Home / Países / América / Mercado de Las Brujas: costumbres aimará en La Paz, Bolivia

Mercado de Las Brujas: costumbres aimará en La Paz, Bolivia

La Paz, esa tacita de tierra y casas por doquier que trepan por los cerros haciendo muecas de valentía a los derrumbes; esa ciudad con las cabinas del teleférico que bajan y suben, es una telaraña de costumbres, mitos e historias ancestrales que continúan vivas a través de sus pobladores. Basta con caminar por las calles Linares, o las calles adyacentes Santa Cruz, Illampu y Sagárnaga, para darse cuenta de ello. El Mercado de Las Brujas, si bien se ha tornado comercial y turístico, conserva el encanto de saber que no te mienten cuando te dicen que aún se llevan a cabo rituales aimará y quechuas para contentar a la Pachamama.

IMG_6361
El teleférico aún es una novedad. Es muy barato y se utiliza como transporte público mayormente para la gente de El Alto.
La Paz Bolivia teleférico 3
Tanto de día como de noche las vistas desde las alturas son bellísimas.

Las calles en sí son muy pintorescas con sus callejones de marcado estilo europeo y las fachadas bien cuidadas, en comparación al resto de la ciudad. Si girás a la derecha ves extranjeros y a la izquierda también; pero entre toda esa gente de rasgos forasteros se pasean las señoras de polleras con sus encajes y su sombrero de hongo. La mayoría habla aimará y un castellano muy tosco, que denota que fue su segunda lengua y que la usan sólo cuando les es necesario.

Mercado de las brujas La Paz Bolivia 10
Señora de pollera caminando por el mercado con su hija.
Mercado de las brujas La Paz Bolivia 2
Pollera, gorro y manta. Contrastes.
La Paz Bolivia catedral 3
Las típicas trenzas con sus adornos colgando mientras vende crema de postre.
La Paz Bolivia catedral 1
Un poco menos convencional.

Las tiendas de suvenires se esparcen a lo largo y a lo ancho del mercado. Las más atractivas son las que venden prendas artesanales de lana de vicuña o alpaca. También se consiguen trajes tradicionales, joyas, objetos de distintos metales y tallas de madera. Sin embargo, los artículos que más obligan a la mirada a posarse sobre ellos son los relacionados con la medicina tradicional y la magia.

Mercado de las brujas La Paz Bolivia 7
Figuras para atraer distintas suertes.
Mercado de las brujas La Paz Bolivia 1
El buen viaje.

Bolivia tiene la mezcla más marcada que vi hasta el momento de creencias indígenas en conjunción con las importadas por la cultura europea durante la conquista. La fe cristiana se propagó por todo el país pero no logró erradicar, muy a su pesar, los rituales para la madre tierra. El mercado pareciera gritar desde bien adentro, desde sus cimientos, que la cultura aimará sigue viva. También te lo confirman los ojos a medida que pasan por su ángulo de visión las figuras talladas de ranas que se utilizan para atraer el dinero, las tortugas para una larga vida, los cóndores andinos para el buen viaje, los búhos para la sabiduría, el sol para la energía, los pumas para hallar un nuevo empleo y los platos de hierbas de colores y semillas para que te deje de perseguir algún fantasma. Igualmente se encuentran plantas medicinales, picos de tucán secos para curar enfermedades, sapos disecados, viagras naturales, pócimas de amor, amuletos de la suerte, pomadas y ungüentos de víbora. Las virgencitas también poseen su lugar, explicando silenciosamente los cambios que hubo con la llegada de los españoles; e incluso se pueden ver los amuletos prehispánicos llamados huacos y el cambio en su figura a causa de la mezcla de culturas.

Mercado de las brujas La Paz Bolivia 4
Talismanes, cada uno con su propósito.

La fotografía que distingue a los mercados de bruja de cualquier otro, es el de un feto de llama. Se encuentran de a racimos o amontonados en cestas y de todos los tamaños. Es un símbolo de pureza e inocencia y se utiliza mucho para la magia aimará. Su costo comienza en 120 bolivianos y sirven para agradecer a la Pachamama devolviéndole un poco de aquello que nos provee hospitalariamente. El ritual es simple: se debe poner todo lo que se compre, incluido el feto de llama, en una canasta y luego quemarlo o enterrarlo. Para bendecir una casa nueva asegurándose una construcción sin accidentes y una vida feliz, se debe ofrendarla enterrándola en los cimientos antes de construirla. Para atraer buena fortuna hay que quemar un feto pequeño con alcohol y dinero mientras se mascan hojas de coca.

Mercado de las brujas La Paz Bolivia 5
Fetos de llama pequeños que contrastan con las banderas de distintos países para los turistas.
Mercado de las brujas La Paz Bolivia 3
Fetos de llama medianos con jabones y dulces.
Mercado de las brujas La Paz Bolivia 11
El feto de llama más grande que vi en el mercado.

Antes de que algún defensor de los animales ponga cara de espanto, como la puse yo, es menester aclarar que las llamas tienen muchos abortos naturales. Los fetos provienen de esos casos en los que rápidamente son disecados para realizar este tipo de prácticas.

La falta de otros productos provenientes de animales se debe a las prohibiciones municipales, pero no han podido limpiar las calles de los fetos de llama. En El Alto, barrio de La Paz, las ordenanzas surten menos efecto y se pueden encontrar narices de zorro para el mal de ojo, plumas de cóndor para el susto y polvo de lengua de perro para someter a la pareja.

Mercado de las brujas La Paz Bolivia 6
Así se decora la canasta. Los cuadrados de colores son dulces.

Curanderos y brujas circulan por la adoquinada Linares ofreciendo sus servicios. Adivinos de negros sombreros llamados Kallawayas te ofrecen leer tu destino en las hojas de coca. No son como los que uno se imagina endulzándote el oído. Si te tienen que decir que un familiar se encuentra pronto a morir o que el negocio irá mal, te lo dirán. Asimismo por la cifra correcta practican tanto magia blanca como negra, ayudándote con una maldición o a traer fortuna a la vida de un niño.

La cultura se pierde un poco por el turismo. La mayor parte del dinero que hacen las tiendas se debe a la venta de sus bienes para que ocupen un lugar preferencial en alguna vitrina de recuerdos. La falta de bolivianos ejerciendo ofrendas a la Pachamama, como se solía hacer, también se debe a la mezcla de culturas. Hoy en día los nietos de las señoras de polleras, antiguamente llamadas cholitas, no quieren aprender siquiera el idioma. La pérdida de la cultura nativa se realiza gradualmente extraviando los conocimientos ancestrales que fueron pasados de boca en boca.

Mercado de las brujas La Paz Bolivia 8
Turistas paseando sorprendidos con la novedad.
La Paz Bolivia catedral 2
A dos cuadras se encuentra la catedral.
La Paz Bolivia catedral 4
Belleza que quedó como herencia de los conquistadores.

El Mercado de Brujas fue, por una tarde, mi patio de juegos y, a la vez, mi escuela sobre la cosmovisión andina. Caminé de un lado al otro hablando con los vendedores que pacientemente me explicaron algunas creencias de este país multicultural que posee 36 etnias. Me dejó la sensación de que Bolivia está cambiando rápidamente. Ojalá que cuando vuelva aún exista la cultura aimará.

La Paz Bolivia teleférico 1
La Paz al atardecer.
LÍNEAS DE TRANSPORTE

El Mercado de Las Brujas queda ubicado en la ciudad boliviana de La Paz, capital del país. Se puede llegar a él con la línea del Sindicato de Trans. Río Abajo, c. R. Herrera esq. V. Burgoa por un coste de 6 Bolivianos o con el bus 42 de la Av. Mcal. Santa Cruz (3 Bolivianos).

Check Also

Mixeando en Vancouver

Vancouver es una ciudad tranquila, repleta de gente durmiendo en la calle que emigran de …

One comment

  1. Que lindas experiencias, conociendo distintas culturas Guada.!!.. Un abrazo a la distancia y buenas rutas! ns vs en el proximo articulo….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *