Home / Países / Asia / Tailandia / Ang Thong National Marine Park – Tailandia

Ang Thong National Marine Park – Tailandia

Ang Thong National Marine Park, Tailandia

Ang Thong National Marine Park, que se traduce como “parque nacional marino copa de oro”, es un archipiélago compuesto por 42 islas en la costa central del Golfo de Tailandia meridional. Todas se encuentran deshabitadas y no desarrolladas excepto por Koh Wua Talap y Koh Paluay. Esta última está habitada por gitanos del mar que aún se ganan la vida con la pesca.

Tienen diferentes tamaños y formas creando un paisaje kárstico idóneo para la navegación. Paredes dramáticas de piedra caliza, jardines coralinos, cuevas, lagunas escondidas, bosques tropicales y playas desiertas de arena blanca esperan ser explorados.

Entre la fauna que las habitan se cuentan monos asiáticos de cola larga, cerdos, nutrias, garzas, águilas de mar de vientre blanco, murciélagos de pelo plateado, tortugas carey, lagartos, iguanas, cobras y serpientes pitón entre otros. En sus aguas se pueden encontrar delfines, ballenas, peces mariposas, tiburones de arrecife de punta negra, babosas de mar, cangrejos azules, rayas, almejas gigantes, erizos, ostras, corales y caballas.

Snorkeling, buceo, kayak, senderismo y natación en este lugar de película, son las actividades más populares. Algunas islas también cuentan con enormes cuevas, llenas de estalactitas y estalagmitas, que se pueden recorrer a pie o en kayak.

La zona tiene un máximo de 10 metros de profundidad. El desarrollo del coral en las islas no es extenso y se limita a una estrecha franja cerca de la costa de cada una. Al noroeste, los lugares protegidos del monzón, son las bandas con más corales y vida submarina.

En Koh Wua Talap se encuentran las oficinas centrales del parque y el centro de información turística. También consta con un restaurante, bungalows de hospedaje, camping, enormes cuevas, algunos senderos por la selva (ninguno lleva más de una hora) y un mirador a 500 metros desde donde se pueden ver todas las islas.

Tiene dos playas en sus extremos opuestos con un sendero corto entre ambas en medio de la selva (30 minutos). Una cuerda a lo largo del camino asegura que no te pierdas. La cueva Bua Bok, a un kilómetro del restaurante, está repleto de estalactitas y estalagmitas. Se puede pasar de un lado al otro por medio de dos entradas naturales enormes. Es necesario tener zapatos adecuados ya que hay que escalar las rocas y subir con la ayuda de sogas.

Koh Mae tiene un lago de color esmeralda en su centro, rodeado de acantilados de piedra caliza.  Thale Mai (lago en la montaña), como lo llaman, está unido por un túnel subterráneo con el mar. Cuenta con erizos y amplia vida marina pero se encuentra prohibido nadar aquí. Una escalera empinada te lleva a un mirador desde donde se puede apreciar una vista panorámica de la playa. Cuenta con un pequeño bar improvisado donde podés refrescarte.

Samsao está situada frente a Koh Mae. Tiene playas blancas adecuadas para acampar, barreras coralinas y un puente de piedra natural en el mar.

En las islas de Thaiphlao y Wua Kantang hay hermosos arrecifes de coral y playas de arena blanca.

La mayor parte de las islas al relatarlas parecen idénticas pero no lo son. Cada una presenta distintas formaciones rocosas y oportunidades de exploración por sus bosques, acantilados y cuevas. El paisaje es muy distinto al de  las grandes islas del sur.

visitar Ang Thong National Marine Park, Tailandia

cómo ir a Ang Thong National Marine Park, Tailandia

buceo Ang Thong National Marine Park, Tailandia

Tailandia 1835

tour Ang Thong National Marine Park, Tailandia

snorkel Ang Thong National Marine Park, Tailandia

snorkel en Ang Thong National Marine Park, Tailandia

kayak en Ang Thong National Marine Park, Tailandia

precios kayak en Ang Thong National Marine Park, Tailandia

precios Ang Thong National Marine Park, Tailandia

playa en Ang Thong National Marine Park, Tailandia

playas en Ang Thong National Marine Park, Tailandia

UN DIA UN POCO EXTRAÑO

Había llegado el día de ir al parque marino, después de dos semanas aburridas sin hacer mucho más que escribir y solearme. No había podido pagar con tarjeta de crédito porque la máquina no funcionó pero me habían asegurado que podía hacerlo en otra oficina antes de zarpar.

La combi se olvidó de mí, llamamos y me pasaron a buscar. Cuando llegué al muelle comenzaron los problemas. Resultó que no había una agencia para pagar con tarjeta  y yo no contaba con efectivo ni podía hacer cash advance en el ATM.  Se querían quedar con mi tarjeta mientras yo iba al tour para “poder solucionar el problema”. Les dejé claro que eso era ilegal y que entonces ellos me habían mentido. Me mandaron al barco sin desayunar (era tarde) y me dijeron que a la vuelta me llevaban a otra agencia para pagar.

Disfruté nadando entre los corales y hablando con los chicos Tailandeses del tour que habían pescado un pulpo para la cena.  Un hombre chino se cortó la muñeca y estaban intentando parar el sangrado a presión. El comentario de mis nuevos amigos fue “no entiendo para que viene a las barreras coralinas si nada como perrito”. Cruel pero cierto.

La siguiente isla era paradisíaca. Arenas blancas y finas, agua transparente, pero no demasiado para hacer. Hice el circuito a pie hasta el mirador y la laguna esmeralda. Volví justo para subirme al barco.

La segunda isla era igual de hermosa pero más grande y con un complejo con restaurante, pasto y palmeras. Almorcé con mi pareja amiga de australianos y con dos españoles. Luego le fui a preguntar al guía con quien iba a estar en el kayak y un inglés se ofreció a remar conmigo. Él también estaba solo. Amigo instantáneo.

Fuimos juntos a una caverna que quedaba a 30 minutos colgándonos por sogas y piedras. La cueva era gigante y tenía dos entradas diferentes enfrentadas. Escalamos hasta la siguiente abertura y volvimos. Todo con ojotas porque no sabía que había que llevar zapatillas. No era tarea fácil pero las junglas siempre me divirtieron más que la playa. Soy demasiado inquieta para tirarme como un lagarto al sol. Vimos un montón de insectos raros por el camino y mil mariposas blancas que parecían flotar en todas las direcciones.

Una vez en la playa a refrescarnos y limpiarnos el polvo en el mar antes de subirnos al kayak. Me metí entera y de una (cosa que nunca hago). Dos minutos después salí del agua corriendo y gritando: algo se me enredó entre los dedos del pie y me hizo daño. El tercer minuto mi grito se convirtió en llanto. Sentía que se me quemaba el pie. Me dolía horrores.

Me llevaron a la enfermería y me tiraron vinagre y agua destilada. Volví al restaurante sin parar de lagrimear y otro tailandés que sintió lástima me curó un poco mejor la herida. Se sentó conmigo a conversar para distraerme. Había sido una medusa. Mi pie estaba hinchado y rojo, se suponía que en tres horas iba a estar bien de nuevo (en verdad tardó una semana porque soy alérgica).

Ahora le tengo un poco de miedo al mar porque me quedó el pie con marcas oscuras…. Creo que me voy a empezar a meter vestida como hacen ellos. A la conversación se sumó un italiano que trabajaba en una de las compañías de tours. Casi todos con los que hablé que trabajaban en turismo venían de tierra firme o de países extranjeros.  El tailandés no entendía cómo tengo esta edad y no estoy casada aún. Me preguntaba el motivo por lo que le respondía que me gustaba ser libre, pero le causaba gracia (a mí también).

Mis amigos me cargaron al barco para que no me mojara el pie y luego me volvieron a bajar cuando llegamos a Koh Samui. Intercambiamos tarjetas y de vuelta a lidiar con el tema de la tarjeta.

Intentaré hacer corto el cuento, aunque ya saben que no me caracterizo por ello.

Me volvieron a llevar a la misma agencia donde obviamente no funcionaba la máquina.  La dueña me grito terrible preguntándome cómo le iba a pagar y yo intentando explicarle que ese era su problema porque ellos nunca fueron claros ni organizados. Le dije que no me grite porque era evidente que la predisposición de pagar la tenía. Su marido me habló tranquilo, me dio las gracias y me pidió disculpas.

Después de mil vueltas en moto por bancos que no podían ofrecer otra cosa que cash advance con el culpable de la confusión (el que me vendió el paquete y me dijo cualquier cosa), una señora nos escuchó y ofreció la máquina de su negocio. Quiso fotocopiar mi pasaporte (ok) y ¡mi tarjeta de crédito de ambos lados! Ya no sabía si ellos tienen algún problema con atenerse a las reglas bancarias o era yo la confundida. Volví a repetir mi discurso diciendo que de ninguna forma ya que era ilegal que tengan los números de la parte posterior de la tarjeta. Me dijeron “Ahhh… ok”, como si nada.

La ayuda no fue gratis, cobró 5% y me dio el efectivo. Salió más caro pero asunto solucionado. El pobre hombre casi se pone a llorar de la emoción porque pensó que se lo iban a cobrar a él. Me dijo que no hablara con el dueño de nuevo porque eran de la mafia y no quería que tuviera problemas. Lo primero que hice fue ir a hablar con el dueño para mostrarle que mi tarjeta funcionaba y era su máquina el problema. Argentina terca, tozuda. Me dio las gracias por todo.

Estuve una semana chequeando si me habían cobrado mil veces o duplicado la tarjeta. En Tailandia hay muchas mafias dedicadas a engatusarte. Todos sonríen pero nunca sabés si es porque se están llevando la mitad de tus cosas (de a ratos extraño lo segura que te sentís en China). No pasó nada. Esta vez fue sólo paranoia de porteña, aunque a veces desconfiar un poco me salva la vida.

Tailandia 1813

camping en Ang Thong National Marine Park, Tailandia

hotel en Ang Thong National Marine Park, Tailandia

Tailandia 1741

Tailandia 1833

Tailandia 1884

Tailandia 1887

Tailandia 1943

Tailandia 1907

Tailandia 1955

Tailandia 1977

cuevas en Ang Thong National Marine Park, Tailandia

Tailandia 2007

Tailandia 2010

playas Ang Thong, Tailandia

kayak Ang Thong, Tailandia

hotel Ang Thong, Tailandia

Tailandia 2028

CLIMA / CUANDO IR
El momento idóneo para visitar el parque es entre febrero y abril. Aunque hace mucho calor el mar se encuentra tranquilo para navegar. Durante el monzón (noviembre y diciembre) el parque se encuentra cerrado.

COSAS QUE HAY QUE LLEVAR

  • Agua en caso que no la provea el operador turístico o si se va por cuenta propia.
  • Buen calzado cerrado para poder transitar por la selva y los senderos.
  • Sombrero.
  • Protector solar.
  • Remera/camiseta para ponerse al hacer snorkel (el sol es fuerte).
  • Traje de baño infaltable.
  • Pequeño botiquín, de todas formas hay una enfermería en la sede pero es muy básica.

COSTO DE ENTRADA AL PARQUE

La entrada al parque normalmente no se incluye en el precio a menos que se especifique lo contrario. El costo es de 200 baht para los extranjeros, 100 baht para los niños menores de 12 años y 40 baht para locales.

TOUR DE UN DÍA

El acceso al parque se puede realizar mediante un operador turístico con licencia desde Koh Samui, Koh Phangan y Koh Tao. Existe la opción de ir en transbordadores lentos con grupos de 40-50 personas  (sólo desde Koh Samui y Koh Pha Ngan) o en lancha rápida con un máximo de 25 personas. Para el tour de un día los costos varían entre  1’300 baht (con la tarifa del parque pero sin kayak) y 2’100 baht (kayak y entrada al parque incluidos).  Lo usual es regatear.

Si pagás con tarjeta de crédito será sumado un 3%. El tour por lo general incluye recogida en el alojamiento, un desayuno ligero, traslado en lancha, una parada para hacer snorkel en Koh Wao por 45 minutos, otra en una playa de Talai Nai con escaleras y puestos de vista panorámica, y la última en Koh Wua Talap (sede del parque). Aquí se almuerza, te dan tiempo para hacer alguno de los caminos recomendados o visitar las cuevas y luego kayak.

Muchas veces, debido a la marea alta, la playa principal no es accesible para los barcos que deberán anclar en la playa opuesta, Si hay tiempo, no hay que hacerles caso a los guías y subir de todas formas al mirador. El barco sale 10 am y vuelve entre las 3 y las 4 pm.

PARA IR POR TU CUENTA
Una forma de apreciar más plenamente el parque es alquilar un velero o quedarse uno o dos días a dormir allí. Podés reservar un bungalow básico para hospedarte en Koh Wua Talap (sede del parque). No tienen agua caliente y la electricidad se corta a partir de las 23:00 hs. Cuenta sólo con 5 bungalows por lo que las reservas deben hacerse con mucha antelación (máximo 60 días antes) a través de la página web del parque (apretar aquí) o telefónicamente al  66 2562 0760. Ver debajo los datos de contacto. Los costos son altos.

Una opción más barata es alquilar una carpa para dos personas por 250 baht o llevar una tienda propia.

La isla cuenta con restaurante, bar y centro de información turística. Los platos de comida, como baratos, cuestan 120 baht.

Para ver la isla en el mapa presiona aquí.

CONTACTO
Mu Ko Ang Thong Parque Nacional
145/1, Talat Lang rd, Talat Sub-distrito, Amphur Muang Surat Thani Surat Thani Tailandia 84000
Tel. 0 7728 6025, 0 7728 0222, 0 7728 6588. E-mail: reserve@dnp.go.th.

El parque se encuentra cerrado durante el mes de noviembre y las primeras tres semanas de diciembre para permitir la regeneración natural del medio ambiente y a causa de los monzones que pueden ser peligrosos para la navegación.

Check Also

Pasaje avión temporal

Reserva de avión falsa: ¿La necesito? ¿Cómo la saco?

Para poder volar o entrar a algunos países nos piden un ticket de salida o …

6 comments

  1. Si vas a Georgetown, me cuentas.

  2. Por alguna razon (viveza, asumo) le tengo panico a los bichos de mar…que feo que te picara!!
    PERO; bajo ningun punto esa es una excusa para meterte vestida al agua! Solucion; un decadron (corticoide) inyectable en la mochila y meterse con ojotas de las que te agarran hasta el tobillo 😀

  3. Hola como andas, estoy muy interesada en ir al parque aunque me gustaria ir por mi cuenta para poder disponer de los horarios que yo quiera! el tema es que no puedo encontrar en ningun lado como ir por mi cuenta, lo unico que encuentro es para hacerlo en excursion de un dia! Vos sabes como hay que hacer para ir por tu cuenta? una vez que llegas al parque ahi se pueden alquilar kayak? y por ultimo vi que para pasar la noche solo hay 5 cabañas lo que hace que sea complicado reservar! se pueden reservar carpas a la llegada?
    Gracias.
    Saludos y que feo lo que te paso con la medusa! ahora me da un poco de miedito meterme al agua jajajaj

    • Hola Ani, para lo de las carpas lee bien el post que lo digo si no me equivoco. No hay más cabañas. Sino la otra opción es llevar la carpa desde tierra. Para ir por tu cuenta por desgracia vas a tener que arreglar con la compañía (mafia total) y ver cómo podés hacer para ir un día y volver el otro. Explicales. Conocí una pareja que hizo eso. La otra opción es un barco pesquero, pero es muy lejos, yo iría así. Si te pica la medusa, hacete pis sobre el pie! 🙂 Igual pobrecita creo que aprendió y se lo dijo a las otras así que estás a salvo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.