Home / LATAM en Dos Ruedas / Un poco de amor y respeto en ruta por favor

Un poco de amor y respeto en ruta por favor

Hace unos días me enteré del accidente en ruta de Paula y Nicolás (pueden enterarse más aquí). Esto me llevó a volver a querer escribir sobre las vidas que se van en ruta a causa de que terceros no respetan las señales de tránsito y no tienen cuidados básicos. Más que un post contándoles lo que vi y me contaron es un pedido a todos para que respeten la vida ajena y la hagan respetar.

IMG_3779

Ayer me volvieron a preguntar si no tengo miedo de manejar una moto. Sí, tengo miedo de manejar cualquier vehículo pero lo afronto. Veo riesgos en cada kilómetro y cada vez que me subo al coche de otro intento concientizarlo. No porque yo maneje mejor ni porque respete más, también estoy aprendiendo pero a causa de un accidente tengo una conciencia más aguda de las consecuencias. Creo que las señales de tránsito están por algo por más aburrido que parezca ir a 100 km/h o tener que estar detrás de un camión lento durante 30 minutos esperando que la línea amarilla se convierta en líneas discontinuas blancas. No respetarlas no nos hace más “piolas” ni mejores conductores. No respetarlas, para mí, nos hace imprudentes y o bien no tener un sentido de la vida como tal en absoluto, o no respetar ni la propia ni la ajena. Respetar la propia es cuestión de cada uno y eso no lo puedo discutir. Respetar la ajena sí es un problema de todos. Yo quiero vivir. Aprendí a amar la vida y quiero morirme de causas naturales. Con los vicios de manejo que se crean en Latinoamérica, donde pocos respetan todas las leyes de tránsito, mi vida corre peligro. Te pido por favor que no me mates. Te pido por favor que no me dejes inválida. Imaginate que por hacer una de esas maniobras que “todo el mundo hace” para ahorrarse un par de minutos de repente tenés mucha mala suerte o el otro no adivina lo que harás o hace algo indebido también y se le va la vida. Imaginate un auto con un bebé que muere o una moto con dos jóvenes que quedan inválidos, el llanto desesperado y el dolor de sus parientes, el dolor de huesos rotos y la exasperación de saber que quizás no puedas volver a correr sobre el pasto recién cortado o a ayudar a tu mamá después de un día arduo de trabajo. Cuando uno cierra los ojos se hace más real, ya no es tan ajeno a la realidad del otro; casi la puede sentir, casi puede meterse en esa piel cortada por el asfalto. Y si el daño físico que produce un accidente por imprudencia no es suficiente para vos, agrégale el daño psicológico. Ese daño que te dice que no podés volver a subirte a otro vehículo porque sentís que vas a morir, ese que te lleva a imaginarte tu muerte en cada esquina mientras caminás por la ciudad. Estuve allí y de a poco logré borrar esas imágenes y la sensación de estar cayendo y sabiendo que lo que suceda cuando golpees el asfalto será irreversible en algún punto. También sentía horror de solo pensar usar una mochila sobre la cicatriz del hombro porque sentía en mi fuero interno que se me iba a volver a abrir. Una amiga tuvo un accidente de auto hace más de 12 años y aún hoy no puede ponerse una mochila en los hombros sin ponerse a llorar del miedo de que se abra la cicatriz. Pensemos en esto. Pensemos también en nuestra vida, si acaso la valoramos. En Argentina me han pasado camiones, autos y motos en curvas y cuando la línea amarilla indicaba que era peligroso; me han tocado bocina cuando iba al máximo de velocidad permitida, se me han pegado a un metro esperando que termine la curva para pasarme, me han pasado y vuelto al carril tan cerca de mí que me obligaron a desacelerar, los de la mano contraria han intentado pasar a otros viniendo de frente hacia mí apremiándome a desacelerar a 50 km/h en ruta porque sino chocábamos de frente y encima alguno tuvo el tupé de burlarme cuando me vio hacerle señas preocupada y un poco diciéndole que era un inconsciente. Amigos míos me han contado que vivieron cosas parecidas en otros países como Perú y México. No es solo mi país, lo que me pone aún más triste. Entiendo que uno crea que conduce increíblemente pero aquel que chocó a la familia o el que llevó a Paula y Nicolás al hospital ayer pensaba igual. Tuvo “mala suerte”. Las señales se hicieron para achicar esa mala suerte, no es excusa y te aseguro que si pasa algo tampoco te vas a sentir mejor justificándote. Luego también estamos los que nos dormimos al volante. Aprendí a fuerza de gritos ajenos que debo parar apenas siento cansancio y dormir 15-20 minutos en el pasto. Será incómodo y me demoraré pero así me aseguro que no pase nada malo, ni a mí ni a otros. Con las motos hay que tener especial cuidado porque son más inestables. Ten en cuenta que no todos tenemos las mismas habilidades, por eso existen las reglas. Si sos camionero, si el viento viene de la izquierda cuando nos pasás nos va a pegar un tirón fuerte pero si disminuís un poco la velocidad nos ayudarás. Manejes el vehículo que sea, para pasarnos correctamente debes hacer de cuenta que somos un auto e irte completamente de la mano opuesta en vez de intentar usar medio carril y pegarte a la moto porque si pasa algo no nos das lugar para maniobrar dentro del asfalto. Una vez que nos pases esperá al menos cuatro metros para volver a tu carril y si no hay tiempo, entonces esperá detrás, pero no tan cerca. Claro que los motociclistas también debemos tener cuidado, a veces pensamos que porque conducimos un vehículo pequeño nos podemos meter por cualquier lado sin pensar en las consecuencias.

No me canso de explicar que conducir fuera de los límites de velocidad es un peligro ya que hay gente como yo que sí las respeta y en una curva te las podés llevar “puestas”. Les suplico que tomemos conciencia si amamos a alguien fuera de nosotros mismos. Esa persona que amás podría ser uno de los accidentados si no ayudamos a construir una conciencia social. Conduzcamos con respeto hacia el prójimo, durmamos una siesta en la banquina si estamos cansados, respetemos las leyes de tránsito y contagiemos nuestra actitud. Para mí cualquiera que no lo haga se merece un reto y no una sonrisa, mucho menos una palmada. Nosotros también educamos, así que paremos de criticar el manejo del otro, corrijamos el nuestro y comencemos a hacernos cargo de que callarse también es ser cómplice en algún punto. Somos muchos los que queremos vivir, cuidanos, cuidémonos.

Sé que mis palabras son duras y pueden hasta parecer trilladas, pero están cargadas de fe en que si todos nos hacemos responsables de las cosas que pasan juntos podemos cambiar esta realidad y salvar vidas. La fe hay que convertirla en acción para lograrlo. Por favor ayudame a compartir esta forma de pensar, a contagiarla, a enseñarla.

Check Also

Free Tour en Madrid – España

Hice muchos tours gratuitos en diferentes ciudades y siempre me gustaron porque el hecho de …

11 comments

  1. Si Guada es terrible la imprudencia de los automovilistas ya me a crecido el dedo mayor de la mano izq. Haciendoles saber de lo irresponsables que son…

    • Si, a mí a veces se me va alguna maniobra mal y aprendo para no volver a hacer eso… Pero hay cosas básicas como la velocidad y respetar las líneas que pocos entienden su utilidad. De a poco iremos cambiándolo, tengo fe en que muchos se sumarán a ello.

  2. A mi me atropello un auto que venia de noche con luces de posicion azules. Llovia, asi que era invisible. Aunque le rompi la parrilla, capot, parabrisas, parante y parte del techo… no me sucedio nada, solo moretones. Pero como peaton te digo que muchos dicen “si me atropellan, me pagan” y si te pones a pensar, si te matan, no te pagan, le pagaran a un familiar tuyo. O si quedas en silla de ruedas o algo malo, no hay plata que sea suficiente. Partiendo que ese es un pensamiento normal en la gente, vamos mal.
    Como conductor, estoy cansado de que la gente se tire a cruzar la calle. O que no miren el semaforo que es especial para peatones. Si hay un tipito rojo titilando, significa no cruzar, aunque el semaforo este en cualquier color. El semaforo de 3 colores es para los vehiculos, no para el peaton (excepto no esten los semaforos para peatones) No miran si vienen autos, van con sus celulares o se tiran en manadas, por reflejo que otro lo hizo, ellos tambien lo hacen. Si yo atropello a uno de esos peatones, voy a tener que lidiar con la justicia y ademas la parte psicologica mia. Todo por un peaton irresponsable. Y desde el vamos soy culpable. Deberia cambiar la ley y ser responsable el peaton que puso en peligro su vida y la del conductor y otra gente. Porque si yo hago una maniobra de emergencia, puedo atropellar o impactar contra otras cosas.
    Ademas los otros conductores tocan bocina antes que se ponga el semaforo en verde. Los que vienen detras quieren que pises la senda peatonal para que puedan doblar en la esquina. Es peligroso respetar un pare, porque te pueden chocar desde atras… entre tantas cosas.
    Y las motos… Hay gente que piensa que la bocina de su moto, va a hacer que en menos de un segundo sepa desde donde viene, que quiere hacer, calcule cuanto me tengo que abrir para que pase entre mi auto y el de al lado y tambien no me la de contra el colectivo que viene de frente. Lo cual, es estupido. La moto tiene que ocupar el mismo espacio que un auto. La moto tiene que ir justo detras de un auto y estar alineada al centro del carril. Todo el espacio entre lineas de carril, le pertenece. No le pertenece la linea que divide el carril. La linea del carril es para los espejos retrovisores y nada mas. Me da bronca que no cuiden sus vidas y cada vez que hacen esas idioteces, pongan la de otro en peligro. Porque por no atropellar uno de esos, tambien puedo atropellar a alguien mas. No usan guantes, no se atan el casco, usan zapatillas deportivas o havaianas.
    Nadie es conciente de nadie. Y lo peor es que si no se cuidan ellos, que van a cuidar a otros?
    En cuanto a lo de los chicos que estaban viajando en moto, me da muchisima tristesa. Hay una cuenta que se puede ayudar economicamente.
    Saludos.

    • Hola Pablo! Claro pero el cambio empieza por el ejemplo y luego diciendo cuando se ve a alguien todo esto. Si nos ponemos como ejemplo y educadores entonces vamos a ver de a poco un cambio. Y si los otros hacen lo mismo cada vez será mayor. Cruzo dedos. A los chicos se los puede ayudar económicamente en la cuenta que aparece en el link que puse. Abrazos!

  3. Excelente reflexión Guadalupe. Es como decis.: predicar con el ejemplo. Creo que un motociclista debe ser el mas respetuoso de los conductores. No digo que soy un santo; pero trato de ser mejor y mostrar como se hace. Las rutas siempre están llenas de peligros; pero, si todos contribuimos, mejora la seguridad. No son accdentes los que pasan en el transito de calles y rutas … Son siniestros … Siempre hay un responsable que hizo algo mal. Tengo un refran para los conductores irresponsables: ” … Si conduces como si no hubiera un mañana … Tal vez mañana no estés aquí … “. No se de donde lo tomé; pero lo adopte como propio y cada vez que conduzco, voy pensando en eso. Suerte Guada en tu derrotero y gracias por regalarnos tus reflexiones.

  4. Hola Guada. Solo agregare algo y tu lo mencionas al pasar en el post. Estoy convencido que el grado de evolución interior en nuestro contenido es tan pobre como la pobreza que abunda. N fuma sociedad es perfecta pero en otras naciones el respeto hacia el otro se nota apenas ingresa sal país. Tanto en quienes transitan en vehículos como por ejemplo en la higiene de las ciudades. Lamentablemente es parte del karma nacer en este bello continente por su geografía y clima pero no tanto por el nivel evolutivo de los humanos que le habitan. Abrazo

    • 🙂 pero somos parte de ello y podemos aportar para crecer entre todos!!! Justo lo que tenemos es interacción y calidez humana que en otros países se nota menos. Eso si lo usamos correctamente puede llevar a que todo lo demás mejore. Al menos desde mi punto de vista. Abrazos Freddy!

  5. Hola a todos, es la primera vez que los leo y tambien que escribo.
    mi razon de hacerlo es que tengo ganas de sentierme mejor de descubrirme y tener ganas de quererme.
    llegue a una mometo de mi vida en el cual tengo 38 años , 2 años que me separe de mi pareja, una carrera universitaria al 80 %, un trabajo dese hace más de 15 años dedicandome a lo mismo, una banda de rock que siempre estuvo y esta en el mismo lugar, sobrepeso , stress, inseguridad, un tratamiento psicologico que me ayuda pero no a grandes cosas o al menos eso creo. TAMBIEN tengo una sobrina hermosa de la cual soy el padrino y cumple un año en unos pocos días, tengo un papá ,mamá que hicieron lo que pudieron por mi y mis hermanos, tengo a proposito un hermano y una hermana que siempre a su modo tratan de contenerme y estar, tengo un amor inmenso por RACING CLUB DE AVELLANEDA, esoty trabajando en dos proyectos solidarios uno con la filial de Racing donde pertenezco y otro con la gente de mi barrio y redes que se van uniendo, hacer esta actividad me causa una gran satisfaccion y me alivia mis penas. pese a todo lo que tengo me siento vacio, solo, sin sangre, estable, detenido, a medio de todo. pienso desde hace algunos días si vender lo poco que tengo que no suma demasiado en bienes juntar unos mangos y partir para algun lado. pienso si eso puede ser una alternativa , pero tengo mucho miedo desconfianza , nunca estuve lejos y solo y tengo miedo a perderme momentos con mis seres queridos que no pueda recuperar, tengo miedo de quedarme sin un peso y volver y vivir como un mendigo, no tengo confianza en mi, y de irme no se por donde empezar xq no tengo dinero demasiado y tampoco contactos fuera del pais, escuche que cuando uno viaja agranda su corazon y empiena a conocerse y necesito un poco eso, necesito dejar atras muchos aspectos que me ligan a tristezas y bajones, no quiero llevar eso en mi equipaje, no se gente como arrancar no se sie sto me va a dar las respuestas que necesito.
    no se si tengo las herramientas que me puedan a ayudar a desembolverme fuera de mi pais, soy tecnico en farmacia, casi tecnico universitario en medio am,biente, soy chef, tecnico mecanico, me gusta escribir, tocar el bajo. no se ingles no se nose no se.
    MUCHAS GRACIAS POR EL ESPACIO.

    ANDRÉS DE BUENOS AIRES ARGENTINA

  6. Me compre mi primera moto, ya soy un hombre grande tengo 43 pero me animo a todo, tu blog es inspirador y tus vivencias aun mas.Gracias!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *