No para de llover

No para de llover. Las gotas caen sobre mis manos y mis hombros, pesadas de tanta sal. ¿Sal? Mi cabeza está seca. Llueve de mis ojos. Al darme cuenta la garganta me aprieta. Apenas puedo tragar mi propia saliva. Un gemido desató el llanto por mi boca. Temblorosa me acurruco contra el primer rincón que encuentro. Duele. Tanto. Pero no sé por qué el mar a mis pies, la soga en mi cuello. Y allí me acordé de él que se despidió de mí como si pudiera prescindir de mi recuerdo. Peor: como si no valiera el espacio en su memoria.

No para de llover

Me duele el poco espacio de existencia que me dieron. Me duele la falta de afecto. Cuando uno es todo cariño, todo amor y abrazos, duele que te digan “cerrado, vuelva otro día”. Que te traten como si fueras pura demanda cuando con una caricia y un buen trato basta. Los gatos de la isla que se quedan en mi puerta a la espera de un mimo parecieran ser un espejo de la parte que llora de mi alma. ¿Dónde quedó toda la confianza, el amor hacia mi misma y mi altanería porteña? Se fueron. Cuando al intentar darle un beso de bienvenida giró la cara con un “ausente” saliendo por su boca, se fueron. Y duele, y me acurruco, y lloro y muero de a poco pero no del todo. No queda otra que despedirse de aquel que te hace mal. Lamento que no haya sido antes de haber perdido una parte de mí. Quizás algún día alguien la encuentre y me la devuelva. O junte fuerzas y la vaya a recuperar por mi cuenta. Aunque si eso significa verte con un Ausente pegado en la frente quizás te lleves de nuevo alguna que otra parte de mí y alguna que otra sonrisa agridulce.

Check Also

África: Carta a mis lectores

Mañana salgo camino a un curso de off-road para mi y Kimie y luego nos …

12 comments

  1. La verdad me dejaste con la boca abierta y la mente vagando por ahi…. como puede haber alguien que describa tan bien lo que alguna vez senti? Te felicito…. simplenente hermoso.

  2. marcelo troncoso

    que triste, lo siento mucho, no se que decirte pero así son los amores y siempre que llovió paró, como los viajes, pasajeros, estas en un lugar y luego otro, la vida sigue y lloverá las veces que sea necesario hasta que alguien no se despida nunca mas de vos, siempre pero siempre después de la tormenta llega el sol, ese sol que secara tus lagrimas de sal, el sol que te dirá te quiero hasta el final de la vida. Animo, la lluvia es parte de la vida. Te mando un beso a través del viento y espero que llegue, te quiero y cuídate mucho.

    • 🙂 Eso fue hace año y medio Marce! Ahora estoy perfecta. Ya no lloro por amor, soy feliz nomás o sigo sola. Por ahora sola pero feliz. Cuando esté con alguien será acompañada y feliz también. Abrazos!!!

  3. Daniel Fagonde

    Hay un poema que me recitaba mi mama que decia, ” Porque a los 20 años reina la ley santa , cuando un ave muere hay otra que canta ” , un abrazo linda y cuando pases por Tandil avisa y te hacemos ( con mi mujer ) un asado de felicidad

  4. Wooow. Intenso…

    Sólo puedo decir, si de algo sirve, que es bueno morirse, porque después de cada muerte va quedando libre ESO que es Real y nunca puede morir hasta que nos liberamos por completo.

    Bendecida seas en esta y todas tus experiencias, Guada.

  5. Tremendo texto, no se… será que he sentido eso o a veces vuelvo a caer en eso; así… tal cual, tal cual y tal cual.
    Y las palabras son las justas y tus descripciones son las justas.
    Uno no entiende por qué si da una cosa recibe otra… ja.
    Lo que pasa es que la vida es una experiencia subjetiva… y pocas veces compartida cabalmente. Y somos presos de nuestra subjetividad que no nos permite ver lo real: proyectamos sobre cualquiera… lo que queremos, ja. Y después no entendemos: ¿Cómo pudo hacerme esto?
    Y el otro problemilla recurrente, es eso de poner nuestra valoración en las manos de otro. Claro… despues se “lleva” nuestra identidad. Y para completar nuestro engaño, lo culpamos… por ser ¿lo que es?
    Que culpa tiene?
    En fin, lejos de tenerla clara, a penas voy aprendiendo…
    Estoy leyendo algo de tantra y siempre el asunto es que nuestro eje lo ponemos en los demás. Asi que hay muchos ejercicios para centrarse, reenfocarse.
    El problema siempre esta en uno.
    Un gusto Guadalupe… Ja, no te voy a decir que sos hermosa, ni a felicitarte o llenarte de halagos para no descentrarte. Mas vale decirte: ¡Que sigas siendo feliz con lo que haces!

    • Tal cual Gon! El único sustento de nuestro eje tiene que estar dentro nuestro, sino somos veletas caminando por el mundo y el mundo tiene poco que ver con ello. 🙂 Y acabo de escribir esto antes de que apareciera la palabra “tantra” :P, pensamos igual. Pero es un ejercicio difícil que se hace de a poco, o al menos en mi caso… un aprendizaje continuo. Jajaja Un abrazo grande y a seguir aprendiendo y contagiando. 🙂

      • Y sí… lo mio fue una exposición teorica!
        Tal vez hay que tener más presente que el otro es alguien para compartir y no la “fuente” de nuestra alegria.
        Abrazo viajera de vos misma!!!
        Ja… sí… hay más fotografias de tu mente que de tus viajes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *