Home / Países / Norteamérica / Estados Unidos / Coloreándome a lo Yellowstone

Coloreándome a lo Yellowstone

Salí temprano esa mañana, a pesar del frío, con un poco de adrenalina porque no sabía dónde dormiría esa noche. El único plan que tenía eran dos parques nacionales cuyos nombres se repitieron constantemente en las conversaciones esa semana. Mientras más me acercaba, más nombrados eran. Intenté no pensar en ello y mentalizarme en no hacer comparaciones, el gran mal de la humanidad que nos impide muchas veces disfrutar del presente.

IMG_4097

El paisaje comenzó a abrirse y los colores cambiaron radicalmente en torno a las montañas del Gran Teton, la puerta de entrada a Yellowstone desde el sur. Cada vez más miradores cubiertos de gente que mi mirada intentaba evitar. No soy muy fanática de las multitudes, menos en estos paisajes que llaman a la introspección. Menos en estos momentos donde la única forma de no sentir la soledad es estar sola, en conexión con la naturaleza. Realmente me cuesta conectar con multitudes ruidosas. Hay gente que puede, yo no y me lo respeto. Me aparqué en medio de la ruta, sin nadie alrededor. Miré las montañas, suspiré y me volví a montar en Sami.

IMG_4153

Entré a un pueblo, perdida, para luego rodar tras las huellas de Sami porque me había pasado. Unos minutos después estaba dentro de Yellowstone sin tener idea a dónde ir, cosas que pasan cuando se viaja demasiado rápido y con poco dinero. El día anterior saqué fotos a una página web que hablaba sobre el parque. Frené y me puse a leer. Aparentemente habían seis puntos que eran imperdibles y vería un par de géiseres en ellos. Los siguientes veinte kilómetros me di cuenta que me había equivocado, paraba cada diez minutos a tomar fotos. ¡Todo el parque era increíble!

IMG_4065

IMG_4060

Ríos serpenteantes sobre valles entre montañas verdes o enormes cañones, pinos desde un lado y desde arriba y, luego, desde un lado nuevamente. Más montañas, más ríos, más pinos, pero cada uno dispuesto de forma tal que cada vista parecía única. Rodando de mirador en mirador deseé que no fuera tan famoso y que sus carreteras fueran de tierra, sin cercas entre mi moto y el precipicio.

Los autos comenzaron a ir lento. Detuve la moto pensando que encontraría ciervos. Quedé atónita. Tuve que preguntar el nombre de esos enormes animales parecidos a diablos medievales que volteaban de vez en cuando su cara, haciendo que la adrenalina corriera por todo mi cuerpo. Bisontes. Uno de ellos volvió a voltear en cuanto se me ocurrió acercarme para sacar una mejor foto. Aún muy lejos. Lamenté mi lente barato (uno de 50-300 me vendría bien) y mi cobardía disfrazada de prudencia. Me alejé pensando en mi mamá llorando de nuevo al verme en el hospital. Mejor no tentar el destino, la suerte la hace uno.

IMG_4080

Los géiseres me decepcionaron un poco. Los que fueron se preguntarán cómo puedo decir esto con los colores y los paisajes que despliegan a su alrededor. Primero que nada, esperaba agujeros que escupieran cantidades de agua casi hasta acariciar las nubes, en vez de esos tímidos chorros que se escondían rápidamente como si fueran cachorros sacando su hocico de la cucha por primera vez en sus vidas. En segundo lugar, las pasarelas y sus multitudes desterraban la magia de mi mente. También la cantidad de gorros perdidos lo suficientemente lejos para que su dueño los abandonase pero a la vez cerca, rompiendo el cuadro natural con una tela fabricada en serie, Made In China. Detesto las pasarelas. Se llevan la emoción. Te impiden imaginar que eres el primero en descubrir cada rincón y te recuerda que no sos explorador, sino que te encuentras entre esa amplia lista de gente que camina sobre un piso prefabricado para mantenerte “seguro” y aislado de lo que antes llamábamos vida (el significado del término cambió con el tiempo). “Basta de quejas y ni se te ocurra hacer alusión a Asia”, me dije mientras caminaba rápido en busca de mi rincón, alguno que nadie quiera y que haría mío por un rato.

IMG_4144

p

Eran las siete de la tarde y aún no tenía donde dormir. Estaba claro que acamparía por libre ya que los campings estaban todos ocupados y costaban más de 30 USD. ¿A dónde iría? Manejé hacia un lado y otro chequeando todas las “rest areas” (áreas de descanso) sin encontrar ningún lugar lo suficientemente escondido de la mirada de los guardaparques. Sentí un poco de ganas de tener una casa rodante para estacionarme donde quisiera sin problemas. A las nueve de la noche escogí el mejor lugar que encontré. Esperé a que el sol bajara por miedo a que me sacaran del parque y coloqué mi carpa y la moto sobre la tierra detrás de un baño, para ser un poco menos visible. Los osos… pues vería qué hacer si escuchaba uno.

Fue una noche fría. El sol salió alrededor de las cinco pero estaba cómoda dentro de las dos bolsas de dormir. Una hora más tarde ya estaba todo empacado y comencé a rodar con la idea de tener Yellowstone para mi sola. Al parecer los turistas madrugan, porque las pasarelas seguían llenas.

IMG_4176

IMG_4215

Llegué a Old Faithful, el géiser más famoso, a las 8:30 am. Tuve suerte porque el agua brotaría a las nueve. Los bancos estaban repletos de gente, lo que me hizo pensar que el espectáculo seguramente me interesaría. Una hora después, sin agua, me puse a pensar que el géiser no era tan confiable como su nombre indicaba pero abandoné el pensamiento al ver un enorme chorro de agua salir disparado como misil hacia el cielo. Esto sí era como los géiseres de las películas.

IMG_4253

Dos días dentro de un parque que probablemente merece unas semanas. Dos días coloreándome de verano y de invierno, de fiesta, de luto y de colores imaginarios. Como turista o exploradora, no importa, siento saudade de sus estelas y sus saunas.

IMG_4226

IMG_4230


LUGARES RECOMENDADOS DE YELLOWSTONE

Les recomiendo lo que a mí me gustó pero tengan en cuenta que van a encontrarse con mucha gente. En general a la mayoría no le gusta mucho caminar así que es fácil alejarse de la multitud si encuentran caminos de trekking un poco más complicados. Les escribo los nombres en inglés así pueden googlearlos para ver más fotos o la ubicación específica.

  • Old Faithful Geyser (Upper Basin)
  • Grand Canyon of the Yellowstone (hay que caminar para vistas buenas)
  • Hayden Valley
  • Mammoth Hot Springs
  • Norris Geyser Basin
  • Lamar Valley
  • Lower Geyser Basin
  • West Tumb Geyser Basin.

IMG_4117

IMG_4123


CONSEJOS PARA YELLOWSTONE

  • No salgas de las pasarelas, un amigo de un conocido murió por hacerlo. El suelo puede ceder y el agua está hirviendo.
  • No te acerques a los animales salvajes. No hay cercas que te separen de ellos porque los guardaparques confían en que nadie será tan tonto.
  • Si vas a acampar por libre ten en cuenta que está prohibido. Dicho esto, pon bien lejos o en una bolsa sobre un árbol la comida para evitar que los animales te lastimen.
  • Lleva papel higiénico y ten en cuenta que los baños al final del día huelen mal.
  • No te preocupes por la gasolina, hay una estación dentro del parque en Canyon Village.
  • Compra víveres fuera del parque, dentro cuestan mucho.
  • Dedícale más de un día y prepárate para sonreír.

IMG_4133

IMG_4236

Check Also

Pensamientos sobre la sociedad estadounidense – ¿Malo o bueno?

[/box]Este no será un post poético, sino más bien una verborragia de pensamientos diseminados sobre …

4 comments

  1. Que buenos paisajes!!! Segui disfrutando el viaje!

  2. Impresionante las imagenes!

  3. Menuda aventura! Menos mal que no salió ningún oso al final.
    Por cierto, me encantaron las imágenes. Tuvo que ser toda una experiencia.
    Gracias por compartir!
    Saludos desde México 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *