Home / Reflexiones / Quiero ser libre también

Quiero ser libre también

Hace tiempo que mis letras andan calladas. Mi teclado no extraña el contacto de mis dedos ásperos y mis uñas sucias del camino; no, los sienten a menudo porque planear un nuevo viaje lleva tiempo, buscar patrocinios también y ni te cuento si tu oficina tiene trabajo para diez personas pero solo sos una. Oficina en sentido metafórico, claro, ya que suelo trabajar en los cafés. Camino durante horas hasta que encuentro el más cómodo y barato, aquel con la luz adecuada, sin demasiado ruido, sillones y una música de fondo agradable. Hoy me senté aquí, en una mesa de madera amplia que señala la nueva tendencia a compartir más allá de que sentarse al lado de alguien en general no implica ningún tipo de intercambio a menos que se hayan olvidado los teléfonos en casa.

Volviendo al tema, hoy me senté aquí y lo primero que leí al comenzar a contestar los mensajes de Facebook fue “Yo quiero ser libre como vos”. En ese momento no pude distinguir la decepción y la angustia que comenzaba a crecer en mi garganta primero como un capullo y luego como un balón de rugby molesto y rasposo. No le presté atención, contesté y seguí al próximo mensaje: “Hace tiempo que no subís videos, andás perdida. Seguro que por ahí siendo libre y disfrutando de la vida”. El balón ya se había desplazado en parte a mi panza y a mi cabeza y se había partido en cientos de balones pequeños creciendo sin parar.

¿Por qué tanta angustia? Porque cada semana de cada mes contesto lo mismo una y otra vez sintiendo que no me escuchan. A veces quisiera poder tener acceso a todos los altavoces del mundo, a todas las radios del universo para decirle a la gente que no, no soy libre tampoco y también estoy en ese proceso que a veces nos trae más dudas que soluciones.

Pero no es solo eso, es la angustia de la impotencia, la angustia que me dice que no sé si podré ayudar a sanar a tantas personas. No es que tenga que hacerlo, es que quiero. Quisiera que aprendiéramos juntos, que ellos también pudieran escuchar a los maestros que la vida me pone en frente y poder entender que la libertad no depende de lo que hagas sino de cómo tomes tus decisiones. ¿Tenés un hijo porque es algo que todo el mundo hace o porque tu mamá te repitió de niña/o que eso hacen las parejas felices (y vos claramente querés ser feliz por más que no tenés idea cómo) o porque realmente sentís el deseo y las ganas internas y sonreís cada vez que se te cruza la idea? ¿Querés estudiar finanzas porque en tus ratos libres te la pasas leyendo sobre ello o porque para ser exitoso supuestamente hay que tener dinero? ¿Querés tocar el piano porque tenés talento o porque te produce una sensación de levitación en el tiempo y paz infinitas? ¿Querés viajar porque aparentemente los que viajan sin parar son felices o porque sentís una real curiosidad sobre el mundo? Preguntas que marcan una forma de elección, paradigmas y, a veces, libertades de las que careces o con las que contás. Si no hablás con vos mismo y te cuestionás de donde sale cada decisión que tomás, no vas a llegar a ser libre.

Quisiera que todos al menos tomaran mi definición de libertad, la de seguir tu propio yo interno, y la cuestionaran. Quisiera que al menos la tuvieran en cuenta. La forma en la que vive el prójimo nunca es tan bonita como te la imaginás ni tan mala como se la imagina él. No partas desde la envidia, ni desde la comparación con un par; partí desde la curiosidad, desde el querer ser cada día una mejor versión de vos mismo para vos y para los demás. Ser libre para mí es eso, es abrir la cajita que guardabas con llave y darle cuerda para poder escuchar tu voz propia y acallar las ajenas. Es devolverte. Es encontrarte.

Suena muy lindo. Me leo y pienso “¿quién me creo dando lecciones de vida sin poder llevarlas completamente a cabo?”. Mi censor interno suene hablar mal de mis ideas y tengo que hacer un esfuerzo grande para callarlo. ¡Quién se cree él que ni siquiera existe más allá de mi propia existencia! Acá es cuando más de uno comienza a preguntarse seriamente si esta chica viajera en realidad no esta un poco pirucha, pero no, solo que comunico todo lo que pienso.

No seré libre completamente pero me siento en proceso, cada día estoy más contenta con mis acciones, más contenta con mis decisiones, me quejo menos, me enfermo menos , de a poco voy saneando las relaciones del pasado y creando nuevas, sanas desde el principio. Estoy en proceso de ser libre. En algunas cosas lo soy y en otras aún me falta recorrer un largo camino. Aún así, estoy feliz porque ahora entiendo cuál es la definición de libertad que me hace bien. Porque la otra, la que nos enseñan o nos creamos nosotros de forma retorcida, no existe. Todos tenemos que comer, todos tenemos responsabilidades si queremos seguir viviendo y todos tenemos momentos de mierda así nos quedemos 365 días al año en el mismo país o nunca estemos tres días seguido en el mismo lugar.

¿Cuáles son mis responsabilidades? Las voy a contar porque ya tuve que responder varias veces esta pregunta. Tengo responsabilidades hacia mi familia, hacia mis amigos, responsabilidades económicas, tengo la responsabilidad de cuidarme a mi misma para que ninguno de los que me quieren sufran, de estar presente en sus vidas aunque me cueste un montón dada la carencia de internet y mi constante movimiento, tengo que pensar qué puedo mejorar o qué puedo aportar al mundo y llevarlo a cabo (sino para eso vuelvo al egoísmo de los mercados de capitales), grabar videos, escribir, editar, cocinar, limpiar, cuidar la moto y hacerle los mantenimientos yo, mandar cientos de mails para ver si logro hospedaje o intercambios, hacer crecer mis redes sociales, contestar los cientos de comentarios por mail y en las redes sociales (si ustedes se toman el tiempo intento tomármelo también), conseguir clientes (miles de mails y te contesta quizás uno) y patrocinadores (bastante más difícil que los clientes) para poder vivir… Trabajo igual o más que cuando iba a la oficina (solo que ahora me despierto queriendo trabajar)… Y no voy ni por la mitad. Mi idea no es estresar a nadie sino establecer un punto. Soy feliz con mi vida pero porque la elijo a conciencia. Y si tuviera un hijo sería feliz también porque quiere decir que elegí ese hijo a conciencia, o al menos cuidarle. Libertad es eso.

Esta vez creo que las gracias tienen que ir de mí hacia vos porque este fue más un post de descargue emocional que otra cosa. Ojalá, ojalá, alguien se ponga a pensar cuál es su definición de libertad. El no ponernos a pensar cuál es la verdadera definición que queremos darle a cada término importante en nuestra lista de “cosas que quiero alcanzar” nos colocan en el laberinto del minotauro y, ojo, posiblemente nos coma. Definir las palabras internamente es importante, tanto que quizás cambie nuestro rumbo.

Me quité la angustia de impotencia. Ahora tengo claro el camino de nuevo. Cuéntame qué piensas, crezcamos juntos.

Check Also

Hotel La Marsu, un día de playa – Cap Skirring, Senegal

El Hotel La Marsu se encuentra en las inmediaciones de Cap Skirring, aproximadamente a cuatro …

27 comments

  1. Hola Guada! Que gusto volver a leerte. Sabes? Pienso que tus palabras son muy acertadas. Uno es libre cuando puede elegir. Luego, es absolutamente responsable por el camino que eligió. Y todos los caminos tienen tramos aburridos, curvas difíciles, pendientes imposibles, pero también paisajes hermosos, historias irrepetibles, y gente imperdible. Libertad es saber que tomaste TU propia decisión, y llevarla adelante con la mejor actitud posible.
    Gracias por tus palabras, porque refrescaron eso que ya sabía, pero que a veces se empaña y se olvida.
    Ojalá un dia te cruce en algún camino. Va a ser un dia muy feliz, y voy a estar seguro que todas las decisiones que me llevaron hasta ahí fueron las correctas 🙂 Buenas rutas, y buena vida Guada.

    • Hola!!! 🙂 a mí también se me olvida y cada vez que me lo recuerdan sonrío y comienzo a vivir diferente. Por eso el post, a ver si armamos una cadena de recordatorios y nunca nos olvidamos. Un abrazo y buenos vientos!!!

  2. Andrea Milenas Mesías O

    Es difīcil recordar lo libre que puedes ser. Sobre todo cuando el consumismo y la vida agitada te absorben. Me encanta que puedas ayudarnos a recordar, me sentí muy identificada con la frase “quiero ser libre también” uff fue como si la hubiera pronunciado yo misma.
    Salia desde la profundidad de mis entrañas y repetí la frase y sentí como las palabras que se deisuelven en mi boca, se sintió bien hacerlo; sobre todo , por que justo después cerré mis ojos y viaje contigo cata, me pude sentar ahí en ese café y logré contarte lo que aún atrapa mi alma. Gracias por no dejarnos olvidar que la libertad no es solo una palabra y que para sentirla , primero debes abrir el cerrojo tu mismo. Un abrazo desde Colombia.

  3. octavio soria

    te veo muy confundida, no quiere decir que no pases momentos de felicidad, pero da la impresión que no le encontrás al agujero al mate…viajando se conocen muchas realidades diferentes, pero uno viaja con sus problemas…los viajes no resuelven los huecos psicológicos..uno viaja con su mochila de temas pendientes…hay dos aspectos, me parece humildemente, uno el negocio de vender novedades de otros países, si te va bien, adelante….y otro la armadura personal, tener una pareja, tener un hijo, armar una familia, establecerse en un lugar, etc. no son mandatos familiares, son impulsos vitales de los seres humanos en algún momento de sus vidas. también se puede optar por vivir solo, pero si tenés problemas alguien te va a tener que ayudar, eso de vivir solo y hacer la de uno es relativo, siempre dependemos de los demás…bueno después sigo porque ahora me cansé…saludos y suerte…

    • 🙂 Claro Octavio. Igual no hablé nada de familia sino de cómo quiero tomar las desiciones de ahora en más, a conciencia, para poder ser libre. Podes tener familia y si la tenes porque la elegís a conciencia para mí es ser libre, no tiene nada que ver. Igual lo de que tener un hijo hoy en día es un impulso vital no sé, tengo al menos 7 amigas casi en los 40 que tienen clarísimo que no quieren hijos y que no les gustaría tener y otros tantos amigos hombres por encima de los 40 que no quieren saber nada con el tema. No creo que sea vital, creo que depende de cada uno y está bueno conocerse y respetarse. Abrazos!

    • Querido Octavio, las ganas de conocer nuevas realidades no hacen si no hacerte crecer como persona, tambien te hace conocerte a ti mismo, lo de rellenar huecos psicológicos que llevas en tu espalda….discrepo, eso quizás sea un trabajo no deseado pero que cada dia te engañas y vas, sin proyectar tu energía ni tu talento, que creeme todo el mundo tiene, despues la armadura es tu familia y vuelta a empezar. La familia no es un escudo y no creo que sea el antidoto de la soledad tampoco. Guada ha elegido ser fiel a si misma, compartir , satisfacer su sed de conocer y descubrir ,crecer y siempre estará acompañada en el camino aunque no quiera. Cuando juzgamos a alguien estamos juzgándonos a nosotros mismos, es la ley del espejo… ser libre es sentir que estas donde debes, ser libre es estar en el presente , en el aqui y en el ahora . Si partes con esas premisas seguro que la vida tarde o temprana te enseña a rellenar esos huecos psicologicos, que todos tenemos, porque te los mostrara en el camino mas de una vez .

  4. Grande Guada! Da gusto leerte.
    Creo que la libertad está en la mente de cada uno, puedes ser libre en un pueblito de 100 habitantes y sentirte preso en la inmesidad del planeta, todo depende de lo que quieras/puedas dejar volar a tu mente. Es tan fácil como complicado pues la lucha contra ti mismo es muy fácil de ganar o perder.
    Eres libre cuando eliges tu camino, el que sea, el de dormir bajo un puente o sobre una cama de oro, pero siendo elección tuya.
    Es un gusto leerte y ver tus vídeos, que por cierto si me aceptas la licencia de valorarlos, me parecen muy buenos, no muestras solo lo “romántico” del viaje o lo precioso de las vistas, también las dificultades de la empresa. Recuerdo una frase tuya “la necesidad de un abrazo” y eso es algo que por norma no ves en los vídeos de viajeros, pero si es para tener en cuenta.
    Un abrazo y sigue luchando por tus sueños

    • Gracias Evaristo! Puf, me retumban tus palabras. Sí, vivimos luchando hacia afuera cuando la única lucha que deberíamos tomarnos en serio es hacia adentro desde mi opinión. Y la más difícil. Y no lo digo como una pequeña burguesa, lo digo después de hablar con gente que pasó hambre, accidentes y carencias y que me dijeron lo mismo. Siempre la lucha más grande es interna, o por lo menos eso creo por ahora. 🙂 Pero vos lo dices más lindo. Que bueno que te gustan mis videos! A mi me dá lástima no tener tiempo y recursos para aprender a firmarles y editarles mejor y por eso me pone feliz cuando veo que igual gustan. Un abrazo enrome!!!

  5. Gonzalo Medrano

    Siempre muy estimulante leerte Guada. Siempre lo hice silenciosamente pero hoy a partir del interrogante que planteas y si me lo permitis lo voy a compartir en mis redes. Te cuento que te sigo hace un tiempo ya y llegue a vos buscando justamente que queria hacer de mi vida. Esas casualidades… Me gustan tus reflexiones y como todo lo que me haga quedarme rascando la cabeza un ratito. Espero sigas escribiendo y buscando tu felicidad. Que no es la misma que la de nadie mas y por eso voy a compartir… para hacer rascarse la cabeza a mas gente. Abrazo grande y buenos vientos.

    • 🙂 Me encanta. Nos contagiamos pensamientos y dudas como piojos solo que estos nos motivan, nos hacen movernos y volvernos proactivos. Encontraste qué querés hacer de tu vida? Si aún no, te deseo una búsqueda feliz. Abrazos!

  6. Hola Guada! Muy lindas palabras para reflexionar. Es un problema de estos tiempos: la gente quiere cambiar su vida pero no se anima a salir de su zona de comfort. Se queda con lo conocido y con su vida incompleta por miedo al cambio. Es como la frase de Einstein: Si buscas resultados distintos no hagas siempre lo mismo. Con mi pareja vendimos todo para venir a probar suerte a USA y aunque no lo estamos pasando bien economicamente en este momento, creo que fue la decision que nos cambio la vida. Porque despues de las experiencias que pasamos y pasaremos sin tener a nadie aca y luchandola solos, estamos para comernos el mundo. Ahi es donde te das cuenta de lo que es capaz el ser humano. En cambio el promedio de la gente prefiere quedarse en su vida chata, vacia y protestando por todo, creyendo que la unica realidad es la del lugar donde vive y no se da cuenta que el mundo es grande y que hay para todos y que podes tener una VIDA (con todas las letras) en el lugar del mundo que es acorde a vos y no donde naciste. Abrazos y cuidate! Nosotros tambien tenemos la idea de viajar como vos, pero eso sera mas adelante

    • Pienso igual Walter! No necesariamente donde uno nace es el lugar del mundo que quiere elegir o que le hace sonreír. Éxitos y fuerza en USA, es duro pero ni lo malo ni lo bueno dura para siempre, por suerte. 😛 Un abrazo grande!!!

  7. Lloré mordiendo aire y me reí con la vista empañada leyendo tus palabras, … las verdades absolutas no existen al fin y al cabo, pero vos escribiste lo que el corazón manda, y eso siempre es la verdad !
    Gracias es lo que quiero decirte ahora, no puedo ni siquiera comenzar a valorar tus pensamientos, aunque si agradecí leer los enriquecedores comentarios que cada uno te regala …
    Aquí va el mío Guada, …
    Nunca abandones esto que elegiste hacer, … nunca !, … cuando te leo o miro imágenes solo puedo ver que la libertad, es siempre ELEGIR CON CONCIENCIA …
    Gran abrazo !, buenas rutas …

  8. laura (klando)

    Gracias por ser vos y nada mas que vos!. Autentica.

  9. Hola Guada, como vos decis estoy sentado en un bar sin hacer nada y disfrutando lo que escribis y lo que escriben los demas, es un poco mi manera de ser feliz. A esta altura de mi vida, según dicen los golfistas, estoy mas cerca del hoyo que del tee de salida, y es muy dificil la pregunta que te hiciste y nos hicistes”Yo tambien quiero ser libre como vos” y quien no?? Pero como dicen la mayoría ” la libertad, la felicidad y todas las buenas cosas estan adentro de uno , es solo saber encontrarlas. A algunos les lleva menos tiempo y a otros mas, convengamos que las circunstancias ayudan. Pero hay que insistir y mirarse para adentro y alrededor todo el tiempo y en un momento ( que a cada uno nos llega dirente) hacemos el click y decimos, Realmente estoy disfrutando de la vida!!!, con sus alegrias y sus sin sabores y entoces te vas a decir a vos mismo ” La puta madre que vale la pena estar vivo”. Un beso grande y gracias por ayudarnos tanto. Y a tus lectores a disfrutar la vida mientras la tengamos que tambien hay un dicho en Argentina muy duro que dice ” Siempre se puede estar peor”.

  10. Es como tu dices, la libertad es cuestión de decicion, correcta o no pero nuestra, sin influencias de terceros, solo con la experiencia que llevamos. Pero primero tenemos que sacarnos los estereotipos que nos imponen de nacimientos.. Yo intento decidir sobre nos actos y eso de a poco cada vez cuesta menos….creo

  11. Antonio Ruiz

    Hola Guada!
    Que alegría saber de ti de nuevo.
    Solo decirte que la Libertad no es solo elegir aquello que nos corresponde en lo mas intimo. Vete tu a saber que engendro podría nacer de mi YO oscuro. Si mi libertad se acaba donde empieza la del otro, por mal camino voy. Como es posible que mi libertad me aleje de los demás ?
    Yo soy libre porque se que una parte de mi esta en el otro
    Yo soy libre porque aceptó ser rechazado y ponerse de nuevo en question
    En realidad ya lo dijo Pascal y seguro que estaría de acuerdo conmigo en decir t:” je pense donc je suis LIBRE ”
    Un fuerte abrazo Guada y
    Hasta pronto Catalina!!
    Toni

  12. No te da pena la cantidad de personas (la gran mayoría) que viven según lo exigido en el guión escrito por su propia sociedad? Me incluyo
    Es muy difícil darse cuenta de ello, pero más difícil es poner fin si te das cuenta a mitad de tu vida. Seguramente, si hubieses tenido pareja o marido, un hijo e hipoteca, te hubiese sido casi imposible tomar la decisión que tomaste en su momento para iniciar tu camino actual.
    Me entristece mucho esta idea y a la vez, al leerte, se me enciende una llama a la esperanza. Yo quiero encontrarme más allá de este matrix que nos controla.
    Un abrazo

    • Mmmm… no lo creo porque creo que o elegiría otro camino o el mismo que tendría pero a conciencia. A mi no me parece que haya que hecharle la culpa a la sociedad sino darnos cuenta que nosotros decidimos no hacernos cargo de nuestras propias vidas y comenzar a decidir de forma consciente. Esa es la libertad que predico y es mental, depende de uno. No importa si decidís tener el trabajo de contable y ser madre si lo haces de forma consciente sin hecharle la culpa a nadie. 🙂 Igual es mi opinión.

  13. Llegue a este post buscando info sobre Panamá (nada que ver jajaja) y me encantó! Es exactamente algo que venía pensando y que no había logrado poner en palabras. Gracias! Buen viaje donde sea que estes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *