Home / Reflexiones / Acerca del Mundo, de Dios y de los miedos

Acerca del Mundo, de Dios y de los miedos

Soy Argentina y estoy orgullosa de serlo. Pero antes de ser Argentina soy del mundo. De afuera hacia adentro. ¿O será de adentro hacia afuera? ¿Belgrano, Capital Federal, Buenos Aires, Argentina, Del Mundo? Quizás lo veo de afuera hacia adentro, en mi afán de bomba implosiva, porque no puedo estar en dos lugares al mismo tiempo. Quizás son las dos cosas a la vez, y por ello no puedo verlo. Ver es una forma de decir sentir, presentir. Utilizo el verbo en un sentido más amplio, más real y más místico. Aún me siento rara al decir esa palabra: místico. Me da una sensación de tabú, de magia y ritual antiguo. Pero lo místico está unido a lo sagrado y, a su vez, a Dios. Y Dios es el todo. ¿Si estoy confundida Dios también? No. Dios me abarca pero al ser todo ve todo… lo ve todo al contener el tiempo de forma no lineal. Abarca el pasado, presente y futuro a la vez. Yo solo veo mi presente, y ni siquiera tan bien. ¿Y mi camino? Pensé todo el día en esto y de repente me embargó un cosquilleo señalándome que llegué a algo cierto. El camino que debo seguir no es otro que el que estoy siguiendo. Mi camino es lo que hago ahora, y lo mejor es dejarlo fluir desprovisto de miedos. Ahora estoy parada aquí, ¿donde quiero estar el próximo segundo? En la casa de mi amiga tomando un mate. Ok. Hablando con mi amiga me dice de irme con ella a Rio porque de casualidad le ofrecieron una casa por un mes y quiere probar suerte. Tengo delante una encrucijada, lo que elija está bien. Pero si quiero ser feliz debo elegir desprovista de miedos. Puedo evaluar los posibles tropezones, pero no dejar de hacer por miedo a, sentirme flotando en una nube de inseguridades. Si nada es seguro, ¿Qué es lo que importa? Solo hacerme feliz a mí y a los demás. Esto último por vocación, quizás no es la tuya, quizás solo quieras hacerte feliz a vos y es igual de válido.

Dicho esto, me quedo con el pensamiento rondando por mi mente y me voy a comer kipes. Dulces sueños (en un sentido más amplio).

Check Also

Caminar por la Isla del Sol y de la Luna – Bolivia

A pesar de que las lanchas salen temprano estaba bien despierta por el frío de …

4 comments

  1. Acabo de ver un papel con esta WEB pegado en el subte.
    Flor de viaje te vas a hacer, suerte con eso.

    Slds!

  2. ¡Hola! Leí una nota sobre tu viaje y me dio curiosidad… me encantó tu página web. Los distintos registros de la experiencia. Relatos, poesía, consejos prácticos… ¡realmente espectacular!

    Yo vivo hace tres años y medio en Roma con recorridos por “trabajo” (soy cura y vine a hacer un doctorado en teología acá, pero además en el verano y las vacaciones de invierno he ido a dar una mano a distintos lugares del país) y sentía una afinidad entre tu experiencia y la que creo que tenemos todos los que vivimos algún tipo de éxodo, de salida de nuestra tierra y de nosotros mismos. Me encantó leerte (me queda bastante material por leer, por suerte 😉 ) . Este texto en particular me hizo acordar a algo que decía Juan de la Cruz: “Para venir a lo que no sabes has de ir por donde no sabes”. En esa experiencia de “perderse” haciéndonos viajeros, experiencia tan rica y atemorizante al mismo tiempo está mucha veces escondida nuestra identidad. ¡Yo apuesto a eso al menos! Gracias por compartir tu experiencia. ¡Un beso grande!

    • Hola Eduardo! Me encantó la frase, sobre todo porque la comprendo desde su esencia. Pienso igual. El viaje para mí es un encuentro espiritual muy grande y para mi sorpresa cada día estoy más en afinidad con el amor hacia todos y todo que profesaba Jesús (la sorpresa por el puente a la religión porque no soy católica). Me encontré con unos jesuitas en Madrid y amé esa rama tan austera y tan de respetar al prójimo y sus costumbres. Fueron los únicos que no intentaron evangelizarme y realmente me sorprendió su forma de vivir la palabra de Jesús así que gracias a ellos hice las paces con la religión que si bien la respetaba como creencia (cada uno elige), no como institución. Como vos creo que en eso de perderse es donde está la clave para encontrarse. Y cuanto más uno piensa que menos sabe, también más encaminado a la sabiduría está. Al menos apuesto eso ;). Gracias por escribirme y bienvenido. Cualquier cosa en la que te pueda ayudar me avisas. Y si hay alguna comunidad para ir a visitar también. Un abrazo grande y buenos vientos!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.