Home / Países / Asia / Malasia / El mausoleo de Hang Jebat: una historia de pasión, intrigas, traición y sangre – Malaca

El mausoleo de Hang Jebat: una historia de pasión, intrigas, traición y sangre – Malaca

Era tarde. Caminaba por las calles de Malaca en busca de aventuras, de esas que prefiero vivirlas realmente y no a través de un libro. Me adentré con pasos felinos en un callejón que desembocó en la tumba de un héroe de una gran historia de guerreros de los tiempos del Sultanato. El mausoleo pasaba inadvertido entre los pocos transeúntes que se animaron a salir antes de la tormenta. Una pared blanca, una puerta con marco dorado y letras que parecían ser árabes llamaron mi atención. Entré y me puse a leer la historia del legendario guerrero Hang Jebat:

El mausoleo de Hang Jebat, Malaca, Melaka, Malasia

Hang Jebat, Malaca, Melaka, Malasia

Durante el mandato del Sultán Mansor Shah en el siglo XV, cinco jóvenes crecieron juntos. Hang Tuah, Hang Kasturi, Hang Lekir, Hang Lekiu y Hang Jebat eran inseparables y se llamaban los unos a los otros “hermanos de sangre”. Los cinco eran guerreros expertos en las artes marciales de silat.

En una oportunidad salvaron la vida del Bendahara de Malaca, Tun Perak. El sultán, impresionado por la habilidad de los jóvenes, les dio inmediatamente una posición en su corte y su ejército.

El alto favoritismo por Hang Tuah se hizo evidente desde el primer momento y no fue bien recibido en la corte. Los oficiales complotaron en su contra, en parte por celos en parte por miedo. Algunos dicen que extendieron el rumor de que Hang Tuah había seducido a la consorte favorita del sultán, otros que lo denunciaron directamente frente a él. La verdad carece de importancia ya que ambos hubieran llevado al mismo resultado: la orden de su ejecución inmediata.

Tun Perak creía en la inocencia de Hang Tuah por lo que en vez de enviarlo a ejecutar lo escondió en una remota región de Malaca.

Hang Jebat no pudo entender por qué se emitió la orden contra su hermano sin siquiera dejarle probar su inocencia. Desilusionado, recordó las palabras que alguna vez había dicho: “Raja adil disembah raja, raja raja zalim disanggah” ( un rey justo es un rey para obedecer, un rey cruel es un rey contra el que luchar). Con el corazón ávido de venganza mató a todo el que intentó proteger al sultán. Nadie se atrevía a desafiar al gran guerrero. Muerto de miedo, el sultán confesó a Tun Perak su arrepentimiento por haber mandado a matar al único hombre que era capaz de detener a su asechador. Después de lograr que perdonara a Hang Tuah, el Bendahara confesó que seguía vivo.

Al regresar a la corte con el perdón hecho noticia popular, le fue asignada la tarea más difícil que se hubiera podido imaginar: matar a su hermano de sangre para librar al sultán de su hostigamiento y vengar la muerte de los soldados.

Cuenta la leyenda que la batalla duró tres día y tres noches entre las cuales Hang Jabat intentó hacer razonar a su amigo de la niñez. La creencia de que el sultán merecía completa lealtad rompió cada palabra llevada por el viento. Murió en los brazos de Hang Tuah entre lágrimas pero sin arrepentimiento en ninguno de los dos amigos.

Hang Tuah fue reconocido como el guerrero que hizo un gran sacrificio, quedando como el más famoso e ilustre de la historia de Malasia. Hang Jabat fue nombrado traidor por el amor a su hermano pero también es reconocido como símbolo de justicia.

qué ver en Malaca, Melaka, Malasia

qué hacer en Malaca, Melaka, Malasia

qué visitar en Malaca, Melaka, Malasia

 LA CRIPTA es anterior a la ocupación portuguesa de 1512 pero la fecha exacta de su construcción, como su autenticidad, siguen siendo un misterio. Tiene un marcado estilo Aceh (norte de Sumatra) que se solía usar para marcar las tumbas de los sultanes y los ministros de alto rango. Escritos Jawi (alfabeto árabe para escribir el idioma malayo, Aceh, Banjarese y Minangkabau entre otros) sobre la entrada principal indican que es el cementerio actual de Hang Jebat. Hay otra cripta en Terendak Camp, una base militar al noroeste del estado, que es considerado como el lugar de su descanso final. No se sabe si alguna de las dos contiene realmente sus restos.

 BENDAHARA (título sánscrito) es como se llamaba al segundo en poder en los tradicionales estados malayos. Sólo era superado en rango, poder y autoridad por el sultán. Era un cargo hereditario. Sus funciones incluían la ejecución de las órdenes del sultán, velar por su bienestar, asesorarlo sobre asuntos de estado, ocuparse de su matrimonio, funeral y la sucesión real si no había un heredero, entre otras cosas. A pesar de que sus deberes suenan familiares a los de un primer ministro no son cargos comparables. En la antigüedad el sultán no debía responder ante nadie por sus actos pero el Bendahara respondía frente al sultán.

Check Also

Aventura en Patinete eléctrico por España

Más de 2400 km en patinete eléctrico La idea es recorrer en patinete eléctrico, por …

2 comments

  1. maravillosa historia, he estado alli hoy gracias a ti….GRACIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.