Home / Países / Asia / Algunas cosas que aprendí sobre los hospitales de Indonesia – Consejos básicos

Algunas cosas que aprendí sobre los hospitales de Indonesia – Consejos básicos

Como muchos saben me rompí un pie en Sumatra, me internaron por una bronquitis que se complicó, me mudé a Java para ir a otro hospital por el pie roto y (esto no lo sabían antes) me hice una amiga médica que me explicó un poco cómo funciona la medicina aquí. Por ello decidí escribir algunos consejos básicos para que no pongan la misma cara de frustración que en algunos casos puse yo.

IMG_8349
El hospital en Yogyakarta, un lujo en comparación a los que vi en Sumatra.

Los hospitales de Indonesia son de propiedad privada, del Estado o administrados por organizaciones militares o no gubernamentales. Sólo 5 de los 1’800 hospitales del país fueron acreditados a nivel internacional. Vas a ver algunos de construcciones lujosas pero no necesariamente quiere decir que son mejores. En general los hospitales indonesios hacen muy poca inversión en maquinaria e instrumentos y se manejan con aparatos viejos o básicos.

Algunas de las clínicas internacionales disponibles las podés encontrar en:

SOS Internacional

Médico Global

BIMC

Pueden ser más caras pero se supone que la atención tiene un estándar más alto.

IMG_8354
Algunos tienen dentro cafeterías, panaderías, ATM y bancos.

CONSEJOS Y ADVERTENCIAS:

  • Los médicos no suelen hablar bien inglés. Depende mucho de donde te encuentres. La comunicación es esencial. Intentá ir a un hospital donde haya al menos alguien que pueda traducir o tomate un avión a una ciudad grande.
  • Los indonesios se ponen nerviosos frente a extranjeros por lo que hablar enojado puede que influya en su forma de pensar y que decidan algo que no está bien. Lo mejor es hacer preguntas para entender pero sin que interpreten que querés que hagan algo distinto. Por ejemplo, el yeso debe estar apretado. En mi ignorancia les dije que me apretaba demasiado y estuvieron a punto de sacármelo sin preguntar ni explicarme el por qué. Por suerte estaba chateando con un doctor de mi país que me dijo que era normal y que lo deje como estaba.
  • Si te pasó algo grave pero aún podés movilizarte intentá ir a una ciudad grande en lo posible turística para que te atiendan.
  • SIEMPRE es recomendable pedir ser atendido por un especialista ya que los médicos clínicos no suelen ser buenos. Por ejemplo, a mi me dijeron que el pie no estaba roto dos veces hasta que me vio el traumatólogo. Varios expatriados me comentaron casos similares.
  • Es conveniente tener una lista mental de preguntas antes de la consulta. Están acostumbrados a darte medicamentos y mandarte a casa sin explicarte nada. Si se les pregunta amablemente van a hacer el esfuerzo pero casi nunca te dan información de más. Por ello es mejor estar preparado.
  • SIEMPRE que pienses que no te atendieron bien o que están errados pedí a tu seguro consultar otro especialista.
  • SIEMPRE sé cordial. Tené en cuenta que hacen las cosas de la forma que les enseñaron y que están intentando ayudarte por más que el resultado no sea de tu agrado. Se logra más con una sonrisa y una explicación que con enfado.
  • Tené en cuenta que si te internan y te querés ir no te pueden retener. Lo más probable es que te pidan que esperes entre una y dos horas hasta que resuelvan el tema del seguro. Firmás los papeles correspondientes y podés irte.
  • Es posible que varias veces te pidan pagar alguna cosa (RX, remedios, etc.). Recordáles que el seguro médico se hará cargo de ello (se les suele olvidar).
  • El sistema de seguros médicos aún está en pañales en Indonesia. Como las compañías generalmente tienen partners locales es posible que tengas algunos problemas. Lo mejor es decirle a tu seguro que te saquen una cita con el doctor y que dejen claro en la nota que cubran todo lo que el médico considere necesario dentro de lo estipulado por el contrato. Dos veces me pasó de quedarme más de dos horas esperando la autorización para las radiografías que tenía que ver el médico. La gente del hospital va a intentar ayudarte pero no están acostumbrados a lidiar con este tipo de problemas. Hay que pedir hablar con los representantes del seguro del país para decirles que llamen al tuyo para confirmar. Es probable que no quieran hablar con vos pero sirve de detonante para que solucionen el problema. Al principio van a intentar que vos los llames pero los teléfonos que seguramente te dieron son internacionales y además estás enfermo. Ellos se tienen que ocupar, no te dejes intimidar.
  • Si no tenés seguro médico, llevá siempre efectivo ya que la mayoría de los hospitales no acepta tarjetas de crédito y algunos cajeros tienen límite diario por tarjeta. Tené en cuenta que hay poca o ninguna regulación sobre los precios por lo que es recomendable contar con un seguro.
  • Incluso en los hospitales muchas veces practican o aconsejan medicina tradicional. Por ejemplo, cuando estás engripado y con tos te pasan una moneda entre las costillas quedando la piel con hematomas. Incluso lo realizan en niños pequeños. Siempre podés decir que no y pedir que te vea otro médico. Algunas prácticas tradicionales son muy buenas, como los masajes para aliviar los problemas musculares. A mí me lo recomendaron cuando aún no sabía que tenía el pie roto. Lo importante es que primero te diagnostiquen correctamente.
  • Cuando saques un turno preguntá si el horario que te dan es exacto o no. Me ha pasado de quedarme dos horas esperando porque era por número, orden de llegada o gravedad. Generalmente si no es exacto conviene ir un poco más tarde ya que el médico suele atrasarse.
  • El médico te receta los medicamentos pero no te explica para qué son ni como tomarlos. El que se encarga de eso es el farmacéutico que te los entregará después de la consulta. De todas formas es mejor preguntarle que te está dando así podes quitar alguna cosa que no necesitás o consultarle si pueden agregar otra que te parezca  que (por ejemplo analgésicos si tenés algún dolor fuerte).
  • Número de emergencia para una ambulancia local: 118. En caso de poseer seguro o servicio privado hay que consultar el número de emergencia con la empresa correspondiente. En casos extremos, puede ser necesaria la evacuación médica o repatriación. Los pacientes no asegurados que requieran evacuación tienen que financiarlo por adelantado. Por ello es importante contar con seguro médico.
  • Frente a un caso grave los expatriados suelen viajar por tratamiento a Singapur. En este caso lo mejor es consultar con el médico para que te ayude a ver si es necesario el viaje.
  • Si pedís ayuda te van a ayudar. No hace falta ser fuerte en todo momento. Es mejor curarse bien y no correr riesgos.
IMG_8353
Cada tanto vez algún médico trasladándose dentro del hospital en bicicleta.

Los hospitales son una experiencia más para sumar al viaje. En algunos vas a ver médicos desplazándose en bicicleta, paquetes enviados en tubos transparentes por el techo, bancos, ATMs (cajeros automáticos) y gente comiendo cosas extrañas. Los ayudantes van a mostrarse contentos y hacer bromas para hacerte reír. Se respira un ambiente relajado.

Es probable que si te internan en un lugar donde no están acostumbrados al turismo occidental vengan las enfermeras a sacarse fotos con vos. Cuando veas la cara de entusiasmo que ponen te va a costar decir que no por más bizarra que parezca la idea. En Bandar Lampung debe haber más de una foto mía circulando por ahí con suero en la camilla e intentando sonreír.

Al principio estaba asustada, con mucha fiebre y me costó relajarme en el hospital. Cuando ya estás ahí, no hay otra opción y lo peor que puede pasar es que sigas enfermo. Así que a dejar de lado el deseo de un portal tele transportador y a relajarse, dejarse atender, preguntar todas las dudas y cuidarse.

IMG_8358
El que me recomendaron en Yogyakarta.

Check Also

Quiero ser libre también

Hace tiempo que mis letras andan calladas. Mi teclado no extraña el contacto de mis …

6 comments

  1. Hola Cata, siento mucho lo de tu pie, y te agradezco la información que nos suministras, pues una no sabe en que momento pueda necesitarla, sobre todo, cuando estas acostumbrada a viajar a diferentes lugares del planeta.
    Cómo sigues de tu pie? Te acuerdas de mí, verdad?, nos conocimos en Beijing, cuando uvas al templo Lama, compramos unos colgaderos sonoros bastante curiosos, lo digo, porque no he visto uno igual.
    Un abrazo y muchas bendiciones, espero que nos volvamos a ver algún dia.

    • Hola Isabel! Que lindo encontrarte aquí. Me acuerdo de vos, aún tengo el sonajero. debería haber comprado unos cuantos porque tampoco volví a ver uno así y me encanta. Mi pie mucho mucho mejor ahora, después de algunos cosas de mala praxis se recuperó y gracias al médico de Singapur me quedé tranquila. Ahora viendo si me puedo quedar a trabajar en China. Vos cómo estás? Espero que bien! Te mando cariños y un gran abrazo!!! Si necesitas algo escríbeme. 🙂

  2. ¡Hola!

    Espero que estés mejor del pie!

    ¿Puedo preguntarte qué seguro sacaste? Vamos a estar por ahí pronto y estoy investigando 😀

    • Hola Nico! Fijate cual es el más barato según lo que necesitás. Primero me fijé qué me daban, yo necesito médicos, dentista y remedios por las dudas por ejemplo (las demás cosas me dan lo mismo). A mi me sirvió Assist Med. Si lo contratás porfa deciles que fuiste de mi parte! 😛

  3. Hola voy a estar por Bali en unos días que seguro sacaste y como lo puedo hacer desde china?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *