre que hay oscuridad, hay luz. Me recuerda al Ying y al Yang. 🙂

COMO LLEGAR DESDE KUALA LUMPUR

Malaca se encuentra a 2 horas desde Kuala Lumpur (KL). La mejor forma de llegar es en autobús. En KL hay muchas estaciones diferentes pero la única que sirve es la estación TBS a la que se puede ir en tren o en el Shuttle Bus desde la estación de Puduraya por 2 RM. El pasaje más barato cuesta alrededor de 9,20 RM (Metrobus Ekspres).

Una vez en Malaca hay que salir y tomar el bus local número 17. Te vas a dar cuenta porque es una plataforma en forma de media luna con los números de los buses en cada puesto. Si le decís al cobrador del boleto “Chinatown” te va a dejar en el lugar correspondiente. Lo más probable es que te bajes en la Plaza Portuguesa justo a la entrada del Barrio Chino. Una vez allí lo mejor es ir primero al centro de información y pedir un mapa para ubicarse (queda a 3 metros de esa parada en una esquina antes de cruzar el puente).

arte Malaca, Melaka, Malasia
Hasta en los callejones hay galerías de arte esperándote!
artist Malaca, Melaka, Malasia
Algunos cuadros de Charles Cham. Está presente la idea del Ying y el Yang en muchos de ellos.
Malasia 1021
Muñecas artesanales en el negocio de una señora muy simpática que sabe bastante sobre Indonesia.

ALOJAMIENTO

Malaca está plagada de alojamientos de todo tipo. La gran mayoría están concentrados en el barrio chino y sus alrededores. Lo aconsejable es caminar para tener una idea de los precios.

Yo me quedé en Ringo’s Foyer (46 A Jln Portugis, www.ringosfoyer.com). Las habitaciones podrían estar mejor pero es limpio, con buen ambiente, té gratis, agua caliente y desayuno básico (tostadas con té). Su dueño, de origen chino, es simpático, asequible y con conocimiento de la zona. Suele armar salidas en bicicleta o nocturnas para mostrar a sus huéspedes distintos restaurantes.

Malasia 1313
la parte moderna no tiene brillo ni demasiado atractivo.

COMO RECORRERLA

Caminando es la mejor opción ya que la mayor parte de los lugares turísticos quedan cerca uno de otros. Otras opciones son los taxis, autobuses o trishaws. Estos últimos son triciclos con un asiento amplio en su parte posterior y adornados en colores fuertes. A veces tienen parlantes con música y los escuchas llegando tres cuadras antes. Excepto en los autobuses siempre es conveniente establecer el precio antes de subirse.

Malasia 1228
Parecen el punto final de un amor cursi pero realmente son divertidos y sacan más de una sonrisa.

CONSEJOS SOBRE COMIDA

Coman temprano porque después de las nueve de la noche comienza a ser difícil encontrar un lugar para cenar. Para el almuerzo, si quieren una opción barata pueden ir al mercado. Para ubicarse, vayan hasta Ringo’s Foyer Hostel. Saliendo por su puerta retoman la calle a la izquierda (como yendo al barrio chino) y giran en la primera hacia el río (izq.). Cuando llegan al río deben cruzar el puente de la izquierda y seguir derecho media cuadra. Van a ver un descampado con un pequeño mercado de puestos de comida. Antes de ir consulten el horario.

Esta es una de las ciudades que tienen cargadores de agua para tu botella así que a recorrerla (para mi fue una especie de búsqueda del tesoro, que no pierda la magia).

Algunas comidas locales para curiosos culinarios:

  • Bebida de caña de azúcar: Para los que no la conocen y gustan de lo dulce. Es fácil ver dónde venden ya que tienen una máquina prensadora y muchas cañas a su lado. Cuesta 1.20 RM.
  • Cendol: Postre con hielo picado, jaleas, leche de coco y jarabe de caña. Yo les diría que no lo prueben pero queda en ustedes. Lo presento como una especialidad del lugar.
  • Tartas Noya Pineapple: Pasteles de manteca con relleno de mermelada de piña (ananá).
  • Asam Pedas: Curry de pescado agridulce con arroz blanco.
  • Satay Celup: Plato surtido de mariscos crudos y semi cocidos y carne entre otras cosas que se pinchan y se sumergen en una olla hirviendo de salsa satay.
  • Buah keluak ayam: Pollo cocinado con un frutos amargos.
  • Krilayam pongteh: Pollo en salsa de frijoles.
  • Cencaluk: Hecho con krill fermentado.
dónde comer en Malaca, Melaka, Malasia
El mercado de comida del otro lado del puente.
IMG_2296
Preparando la bebida de caña de azúcar que se convirtió en mi predilecta en Cuba, hace mucho muchos años atrás.
durian Malaca, Melaka, Malasia
Habiendo tantas tiendas para los amantes del Durian quise probar… y no pude comer por día y medio. 🙂 Buena suerte.
IMG_2280
Muchos puestos callejeros de comida china.
hostel Malaca, Melaka, Malasia
Un café con onda retro.
Malasia 1054
0.10 RM por un litro de agua. Que comience la búsqueda.
Malasia 1061
Cendol, se ve mejor de lo que sabe.

RUMBO A INDONESIA

Desde el puerto de Malaca salen barcos con destino a Dumai en Sumatra (Indonesia). Malaysia Express cobra 110 RM. Hay que tener en cuenta que a parte se deberá pagar el impuesto del puerto de 9 RM. Dumai otorga visas on arrival de un mes con posibilidad de extensión por otro mes más. Chequeá bien la documentación obligatoria que deberás llevar contigo. Dependiendo el tiempo que quieras quedarte en el país te convendrá ir a KL y sacar una visa por dos meses que se puede renovar 4 veces más. Podés encontrar más información en Indonesia: cómo obtener la visa y renovarla.

Malasia 1117
Un señor descansando junto a la diminuta puerta de su casa.
Malasia 1154
Arreglos para un funeral.
Malasia 1384
La última moda. Los encontrás por todas partes.
Malasia 1391
Un niño musulmán paseando por la feria de los viernes.
Malasia 1399
La mayoría de los turistas son chinos. Están muriendo de aburrimiento y no los culpo, si vieran el espectáculo ustedes tampoco. 🙂
hotel Malaca, Melaka, Malasia
Jugos de fruta.
Jonker Street Malaca, Melaka, Malasia
Paseando por la Jonker Street un viernes por la noche.

Check Also

Aventura en Patinete eléctrico por España

Más de 2400 km en patinete eléctrico La idea es recorrer en patinete eléctrico, por …

8 comments

  1. Guada, a medida que lo iba leyendo me estaba transportando a mis dias en Melaca o Melaka como mas te guste.
    Increible que fueras al mismo hostel.
    Las salidas a comprar al mercado nocturno y los paseos en bici estuvieron geniales !!!
    El dia que nos ibamos tuvimos que ir a golpearle la puerta porque estaba durmiendo y nos termino cobrando creo que solo 1 noche.

    Te dejo mi post sobre esta tan linda ciudad : http://wp.me/p3fkro-65

    • Muy buen post Nico! Mismo hostel y mismo señor bailando en la tarima! Intenté ponerte un comontario pero me pide que inicie sesión en wordpress… ni idea por qué. 😛

      • Guada , ni idea porque pasa eso , pero ahora en unos dias gracias a Maru sisi la que escribe aca abajo es mi novia :p , el blog pasa a pagina web y ahi si libertad de comentarios !!!
        Beso !

  2. Definitivamente, yo creo que no hay Melaka posible sin hospedarse en Ringo’s jajaja.

    Yo me quería quedar a vivir ahí y es uno de los lugares malayos que más me gustó.

    Quiero volver mil veces más!

    Besos Guada!

  3. Que ciudad mas copada!!! Quiero ir!!!! Besos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.