Home / Países / América / Argentina / #1 Despedida y primeros días en la ruta

#1 Despedida y primeros días en la ruta

Comenzó el proyecto. La despedida fue muy fuerte por más que no pude dedicarle demasiado tiempo a nadie. Los nervios se calmaron en cuanto me subí a Sami y pude salir sin temblar ni caerme a pesar de que no había prácticamente dormido. En el medio de la Avenida 9 de Julio me falló el embriague y la encendí de nuevo en cambios, no está de más decir que fue porque me ajustaron el juego (distancia del embriague) y aún no me había acostumbrado.

Un grupo de motociclistas me acompañó un tramo y cargando gasolina una señora me pidió permiso para sacarme una foto mientras me preguntaba si era famosa. Me dio risa, “es sólo que hay mucha buena gente que vino a apoyarme por más que no me conocían señora, los gajes del oficio de seguir sueños”.

IMG_1402
Gracias a todos por venir a apoyarme. 🙂

Apenas comencé mi recorrido en solitario aceleré un poco porque ya era tarde y, si andás en moto, seguro sabés lo duro que es el frío por la noche ya para esta época del año. Se suponía que en cierto momento tenía que subirme a un rulo pero lo pasé y paré 50 metros después. Había escuchado un “pum pum” y me concentré en sentir la moto para ver si había pinchado sin darme cuenta ya que el ruido se produjo cerca de la rueda trasera. Me distraje y me pasé. Paré en un descampado pero todos subían al rulo y los demás seguían sin prestarme atención. “¿Y ahora a quién le pregunto?”… caminé dos cuadras y, gritando hacia el otro lado de la autopista, un señor me dijo que era por ahí y que vuelva en contramano. El video lo dice todo.

Para intentar dar la vuelta, agarré a Sami e intenté girar completamente avanzando con el embriague en un terreno muy irregular. Me agarró un poso, no hice pie y se me fue al piso. Era obvio y así y todo lo intenté de esa forma, aprendí de terca. El baúl y las defensas (los caños que tiene delante la moto) hicieron que mi pierna no se golpeara para nada, el problema era cómo levantarla. Imaginate una chica de 45 kilos intentando poner su trasero debajo de la moto para levantarla de espalda (hay una técnica específica). Sami estaba cargada con 58 kilos detrás y yo no levanto más que la moto sin carga… imposible. Tuve la suerte de que un hombre en una combi me vió, frenó y mientras se reía me ayudó a levantarla en un segundo entre los dos. Listo, fuimos por el rulo de la autopista. Cuando logré subir me crucé de nuevo a un motociclista que había pasado sin poder parar y se ve que dio la vuelta. Que gente linda.

Después de mi ridículo monumental a los 20 minutos de salir todo fue bien. Lento pero bien. Aprendí que es mejor ir por el medio del carril cosa que si se te pegan para pasarte tenés lugar para correrte. Entiendo los inconscientes que se te pegan con el auto porque nunca se subieron a una moto entonces no saben, pero me pasó una R1 (moto de cilindrada 1.000) a 270 km/h, estimo, pegada al punto que casi me toca el espejo: a ese le hubiera dicho de todo si me lo hubiera vuelto a cruzar. ¡Las pequeñas somos bravas señor! ¡A ver si tiene más cuidado con la vida de los demás! Me enojé de pensarlo.

Mi técnica para los camiones es desacelerar y luego acelerar apenas están a mi lado. Para los que no saben, los camiones re direccionan el viento armando un remolino, a unos metros de su parte trasera, que te puede tumbar dependiendo del clima y si estás distraído. En general se portaron bien, creo que por mis zig-zag en el carril no quisieron arriesgar (si das a entender que no pueden confiar en tus capacidades de manejo por las dudas se alejan, otra técnica muy “Araoz”).

FullSizeRender-5
Un poco del camino con distintos dorados… los girasoles de fondo.

La gente me sacaba fotos en el camino desde la ventanilla del auto. ¿Tan astronauta parezco? Las piernas estilo palito saliendo de una campera abultada con firuletes rosas, un casco blanco muy Power Ranger y la moto con baúles y dos bolsos enormes a mi espalda es sin duda una imagen un poco caricaturesca. Lo que me sorprendió es que todos los motociclistas te saludan como si fuéramos todos del mismo pueblo o de la misma nacionalidad en un país lejano. Como aún me siento un poco fuera de ese mundo maravilloso y extraño, me sorprendo con esas cosas que a aquel que haya viajado por el país y en moto le resulta de lo más normal. Que mala fama tienen las personas sobre la moto en Capital Federal a causa de los “motochoros” y cuan equivocados están en meter a todos dentro de ese prejuicio “por las dudas”. Pocas veces e visto tanta solidaridad. Un chico se bajó de la autopista y dio la vuelta para ayudarme, eso si vas en auto no pasa seguido y en moto pasa incluso cuando sos hombre. Me siento en un mundo diferente por más que siga “en casa”.

Se me hizo tarde, el sol comenzó a bajar y tuve que acelerar a 90 km/h. El frío me calaba los huesos y ya no entendía si era yo la que temblaba o Sami que vibraba por el peso. Creo que ambas.

Finalmente llegué a Azul y fui directo a La Posta del Viajero en Moto. Me sentí tranquila al ver a El Pollo y escuchar sus anécdotas increíbles de viajeros que atraviesan desiertos en solitario y dan cuatro veces la vuelta al mundo. Muchos dejaron su marca en las paredes de La Posta. Por suerte no me dejaron sacar la carpa y dormí en un colchoncito abrigada. Muy temprano filmé un poco el lugar y partí rumbo a Necochea.

No había podido comprar el desayuno debido a la hora pero apenas salí hacia la ruta tres tuve la suerte de ver un panadero descargando la mercadería de la combi. Le consulté para qué lado debía ir y si podía venderme un pan para el desayuno. Me dio una factura gigante sin cobrarme nada a pesar de mi insistencia. Tres mordiscos y al camino.

Ni bien tomé la ruta 86 paré a estirar las piernas. Ya no sabía cómo poner el trasero en la moto. Me levantaba cada tanto, sin parar, para descansar “las cachas”. El asiento es fino y duro, no está diseñado para largas travesías sin cambiarlo por uno de gel o ponerle una almohada.

El paisaje sublime compensaba los pozos gigantes cada dos metros. Lagunas rodeadas de campos de girasol y subidas con bajadas empinadas que me daban la sensación de estar por sumergirme en un mar verde con olor a otoño. A veces el mar se veía interrumpido por una tupida cabellera dorada que me daba ganas de tener una mano gigante para peinarla. Me sentía dios. Viajar me hace sentir parte del mundo. Y cuando digo que me sentía dios también quiero decir que sentía que todo lo que me rodeaba era dios. Porque dentro de mis extrañas y rebuscadas creencias, para mi el dios del que todos hablan es “el todo” y qué mejor forma de conectarse que el viento de la tarde con el sol que te broncea la sien y los campos que elevan olor a verde intenso. Qué mejor que eso.

Llegué a Necochea. Papá me recibió con un abrazo y me cocinó por un par de días. Playa, puerto, pescadores, gente que te saluda y te pregunta de dónde sos, otros que te dejan pasar primero con la moto, el pueblo fantasma de las tres de la tarde cuando todos duermen la siesta o se van a disfrutar de la playa porque en esa franja horaria no se trabaja: ¡que vida apacible!

Salí por primera vez en un diario (Ecos Diarios) y tuve el placer de ir a Radio Maestra que queda dentro de un teatro o “el mini Colón” de Necochea. Mucha comida, dormir bien, reponer fuerzas y Tiger Balm (pomada) para mi mano derecha que quedó dolorida de tantos pozos en la ruta. Mañana, después de tres días, iré camino a Bahía Blanca. Ya tengo donde quedarme y un asado armado para el viernes. La comida no está dentro de mi presupuesto pero por ahora todo viene viento en popa. Presiento que el viaje comienza mañana, ya te contaré.

FullSizeRender-6
Las playas de Necochea.

Capital Federal – Azul

Agarré por la autopista 25 de Mayo, Riccheri, autopista Cañuelas-Ezeiza, ruta 205, ruta 51.

La 205 en muy buen estado, la 51 con algunos pozos. Hay camiones pero respetan el carril incluso para pasarte (no ocupan el tuyo).

KM: 340

Gasolina: 8,5 litros (2,5 litros cada 100km)

Azul – Necochea

Agarré por la ruta 3 y luego la 86. La 3 está perfecta. La 86 repleta de pozos que a veces no se dejan esquivar y además también tiene desniveles que te hacen saltar incluso a 80km/h (cuidado). El paisaje es hermoso sobre todo en época de girasoles (hay lagos rodeados de cultivos).

KM: 260

Gasolina: 7 litros

Check Also

Cómo viajar en Estados Unidos con 2 USD diarios

Los estadounidenses tienen una fascinación con los viajes de carretera. El carro/auto es un símbolo …

28 comments

  1. Genial. Una pregunta…el casco te queda algo grande?? Con la poquita experiencia que tienes en la moto, y las vueltas que nos das a los que tenemos experiencia, pero no tenemos agallas para hacer esa locura.
    Felicidades.

    • Hola Javi! todo lo contrario, me quedaba super apretado que dolía y ahora se amoldo y queda justo. Es un sponsor así que me aconsejó bien cuál ponerme. 🙂 Gracias y buenas rutas!

  2. FACTURA en Argentina le llaman a lo que nosotros le llamamos PAN DULCE, para los mexicanos FACTURA es el papel comprobante de pago y propiedad de algo, de un auto de una moto.

    Se me hizo prudente alcararlo ya que podriamos entender que con el pan te dio una FACTURA GIGANTE que te lo estaba cobrando carisimo!!y fue todo lo contrario
    Saludos

  3. Te quiero tanto! Vamos que se puede. Te mando muchos abrazos de luz amiga! 🙂

    • Ai, sos un amoooorrrrr!!!! 🙂 Acá Pablito también los sigue y yo sabes que te super adoro amiga. Te mando un abrazo enorme y más luz para esa persona luminosa que sos.

  4. ¡Qué cacho de factura! Ese panadero es un groso… Muy bueno lo de la Posta del Viajero en Moto, no sabía de su existencia. Que sigan los buenos vientos Guada! Abrazoo

  5. Grande, linda forma de arrancar el viaje… jajaj son esas cosas que te hacen un motero y es parte de la aventura que solo conocemos y entendemos los que viajamos en moto. Besos

  6. Que bueno !!!..me encantó !!!…paciencia con la moto después de un tiempo la vas a sentir ya parte de tu cuerpo y eso te hará entrar en súper confianza. Yo también me caí de la moto a los días de comprarla, paciencia. Recuerda que nunca estas sola, siempre estamos con vos y te vamos apoyar en lo que sea. El sur argentino es hermoso !!! te va a encantar !!!. Te mando un besote enorme y espero que nuestros caminos se crucen pronto por América. Besotes, cuídate y buenos vientos y rutas para vos.

    • Hola Marce, es hermoso por acá. Si, igual en camboya me caí y me operaron dos veces del hombro a raíz de eso. La enduro la siento menos peligrosa de todas formas que las chiquitas. Confío en ella. 🙂 Buenos vientos!!!

  7. Hola Guada.. que lindo este post y ver todo lo bien que la pasaste en los primeros días a pesar de ser una experiencia muy arriesgada!! 🙂 Te mando millones de buena energías desde Colombia, muchos éxitos en tu viaje, y sigue haciendo videos, la verdad me gustaron muchos.. como que sentí que estaba ahí contigo! jejeje Un abrazo

  8. te felicito por el viaje que estas haciendo. los mejores deseos para vos y que se cumplan todos tus sueños.
    saludos desde trelew, Chubut.

  9. Hola guarda, que bueno que puedas realizar esta aventura impresionante. Sos muy grosa

  10. Hola Guada, fijate si conseguis un cuero de oveja para el asiento, te cambia un monton el viaje, el trasero te lo va a agradecer jajajaa…Ahi en la patagonia lo encontras seguro. Si necesitas algo en Ushuaia avisá, conozco gente que te puede dar una mano. Saludos!

  11. Ricardo Puente

    Hola Guada. El 6 de marzo estuve en La Posta y me comentaron de tu viaje, me parece espectacular.
    Yo tambien ando en moto, y he viajado bastante siempre en solitario, recorri el pais desde Ushuaia hasta La Quiaca, sólo me falta pisar Chaco y Formosa, el resto del pais ya lo transité. Tambien estuve en Chile, Perú (Machu Pichu) y Bolivia.
    Cuando llegues a la isla y se termine el pavimento, averiguá que camino te conviene tomar, porque hay dos alternativas, un camino donde circulan todo tipo de vehiculos, y otro donde no pueden transitar Micros y camiones. Esto es muy importante, porque al ser un camino de ripio, los vehiculos despiden piedras y es peligroso. Al menos era sí cuando yo viaje con mi moto. Te deseo lo mejor, sigo con ansiedad tu periplo a travez del sitio. Mucha suerte!

    • Hola Ricardo! muchas gracias. 🙂 Ahora hay uno solo y un desvío intransitable de ripio que tomé por equivocación. 😛 Pero ya estoy en Rio Grande a salvo y con conocimiento de cómo manejar en ripio feo feo. En solitario es distinto y hermoso. Que sigas viajando mucho más y buenos vientos!!!!

      • Ricardo Puente

        En Rio Grande vive un amigo motero que viaja en moto con su señora, se llama Ricardo Perry, lo conoci el año pasado en Córdoba en un encuentro de KLR. Lo podes ubicar por el Face, si necesitas algo seguramente te ayudará. buenas rutas

  12. Hola Guada…que la Virgencita de Lujan, patrona de los caminos te acompañe siempre y te cuide…de alguna manera todos estamos viajando con vos en esta aventura…disfrutala a pleno y cuidate mucho…buenas rutas !!!
    Te saluda con el pulgar arriba el Sargento Garcia ja..ja..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *