Home / Países / América / Lago puelo, Melba y sus piedras mágicas

Lago puelo, Melba y sus piedras mágicas

Tuve una noche de aquellas en las que, intentando esquivar la soledad, la encuentras de frente y te pones a llorar. Una noche de aquellas que se te notan en los ojos al día siguiente.

Mi cuarto es oscuro y solitario aquí en El Bolsón y estuve encerrada varios días a causa de la lluvia. La luz reanima mi alma, por ello decidí ir en busca de sol a Lago Puelo el primer día que dejó de llover. El cielo estaba cubierto de nubes y el aire frío se sentía congelado al acelerar mi moto, pero era tal la necesidad que el clima no importó. El paisaje me hizo sentir en medio de una comarca salida de El Señor de los Anillos. Mágico, con sus hojas de cientos de colores, sus altos árboles y casas de madera, animó mi alma en menos de lo que tardó en caer una de sus tantas hojas teñidas de otoño.

IMG_1348
Apenas caminas hacia la izquierda tenés este paisaje que en otoño se cubre de colores y en verano de verde.
IMG_1349
Me gustó la sombra proyectada sobre las piedras.
IMG_1448
Un poco más allá de la playa chica, en la que podes tirarte a tomar sol o pegarte un chapuzón en el lago.

Apenas llegué, el sol apareció entre las densas nubes. Mi mente le abrió algún recoveco para que se asomara. Rodeé el lago caminando, escalé algunas piedras, leí junto a un árbol, comí zarzamoras de las plantas y algunas zanahorias que llevé, intenté acariciar un pato y observé el contraste de sus cuerpos contra los colores de la montaña cuando salían volando todos juntos apenas consideraban mis pasos demasiado cercanos.

IMG_1429
Estas no estaban a punto aún, quedaban pocas.
IMG_1406
Me tenté con los patos, quería una foto de cerca.
IMG_1386
Pero no me dejaron y en cambio los hice hacer ejercicio.

Al retornar decidí ir por un camino en el cual había visto a dos chicos con camperas de motociclistas que me dieron curiosidad. Ya no estaban. En su lugar encontré a una señora con un sombrero estilo Cowboy y una pollera larga. Estaba hablando por teléfono pero al verme pasar me llamó, cortó y me pidió que le cuente mi historia. Me dijo que estaba escribiendo un libro con los relatos de todas las personas que pasaron por su banquito. Me preguntó por la mía. Apenas le conté sobre mi vida y sus giros no pude aguantarme preguntarle por la suya. También había viajado pero hacía ya muchos años decidió quedarse en El Bolsón. Vivía gracias a sus piedras y sus postales.

asaasas
Piedritas, postales y mil historias.
btbbt
Mi piedrita.

Una ceja levantada se adelantó a una idea. “¿Te puedo pedir un favor? ¿Si te doy una piedrita se la llevas a un amigo en el pueblo? Ahora lo llamo para decirle que te espere frente a la capilla. Quiero que se conozcan. Él se está volviendo a Buenos Aires pero también le gustaría viajar.” – me dijo. Según lo hablado, se me cruzaron por la cabeza mil posibilidades: 1) era un ser de aire con buenas intenciones (me dio la sensación de aire desde que la vi), 2) era una estafa e iba a terminar atada a un árbol mientras se llevaban mi moto (poco probable dado que la capilla quedaba en un lugar muy céntrico), 3) estaba intentando manipular a su amigo para que deje a su novia que no lo dejaba hacer lo que quería (otra posibilidad dentro del mundo femenino que alguna vez he presenciado). La curiosidad me llevó a decirle que sí.

Me dio dos piedras, una para mí y otra para él. Me contó que lo había conocido allí mismo. Él estaba tocando música celta en su violín dentro del lago. Le gustó tanto el lugar que se quedó y ella lo hospedó en su casa. Ahora vivía con la novia y estaba planeando volver a la ciudad que lo vio nacer. Guardé las piedras y salí en pos de una historia sin darme cuenta que allí había terminado.

Lago Puelo 13
Este es El Bolsón. Cuando fui al supermercado me ofrecieron bolsas y dije que intentaba no utilizar plásticos innecesariamente. Fue la primera vez que no se sorprendieron. Acá hay muchos ecologistas, huertas naturales y gente que conecta con la naturaleza.
Lago Puelo 12
Uno de los paisajes de los alrededores con sus árboles amarillos por el otoño.
Lago Puelo 11
Camino a la capilla por calles internas.

Cuando lo conocí me pareció una persona buena y tímida. Le entregué su piedra, nos abrazamos y nos despedimos. Me fui a sentar a la plaza a pensar sobre lo que había sucedido. La respuesta de él ante la piedra fue buena. Me dio a entender que mi primer pensamiento, el de creer que ella era un ser de aire bondadoso no estaba tan lejos de la realidad, al menos en ese presente donde le regalaba una piedra a una extraña para que le enviara una a un amigo. A veces el mundo nos lleva allí donde nos necesitan pero nunca terminamos de entender el rol que jugamos ni las consecuencias de nuestros actos. Esta vez me gustaría saber si fue significativo o al menos una caricia al alma para ambos.

IMG_1268
Cartel de la plaza principal de El Bolsón. Naturaleza y magia.
IMG_1298
Familia comiendo en la plaza.
El Bolsón 2
Una niña que paseaba por allí de un lado al otro.

Mi piedrita tiene un uso particular. Melba me pidió que le dijera un momento de mi niñez que me sumiera en felicidad y me pidió que si se la daba a alguien para que la sostenga le pregunte el suyo y le comparta el mío. Intento no llevar recuerdos físicos que no sean prácticos por lo que la dejé en el hotel con una postal explicando su uso y pidiendo que me escriban compartiéndome un momento. Aún no recibí mail alguno pero las esperanzas continúan. Mi momento especial gira alrededor del árbol de la casa de mi abuela, un tala viejo con un hueco en su base. Era un árbol mágico en el cual dejaba miel y comida para los gnomos y al otro día encontraba juguetes artesanales de madera o materiales naturales. Para mí era un lugar mágico y me recuerda, al igual que los paisajes de Lago Puelo y la historia con Melba, ese mundo de hadas, duendes y gnomos.

El Bolsón 7
Ojalá que entiendan la letra….
El Bolsón 5
Ese día me fui a dar unas vueltas por las casitas de la colina.
El Bolsón 4
Y volví a mi hospedaje entre muros verdes.

DATOS SOBRE LAGO PUELO

El lago queda dentro del Parque Nacional Lago Puelo que se anexó al Parque Nacional Los Alerces en 1937. Situado en el noroeste de la provincia argentina de Chubut, protege bosques andino-patagónicos, estepa, montañas y regiones de los altos Andes sin sufrir heladas ni nevadas debido al microclima que posee.

Actuales poblaciones mapuches viven al este de los límites del parque. Bajo permiso especial, en el sector sur también se encuentran pobladores que desarrollan actividades productivas y una escuela provincial de educación primaria.

En 2014/5 el parque padeció catastróficos incendios forestales, que resultaron en un lento proceso de recuperación de su flora y fauna. Muchas de sus laderas se encuentran despojadas de vegetación. De todas formas, muchas otras aún conservan su belleza y la costa del lago no fue afectada. Podes encontrar más información en español en Welcome Argentina y en Parques Nacionales.

Lago Puelo 1
Parecen petisos pero la persona a lo lejos da una idea de la inmensidad de los árboles y su entorno.
IMG_1414
¡Hasta Pronto!

Check Also

El presente y estar presente

Algunos de los que viajaron por un tiempo y luego se quedaron quietos, hoy parecieran querer …

19 comments

  1. Esa mujer me vio crecer.
    Y también sus piedras.
    Las cosas están mucho más unidas de lo que pensamos.
    Te quiero pimpinela viajera!

  2. Pua.. Q letra.. No coincide con tu belleza física….

    Exitos!

  3. Hermoso, lastima que no te indicaron donde esta el perque de los duendes, tebiba a fasinar.

  4. Por un momento pensé que ibas a salir que ahora viajaban de a dos gracias a la piedra y si éso pasaba me cortaba las venas con una galletita Melba. Yo también tenía un bosque encantado de niños en la casa de mi bisabuela, tenía hasta un río para mi, algo que ahora no deja de ser una canaleta de riego cuando la veo.
    Muchos brasileros en el camino no? Veo que ya escribís “CAMINHADAS” en lugar de caminatas (primera foto)

    • jajaja Sabías que te adoro Capitán Toba? Siempre que hay un comentario tuyo es el primero que leo porque sé que tengo una risa asegurada. 😛 Yo también tenía rio!!!! Que lindo recuerdo Capitán. Muchos brasileños pero por la ruta 3, por la 40 no vi ninguno, ya hace frío y creo que son como yo, huyen. jajaja Ahí arreglo lo de la foto. Abrazos a toda la flia!!!!

  5. buen diiiaa guada, un verdadero lugar en el mundo lago puelo! voy seguido x esa zona. cuando pases x neuquen si es que pasas te esperan unos buenos mates junto al rio,y si hay tiempo asadito tambien! con opcion a guia turistico en 2 ruedas obvio. abrazo enorme buenas rutas y que sigan los km!!!!!

  6. Melba Maite es un ser de luz. Tengo sus piedras decoradas como solo ella lo hace y la recuerdo bella, única, imponente. Y…al hacerlo, aparece la magia, la paz, y el deseo de volver, buscarla, abrazarla y llevar nuevamente otro recuerdo de su arte que adorna el alma. Y como marco… Lago Puelo… Con su magia . Extraño esos lugares y solo pienso en el momento del reencuentro. Hace tres años fui con mi esposa pero no pudimos dar con Melba… Sin dudas un ser de luz, una parada obligatoria para sentirse como en un oasis en el desierto, para luego, purificados, seguir por los senderos. Ruego por volverte a ver. Melba. Abrazo infinito y ojalá puedas leer esto que te dedico con el alma. Fernando

  7. Melba tiene ese misterio y esa paz que solo las personas de buen corazon tienen, no hay muchas como ella, fue breve nuestro encuentro baje del micro y ahi estaba ella ofreciendo sus piedras hermosas, dedicando a cada persona una sonrisa y una esperanza… ojala la vuelva a ver …

  8. Yo visite el Lago Pueblo el día sábado 21de enero 2017 y me encontré con Melba un ser muy especial

  9. Naty. Que bueno lo que contás. Es totalmente cierto el sentimiento que describis. Es lo que despierta al verla. Brindo por ella y por vos . Y abrigo el mismo deseo de volverla a ver. Luz para tu vida. Fernando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *